Empezaron a cortarles la luz a las escuelas de Cipolletti

Es por falta de pago. Se movilizaron padres, docentes y alumnos



CIPOLLETTI- Por si algo le faltara a la crisis educativa, en Cipolletti se sumó ayer un ingrediente por demás preocupante: por falta de pago le fue cortado el suministro eléctrico a varios colegios, por lo que no hubo clases.

Los cortes de luz afectan al colegio 17 “Patagonia”, la Escuela Industrial de Mengelle al 2.000 y el Centro de Capacitación Laboral, que funciona en el mismo edificio; el Colegio Manuel Belgrano y el “República de Italia”, nocturno; el Centro de Enseñanza Media 35 del bario El Manzanar y la escuela primaria 262, entre otros.

En el Belgrano se añade otra contingencia adversa: la imposibilidad de salir con llamadas telefónicas externas. Ese colegio es cabecera del Plan Nacional de Becas para Río Negro y el hecho de no mantener un seguimiento con la base en Buenos Aires atenta contra las posibilidades de alumnos de escasos recursos que aspiran a ese beneficio. Tampoco funciona el fax, que incluso usaba la supervisión, por lo que tampoco pueden ingresar materiales.

Mientras tanto, estudiantes, padres y docentes marcharon ayer desde las 19 por calles cipoleñas levantando las banderas de la defensa de la escuela pública y gratuita y en repudio a la Ley Federal de Educación.

Al final de la manifestación, en un acto que se realizó frente al Paseo de la Familia, un vocero de los estudiantes, Pablo, cuestionó el hecho de que el gobierno provincial no le pague a los docentes ni los servicios de luz y gas para las escuelas locales.

En la marcha se encolumnaron unas 300 personas, en su mayoría estudiantes, con una bandera del CEM 17 al frente y otra con un “No a la Ley Federal de Educación”.

Por lo menguado de la falange se obvió la convergencia a la rotonda cercana a los puentes y sólo hubo un bullicioso recorrido urbano.

Las autoridades de la supervisión del CPE de Cipolletti comunicaron la novedad de los cortes a la delegación regional del Consejo Provincial de Educación, con sede en Cinco Saltos.

La respuesta, se supo, fue que esta situación recién podría normalizarse entre el miércoles y jueves de la semana entrante.

Empero, el problema se agrava ya que el lunes se produciría el vencimiento del plazo -ya prorrogado, inclusive, por la solidaridad de la prestataria privada del servicio- para pagar las facturas de los demás establecimientos de nivel primario, por lo que el corte se generalizaría.

“Este es el caos de la educación. El mismo caos de la provincia, que involucra también a la salud pública y a la justicia”, dijo ayer Mabel Rigoni, de la Unter-Cipolletti.

Sostuvo que la falta del cobro de haberes y estos cortes de servicios en los colegios generan “un estado de depresión y bronca muy grande”.

Ayer un grupo de padres visitó “Río Negro” y también denunció la situación calificándola como “inadmisible e injustificable”.

Bajo presión, el Concejo de Cinco Saltos repudió la ley Federal de Educación

CINCO SALTOS- El Concejo Municipal aprobó ayer en una maratónica y tensa sesión extraordinaria, pedida por padres y docentes, una declaración en contra de la Ley Federal de Educación y en favor de los derechos de los docentes y de todos los trabajadores públicos de Río Negro. En cuanto al pedido de los padres para que se declare la emergencia educativa, se informó que está vigente una declaración de 1995.

El presidente del CM, Juan Molina, intentó que la postura del bloque radical sobre el planteo de los docentes se entregaría “por escrito”, pero los docentes no lo aceptaron y decidieron no dejarlos salir del recinto.

Docentes en retención de servicios y pocos padres acudieron a la sesión realizada con la presencia de todos los concejales en la sala Roberto Estévez. Cuando algunos padres dijeron entender que la discusión con los docentes era exclusiva del sector, se fueron pidiendo una respuesta en lo inmediato “y que se nos conteste por separado”.

La declaración pide el urgente restablecimiento de los servicios de educación y de todos los organismos del estado. El CM se expresó contrario a la eventual municipalización y/o arancelamiento de la educación y la salud; ratificó la vigencia del Ipross dentro de la órbita estatal y con la directa participación de los usuarios-trabajadores del Estado; pidió el pago inmediato de los salarios atrasados sin descuentos por ningún concepto y la no modificación en la forma de pago legal, ni nuevas reducciones salariales. Plantea el rechazo al pago en cuotas de los salarios o en bonos; gestionar la presencia de la presidenta del Concejo Provincial de Educación, Ana de Mázzaro, a una sesión extraordinaria del CM; requiere al Poder Ejecutivo provincial que instruya a los legisladores que presenten un proyecto para la derogación de la Ley Federal de Educación y se pidió la reglamentación de la ley 2444.

La redacción de la declaración que se aprobó surgió en base al proyecto presentado por el justicialismo, el de la Unter, el petitorio de los padres y el que acercó el radicalismo después de intentar postergar el tratamiento.

“Me están pidiendo soluciones acá y no sé si no pasa por la municipalización de la educación y la salud” dijo alegando una posición “personal” en un momento.

Esa respuesta movió a una batalla verbal. “¿No puede pagarle a los municipales y se va a hacer cargo de la educación?” le preguntaron los docentes.

Sobrevinieron varios cuartos intermedios no exentos de gritos y cánticos y cuando se acordó consensuar una declaración hubo momentos tensos.

El justicialismo pidió la votación nominal del bloque oficialista pero Molina no lo permitía. Los docentes insistían y la sesión peligraba. Hasta que se paró la siempre silenciosa edil radical María Sosa. “Ustedes me ponen entre la espada y la pared, soy empleada de la provincia pero acá soy gobierno, no puedo hablar” expresó. Los docentes la arengaron para que no calle su opinión. Molina insistió en hablar en nombre del bloque. Finalmente Fernández tomó la palabra y en su nombre, el de Sosa y Rubén Parra aceptaron la inclusión de los “no descuentos”.


Comentarios


Empezaron a cortarles la luz a las escuelas de Cipolletti