Mendoza sumó una nueva concesión petrolera con una inversión de US$ 27 millones

Se trata del área Lindero de Piedra que quedó en manos de las empresas Hattrick Energy y la estatal Emesa. El plan de trabajo contempla 27 pozos. El nuevo bloque surgió de la exitosa exploración en la búsqueda de petróleo pesado.

La provincia de Mendoza sumó esta semana una nueva área a su mapa de la actividad hidrocarburífera con la concesión del área 43 a partir de la exitosa exploración que dio con un nuevo yacimiento. El bloque en cuestión se denomina Lindero de Piedra y será operado por Hattrick Energy en asociación con la Empresa de Energía Mendocina (Emesa).

Emesa había realizado trabajos exploratorios junto a Hattrick que permitieron marcar el descubrimiento de una cantidad de hidrocarburos suficientes para un plan de trabajo a 25 años. Es por esto que las empresas acordaron una inversión de 27,3 millones de dólares, un monto superior al inicialmente previsto.

El plan presentado por la UTE -en la que el 90% del activo corresponde a Hattrick y el 10% a Emesa- supera las expectativas, ya que originalmente se planteaban dos escenarios. El primero preveía el trabajo en 15 pozos y el más optimista por 25. Pero finalmente, el plan de trabajos acordado contempla la realización de 27 pozos y por eso elevó el total de compromisos de inversión.

El bloque contará además con el beneficio de un pago de regalías rebajado al 6%, es decir a la mitad del valor que normalmente se paga, ya que entre otros puntos se consideró que el petróleo que se obtendrá será del tipo pesado.

Mientras desde el gobierno mendocino se destacó que la nueva concesión «redunda en más generación de empleo y actividades para el sector hidrocarburífero en Mendoza”, el decreto de autorización marcó además que las firmas estarán obligadas a emplear como mínimo a un 75% de la mano de obra de esa provincia.

“En todas las contrataciones que realice en el marco de la concesión de explotación, así como sus contratistas y subcontratistas, el concesionario deberá emplear como mínimo 75 % de mano de obra mendocina”, señala el decreto. Además, establece las mismas reglas para las proveedoras de servicios y prevé un plan que garantice la compra de insumos locales.

De acuerdo al decreto de concesión, la UTE prevé además duplicar la capacidad de tratamiento de crudo de 600 barriles por día a 1.300, colaborando con la recuperación de la producción que la provincia apuntala con el plan Mendoza Activa Hidrocarburos.

Este programa de promoción para la reactivación permitió frenar el declino productivo de la provincia e incrementar las inversiones. En este año, el programa sumó compromisos de trabajo por 14.800 millones de pesos.

A ese plan se suma además un nuevo modelo de licitación contínua de áreas, algo similar a lo que realiza Neuquén a través de su empresa estatal GyP. En el caso de Mendoza son 12 las áreas hidrocarburíferas que este año saldrán a licitación en diversos llamados.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios