Tras los comentarios antisemitas, Adidas corta su relación con Kanye West

West, que ya fue expulsado de Twitter e Instagram por publicar un mensaje amenazante contra la comunidad judía, fue ahora desvinculado de Adidas. .

La empresa alemana de equipamiento deportivo Adidas, cuyos fundadores tuvieron lazos con Adolf Hitler y el partido nazi, puso fin a su colaboración con el rapero estadounidense Kanye West, también conocido bajo el nombre de Ye, después de sus comentarios antisemitas de las últimas semanas, anunció la compañía. «Tras un estudio en profundidad, la sociedad tomó la decisión de poner fin inmediatamente a la colaboración con Ye», declaró el grupo en un comunicado. «Adidas no tolera el antisemitismo ni cualquier otra forma de discurso de odio», añadió.

La compañía había dicho a inicios de mes que estaba revisando su relación con West luego del escándalo de la Semana de la Moda en París. Allí, West apareció con una remera con la frase “White Lives Matter” (“La vida de los blancos importa”), una especie de burla en relación al lema “Black Lives Matter”, símbolo de las protestas antirracistas de 2020 en Estados Unidos. De la misma forma, llegó a asegurar en Twitter que George Floyd, víctima de brutalidad policial en 2020 (murió asfixiado con la rodilla de un policía, que lo sostuvo contra el piso durante casi 9 minutos), en realidad “había muerto de sobredosis” y que el Policía “no lo estaba asfixiando”, aún cuando la causa ya dictaminó que el agente Derek Chauvin fue culpable de su fallecimiento.

La remera de “White Lives Matter”, que generó gran polémica y causó que Adidas pusiera a consideración su relación comercial.

En seguida, West fue expulsado de Twitter e Instagram por publicar un mensaje amenazante contra la comunidad judía. 

El fin de la colección Yeezy tendrá «un impacto negativo de hasta 250 millones de euros en el resultado neto de la compañía en 2022», advirtió el grupo. Adidas recalcó que es «el único propietario de todos los derechos de diseño de los productos existentes (…) en el marco de la asociación», anticipando una posible batalla legal.

Las ventas de las famosas zapatillas superaron los mil millones de dólares en 2019, según la revista Forbes. Kanye West también presentó ocho colecciones de ropa Yeezy, estas últimas, considerablemente menos exitosas.

El divorcio entre Adidas y el rapero supone un nuevo golpe para la compañía alemana que ya revisó a la baja sus objetivos anuales por una cifra de negocio hundida por la política cero covid en China y la caída en el poder de compra en los mercados occidentales.


Une decisión que llegó un poco tarde


La decisión de Adidas llegó después de varios días de presión. Activistas por los derechos humanos señalaron a la compañía alemana por su silencio sobre los comentarios hechos por West. «Miles de firmas y ¿ninguna palabra @adidas? Tu silencio es un peligro para los judíos», tuiteó el representante de la Liga de Antidifamación, Jonathan Greenblatt.

«No podemos permitir que sea normalizado el #antisemitismo de Ye – todos debemos exigirle a Adidas que se aleje del odio con la condena de su retórica racista y la evaluación de su colaboración».

La compañía había dicho que estaba revisando su relación con West luego de que apareciera en el desfile de modas en París con su ofensiva camiseta.

Durante el fin de semana una pancarta fue colocada en una autopista de Los Ángeles con la leyenda «Kanye tiene razón sobre los judíos», y «Toca la corneta si sabes».  Algunos activistas fueron fotografiados haciendo el saludo «Heil Hitler». 

El lunes, CAA, una de las más grandes agencias de talentos de Hollywood, cortó su relación de trabajo con West. La productora de televisión y cine MRC dijo que archivaría un documental ya terminado sobre sobre el rapero. «No podemos apoyar ningún contenido que amplíe su plataforma», dijo la compañía, citada por el diario Los Ángeles Times.

«El silencio de los líderes y las corporaciones cuando se trata de Kanye o del antisemitismo en general es desolador pero no sorprendente. Lo que es una triste novedad es el miedo que los judíos tienen de hablar en su propia defensa». 

Otras figuras de la industria del entretenimiento, incluyendo el director ejecutivo de la gigante de las agencias Endeavor, Ari Emanuel, instó a todas las compañías a cortar sus lazos con West.  «Aquellos que continúen haciendo negocios con West le están dando una audiencia a su odio disfrazado», escribió Emanuel en el Financial Times. «No debería haber ninguna tolerancia para el antisemitismo de West».

La semana pasada la casa de modas Balenciaga rompió su colaboración con West, diciendo que «no tenía ninguna otra relación o planes para proyectos futuros con este artista».

La exesposa del rapero de 45 años, Kim Kardashian, publicó en sus redes sociales este lunes un mensaje contra el discurso de odio sin mencionar al padre de sus hijos. «Apoyo a la comunidad judía e insto a poner fin a la terrible violencia y a la retórica odiosa contra ellos», escribió.

El rapero mantuvo una colaboración con Nike hasta 2013. Su primer modelo de zapatos Yeezy con Adidas fue lanzado en 2015. La colaboración lo convirtió en multimillonario.  Junto con Beyonce, Stella McCartney y Pharrell Williams, West ha sido uno de los principales nombres usados por Adidas para impulsar sus ventas. 


© Agence France-Presse


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora