En Río Colorado la expectativa es grande





RÍO COLORADO (ARC).- El fútbol de Río Colorado vivirá un fin de semana que podría quedar en la historia grande o pasar a ser una gran frustración. Independiente tendrá en las próximas horas una definición mano a mano con Maronese para mantenerse en el Argentino B, mientras que Buena Parada buscará revertir un 0-1 ante Belgrano de Esquel para conseguir el ansiado ascenso a esa misma categoría. Se trata de algo de relevancia, sobre todo pensando que esos clubes compiten dentro de una comunidad de 15.000 habitantes y participan de una liga de apenas ocho clubes, que preside José Rodríguez y es cuestionado por los propios afiliados debido a diferentes desmanejos. Pero el esfuerzo individual de las instituciones, entre logros y fracasos, sostiene a la sede madre que el próximo mes cumplirá 72 años de vida. Independiente subió el año pasado a la competencia federal vía invitación. Mañana tendrá que afrontar un partido a todo o nada ante Maronese (en cancha de Círculo Italiano). El ganador zafará del descenso y el perdedor jugará una ‘promo’ con Germinal de Rawson. Mientras, en Buena Parada sueñan con dar vuelta el resultado ante Esquel y conseguir un logro que sólo materializaron en la cancha Cipolletti e Independiente de Neuquén.

Maro y el Rojo empataron dos juegos y ganaron uno por cada lado.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
En Río Colorado la expectativa es grande