En la oscuridad se rompió el Perito Moreno



Actualizado a las 12:50

EL CALAFATE, Argentina (AP) - Con un ruido ensordecedor, el imponente glaciar Perito Moreno cumplió cerca de la medianoche del lunes su esperado ritual de derrumbar su pared de hielo de 60 metros de altura sobre las heladas aguas del lago Argentino, en la provincia austral de Santa Cruz. El ruido de la caída se escuchó en varios kilómetros a la redonda. Pudo ser presenciada solamente por un reducido grupo de los miles de turistas que desde hace cuatro días aguardaban el acontecimiento, ya que la mayoría se había retirado a descansar, después de largas horas de vigilia.

El fenómeno había ocurrido en 2004 y anteriormente en 1988. Los plazos han ido variando en las pasadas décadas por motivos que los geólogos y expertos no han llegado a determinar y que algunos atribuyen al temido recalentamiento global. El enorme Perito Moreno ocupa una superficie de 600.000 hectáreas y tiene la singularidad de que se mantiene estable, e incluso avanza, cuando otros glaciares están perdiendo terreno. Uno de los mayores avances se registró en 1947, cuando el glaciar se apoyó en tierra firme y arrasó con un bosque de lengas, un árbol típico de la zona patagónica andina. Numerosos turistas, muchos de ellos extranjeros, habían aguardado este momento desde que el Perito Moreno comenzó a crujir el pasado viernes.

También montaron permanente guardia varias estaciones de televisión argentinas y extranjeras, que mantenían enfocadas sus cámaras durante horas sobre la enorme mole de hielo, que tiene reflejos azulados. El Perito Moreno está situado en el Parque Nacional Los Glaciares, uno de los más atractivos centros turísticos de la Argentina, a unos 2.100 kilómetros al sudoeste de Buenos Aires. Declarado por la UNESCO Patrimonio Natural de la Humanidad, el glaciar recibió el año pasado la visita de 460.000 personas, la mayoría extranjeras.


Comentarios


En la oscuridad se rompió el Perito Moreno