Si ven bien, aprenden mejor: ¿por qué es mejor hacer los controles antes de empezar las clases?

Todavía falta para el comienzo de clases, pero siempre es mejor prevenir y realizar antes los controles oftamológicos necesarios.





Los problemas relacionados con la visión durante los años de crecimiento pueden impactar significativamente en el bienestar de los más chicos.
El 80% de la información que recibimos llega a nuestro cerebro a través del sentido de la vista. Cualquier problema no detectado durante la etapa escolar de los niños impacta sustancialmente en su comportamiento en general y en sus logros académicos en particular.


Los problemas de foco incluyen un grupo de condiciones que impiden que los ojos vean una imagen definida. Los defectos principales en chicos incluyen la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.
Sin una visión clara:
• Un chico puede no ser capaz de ver el pizarrón y desempeñarse correctamente en la escuela.
• Un chico puede no ser capaz de leer, hacer deportes, jugar e interactuar socialmente con su entorno, disminuyendo su calidad de vida.
Todo esto puede llevarnos a creer que un niño tiene problemas de conducta o de aprendizaje cuando en realidad la dificultad puede radicar en un problema de visión pasado por alto.


La visión en números



• 165 millones de niños en el mundo tienen miopía en la actualidad y se estima que pueden llegar a 275 millones para el 2050.
• 44% menos chance de reprobar una cursada escolar tienen los niños que usan anteojos recetados.
• 90% de las personas que tienen disminución visual provienen de países de bajos o medios ingresos.


Para mantener una buena salud visual recordemos las 4 P recomendadas por la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera:

1- Prevenir:
• Comer sano
• Adoptar hábitos saludables
• Jugar en exteriores
• Reducir el tiempo de exposición a las pantallas

2- Proteger:
• Usar anteojos de sol de calidad
• Usar antiparras apropiadas según el tipo de deporte que se practique

3- Preservar:
• Realizar los controles médicos rutinarios
• En caso de tener anteojos prescriptos, usarlos según consejo médico
• No colocar medicación en los ojos sin realizar una consulta médica

4- Priorizar:
• Su salud visual: El control oftalmológico anual es tan importante como cualquier otro control médico de rutina.
• Todo chico debe realizar un control antes de iniciar el año escolar a fin de detectar tempranamente defectos visuales que puedan impactar en su aprendizaje.
• No debemos ignorar señales que indiquen disminución visual.
Recordemos que un chico puede necesitar un control visual si:
• Fue prematuro
• Tiene dificultades en su desarrollo y aprendizaje
• Si sus padres o hermanos necesitan anteojos
• Si se queja de molestias oculares como enrojecimiento, ardor, lagrimeo, desviación ocular o tiene necesidad de frotarse frecuentemente los ojos.
• Si necesita acercarse a la televisión o a los objetos para verlos.
• Si necesita mover la cabeza o entrecerrar los ojos para definir objetos.
• Si se queja de dolor de cabeza, cansancio visual o visión doble.


Tips inteligentes para chicos listos:



• Jugá al menos 1 a 2 horas en exteriores: Se ha probado que ésto reduce el riesgo de miopía.
• Tomá pequeños recesos mirando lo más lejos que puedas cuando hagas tu tarea.
• Cuando estés con la computadora usá la regla del 20/20: Cada 20 minutos, mirá a la distancia por 20 segundos antes de retomar tu trabajo.
• Si te cuesta leer y tus ojos o tu cabeza se sienten raros o duelen cuando tratás de fijar la vista pedile a tus padres que te lleven a un chequeo visual.

Médica Oftalmóloga (*)
(*) Hospital Italiano de Buenos Aires
MN 112149 MP 332301
facebook.com/bettygiselle.arteaga


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Si ven bien, aprenden mejor: ¿por qué es mejor hacer los controles antes de empezar las clases?