Estarbien Empleo

Antes del síndrome de burnout viene el «burnon» y da señales de advertencia

Los argentinos son los más estresados en el trabajo. Según una encuesta regional realizada a fines del año pasado por un portal líder de empleo de Latinoamérica, el 94% de los trabajadores argentinos sufre del síndrome de Burnout o agotamiento laboral. La fase anterior se llama Burnon.

La cantidad de personas que padecen de estrés por el trabajo va en crecimiento en el país. Agotamiento físico, emocional y mental son algunos de los síntomas.

Por supuesto que el colapso no es algo que ocurre de la noche a la mañana. Después de semanas, meses o incluso años de sobreesfuerzo en el trabajo, una persona puede llegar a un punto de ruptura física y mental, conocido como agotamiento. Sin embargo, aunque mucho se ha dicho sobre el burnout, la fase de agotamiento en sí, poco se habla de la fase que viene antes: el burnon.

Este término fue creado por investigadores alemanes (Timo Schiele y Bert te Wildt) para describir el estado de las personas con altos niveles de estrés, capaces ya de causar daños a la rutina, el bienestar y la salud mental, pero en las que el individuo es capaz de mantener un cierto nivel de efectividad.

En la fase Burnon la gente trabaja y hace su vida como si todo fuera normal, aunque muchas veces se sienten exhaustos. Los individuos siguen siendo funcionales y pueden tener dificultades para darse cuenta de que ya se enfrentan a un estado que es necesario remediar para evitar el colapso.


Qué es Burnon y cómo identificarlo


A diferencia del burnout, que suele manifestarse con ausencias laborales, irritabilidad, caída de la productividad y otros síntomas visibles, el ‘burnon’ opera de manera más sutil. 

Aunque todavía no existe un abordaje científico sobre este tema, el burnon es entendido como un mecanismo de estrés relacionado con el trabajo con síntomas similares a los del burnout.

Generalmente, debido a la «adicción al trabajo», el individuo revela una sensación de agotamiento físico y mental crónico, disminución del placer en actividades fuera del entorno empresarial, desconexión emocional y persistencia de síntomas físicos, como tensión muscular y dolores de cabeza constantes.

La persona también parece identificarse con esa vieja idea de «labura que pasa» o «el trabajo dignifica al hombre», entre otras formas de dominación del sujeto para vincularlo aún más a la productividad.


Qué hacer el individuo para evitarlo


Establecer límites saludables en relación al trabajo es un factor de prevención importante. Otras estrategias pueden ser invertir en el autocuidado, pasar tiempo de calidad con amigos y familiares y respetar y priorizar el descanso y la desconexión.

Además, siempre vale la pena buscar ayuda de un profesional. Con un enfoque adecuado y un reconocimiento temprano, es posible manejar los efectos de este síndrome y mejorar significativamente la calidad de vida.


La responsabilidad de las empresas


Según Thais Mora, neurocientífica de la UFRJ (Universidad Federal de Río de Janeiro) invertir en una cultura que priorice la salud mental y el bienestar de los empleados es una de las mejores formas de protegerlos de enfermedades asociadas con estrés.

«Las empresas pueden hacer esto de muchas maneras, por ejemplo: capacitar a los líderes para que tengan prácticas de gestión anti-burnout, desarrollar a los empleados para mejorar sus habilidades de autogestión, priorización y gestión del tiempo, fomentar rutinas y acuerdos que respeten el equilibrio de la vida, evitar el cultura de urgencia y conexión 24 horas, fomentar pilares como la seguridad psicológica, la confianza y colaboración entre equipos, etc.”, afirma Mora.

Para la especialista, en general, las empresas necesitan invertir en acciones y prácticas preventivas, es decir, que eviten que las personas enfermen. «Ofrecer apoyo emocional y psicoterapéutico también es una acción importante, sin embargo, muchas veces esto sólo ocurre cuando los profesionales ya están enfermos».

Sin embargo, según el estudio realizado por el mismo portal líder de empleo de América Latina, el 56% de los profesionales de RR.HH no implementan medidas puntuales para combatir el agotamiento laboral.

Encontrá más noticias sobre BIENESTAR haciendo clic acá.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios