En el camino de la música

Viajes, conciertosy cursos, entre los proyectos.



#

estudio

cultura

Lo armó en el fondo de su casa. “Me invitaron a hacer un curso en España. Otra opción es ir a Buenos Aires. Estoy viendo qué hacer”, dice.

Nehemías Aguilera tiene 19 años y desde los 11 descubrió sus habilidades para tocar el piano. Siempre le gustó ese instrumento y por eso empezó a estudiar en un conservatorio local que luego le permitió conocer a su actual profesor. Busca reafirmarse y encontrarse profesionalmente. Evalúa como proyectos un viaje al exterior que le permitirá “conocer otra gente y ampliar los pilares para mi carrera”.

En el fondo del patio de su casa, Nehemías logró tener un espacio físico dedicado a la ejecución de piano. Allí funciona un “pequeño estudio” donde practica a diario. Cuenta que está dedicado a la música desde pequeño porque siempre con su familia cantaban o ejecutaban algunos instrumentos. En su caso, también tocaba la guitarra y la batería. A los 11 lo anotaron en una de las sedes del conservatorio Fracassi con la profesora Isabel García y Omar Castillo. En el último tramo del programa de estudio, empezó a rendir dos años en uno para poder concluir junto con la escuela secundaria. Egresó como técnico Químico de la EPET Nº 1.

“En el 2009 vino el examinador y me invitó a Buenos Aires a tocar en un concierto y a preparar una obra porque todos los años se hace el concierto de muestra de los alumnos”, recuerda. Ese mismo año conoció a su actual maestro, Manuel Decara, con quien empezó a tomar clases luego de audicionar, sin dejar el conservatorio.

“Hace dos años que viajo semana por medio. Viajo dos veces por semana y recibo clases de dos horas, cuando tenemos un compromiso ensayamos tres”, explica. Toda la clase está dedicada a la práctica del instrumento, aunque también “recibo aportes teóricos, escuchamos obras y también me da para que estudie solo”, relata. Nehemías dice que optó por tocar el piano desde “una búsqueda personal”. A partir de ahí entendió que quería buscar la profesionalidad “como artista y músico, poder ser más serio y tener una forma de vida”. Egresó el año pasado de la EPET Nº 1, y al contrario de lo que podría pensarse, “me gustó muchísimo la Química”. Sin embargo, como medio de vida, busca profesionalizarse en la música. “De acá en adelante lo que busco es tratar de desarrollarme como artista, porque no sólo es sentarse y practicar sino enriquecerse y aprender a tener apertura y es todo un camino difícil”, sostiene.

Por ahora, esta elección no le permite mantenerse. “Tenemos recaudaciones pero son pocos. Este año sólo hice tres y por suerte me pueden bancar mis viejos, pero la idea es que si pueda vivir de esto”, acotó.


Comentarios


En el camino de la música