Calefaccionar los ambientes: recomendaciones para hacerlo de forma segura

La distribuidora de gas Camuzzi brindó recomendaciones para calefaccionar los ambientes a pocos días de iniciar la temporada invernal. Con las mismas buscan reducir los riesgos de generar monóxido de carbono y sus posteriores consecuencias.

A pocos días de iniciar la temporada invernal, la distribuidora de gas Camuzzi brindó recomendaciones para calefaccionar los ambientes de forma segura y así reducir los riesgos de generar monóxido de carbono. Al ser un gas difícil de detectar, es causante de numerosas muertes todos los años en el país, por lo que subrayaron la importancia de prevenirlo.

«Es un gas sumamente peligroso» que se produce por una mala combustión, explicaron. Los combustibles fósiles necesitan oxígeno para quemarse y cuando este es insuficiente, se produce una combustión incompleta del combustible y se forma monóxido de carbono. El mismo es difícil de detectar por ser inodoro, incoloro, insípido y no irritar.

Para prevenir su producción, desde la distribuidora plantearon la necesidad de ventilar de forma permanente todos los ambientes y verificar que no haya obstrucciones en las rejillas de ventilación, ni en conductos de evacuación de gases y chimeneas. A su vez, «dejar siempre una rendija abierta para que circule y se renueve el aire«, remarcaron.

Por otra parte, recomendaron prestar especial atención a las llamas: el color «siempre debe ser azul con los extremos transparentes«. En caso de reconocer una llama amarilla o anaranjada, es un indicador de mal funcionamiento de los artefactos y «es la señal de alarma más notoria que tenemos para detectar un problema en forma temprana».

No utilizar el horno o las hornallas para calefaccionar: estas consumen mucho oxígeno del ambiente y no fueron diseñadas con esa intención. Además, subrayaron la importancia de mantener las hornallas de la cocina limpias de líquidos y alimentos «porque eso obstruye los quemadores y genera una mala combustión», explicaron.

Recomendaron también verificar de forma regular con instaladores matriculados el funcionamiento de los artefactos a gas, sus conductos de evacuación y las ventilaciones, «sobre todo cuando bajan las temperaturas, ya que se ponen en funcionamiento las fuentes de calefacción luego de largos períodos sin uso», explicaron.

La distribuidora de gas recordó que «está prohibido el uso de cualquier artefacto que no sea de tiro balanceado en dormitorios y baños«. Por ejemplo, calefones y calefactores de tiro natural, que tienen un conducto al exterior por el que evacuan los gases quemados., y utilizan el oxígeno del ambiente para su combustión, entre otros.

En los ambientes en donde hay artefactos de cámara abierta, son obligatorias las rejillas de ventilación permanentes, debido a que para la combustión toman el aire necesario del ambiente en donde se encuentran instalados. Por otra parte, «solo se deberán instalar artefactos aprobados por los Institutos avalados por el Enargas» mencionaron.

Para identificar una intoxicación con monóxido de carbono es necesario reconocer los síntomas. Esto puede ser difícil debido a que son similares a los de una gripe o malestar estomacal. Sin embargo, hay indicios que permiten distinguir una intoxicación leve de una grave.

Una intoxicación leve se manifiesta con debilidad, cansancio y tendencia al sueño; dolor de cabeza, náuseas y vómitos; dolor de pecho y aceleración del pulso. Un caso grave, que se produce según el tiempo de exposición al gas y su concentración en el lugar, se identifica por una temperatura corporal baja, respiración irregular, convulsiones, pulso lento y/o irregular, tensión arterial baja, y hasta paro respiratorio.

Si se detecta alguna situación de emergencia, desde Camuzzi explicaron que en primer lugar hay que dar aviso inmediato al sistema de emergencias de la zona. Retirar a la persona intoxicada del ambiente contaminado, trasladándola a un área libre de gases tóxicos, preferentemente al aire libre abrigada y recostada.

«Si la persona está inconsciente, tomarle el pulso y cerciorase de que respire. En caso de que haya tenido un paro respiratorio, se deberá practicar reanimación cardio-pulmonar«, detallaron. En estas circunstancias, «asegurarse que la ambulancia se encuentre en camino».

Ante alguna emergencia, «los usuarios podrán comunicarse con las líneas de atención «disponibles las 24 horas, todos los días del año»: en el caso de Camuzzi Gas Pampeana, el teléfono es 0800-666-0810 / 0810-666-0810; en el caso de Camuzzi Gas del Sur, el teléfono es 0800-999-0810 / 0810-999-0810.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios



Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora