Energía Mundo pyme

Los techos amigables llegaron a Neuquén

Desde comercios, casas, oficinas públicas y hasta edificios de departamentos instalaron paneles y termotanques solares e incluso jardines en el tejado. Permiten generar energías limpias, cuidar el ambiente y achicar las tarifas de servicios.

21 jun 2018 - 00:00

En los últimos tiempos varios edificios públicos y privados de la ciudad de Neuquén incorporaron algún tipo de energía renovable en sus instalaciones. Nos es un fenómeno masivo, pero sí una tendencia creciente que se estima que seguirá en alza a juzgar por la alta incidencia de las tarifas de luz y gas.

En mayo el banco Supervielle inauguró en Neuquén su primera sucursal en la Patagonia con criterios de sustentabilidad energética. En el edificio de 450 metros cuadrados se instalaron 24 paneles fotovoltaicos acondicionados a la superficie de mayor exposición solar que permiten generar 6,5 KW sobre un total de 43 KW que requiere el edificio, logrando ahorrar un 15% del consumo.

Además, sobre el techo se construyó una terraza verde flotante de 60 metros cuadrados montada sobre una estructura metálica independiente que permite absorber más de 1.300 litros de agua. “En breve utilizaremos el agua para el riego, además de colaborar con la no saturación del sistema de desagües de la zona”, comentó el gerente general del banco, Nerio Peitiado.

“Nos pareció una buena oportunidad implementar distintas iniciativas de ahorro energético”, explicó y resaltó que “la totalidad del sistema de iluminación es de tecnología LED, lo que genera un ahorro de un 30 por ciento sobre la instalación de lámparas de bajo consumo”.

Por otro lado, en el barrio Confluencia, la desarrolladora M+ se encuentra construyendo la torre Renova, un edificio de cinco pisos y 26 departamentos que contará con termos solares que ayudarán a disminuir la necesidad de usar la caldera de gas para el agua caliente sanitaria.

“La arquitecta que colabora en el diseño vive en Italia y nos comentó que allí estos sistemas se emplean desde hace años”, contó Fabián Merlini, responsable de la desarrolladora. Y aclaró que “no se registra una mayor demanda de compra pero todos los interesados están satisfechos con la propuesta”.

“La inversión es bastante alta y no se puede por ahora trasladar al valor de la unidad, pero lo incorporamos porque le da valor agregado y un diferencial para la comercialización”, precisó. Desde Galucci, empresa proveedora del sistema, aseguraron que es posible ahorrar entre un 40 y un 50 por ciento del consumo de gas para el calentamiento del agua.

Mientras tanto, se espera la reglamentación de la ley 27.424 de Energía Distribuida, que permitirá inyectar a la red la energía que los generadores no consuman. Desde la Cooperativa CALF indicaron que no se sabe todavía qué valor se pagará por esa energía.

También comentaron que no es difícil técnicamente la reinyección a la red y que países como Alemania y Noruega “tienen un 50 por ciento de cobertura con este sistema”. Sobre los plazos de amortización para quien lo quiera instalar, calcularon que es de cinco años promedio, con el valor actual de la tarifa.

En números
24 paneles
solares montó la entidad bancaria del centro neuquino. Les permiten autogenerar el 15% de su consumo.
60 metros
cuadrados tiene el techo verde de la sucursal. Se riega con el agua reutilizada del local.
Image

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.