Mondrian, el artista que vio belleza y color en la geometría

Este año se cumplen 80 años de su muerte. El artista neerlandés, fue de los más grandes exponentes del arte abstracto geométrico, cuyas obras de colores puros son universalmente reconocibles.

Reconocido por sus pinturas de líneas negras, colores puros pincelados y abstracción geométrica como sello, este año se conmemoran 80 años del fallecimiento del artista neerlandés Piet Mondrian, uno de los modernos del siglo XX cuya producción trazó una búsqueda de un arte universal que lo llevó a ser parte del movimiento artístico “De Stijl” (El estilo), impulsado en 1917 en los Países Bajos y proyectado en una obra creada en París, Londres y luego Nueva York, donde falleció.


Exponentes del arte abstracto geométrico, Pieter Cornelis Mondriaan, conocido como Piet Mondrian (Amersfoort, 1872 – Nueva York, 1944), fue el hijo de un director de escuela calvinista y dibujante aficionado, y sobrino del artista Frits Mondriaan. De ambos recibió su introducción al arte, siendo su tío quien le dio las primeras lecciones de pintura a los 14 años, recibiéndose por mandato paterno como maestro de dibujo. A los 19 años ingresó en la Academia Estatal de Bellas Artes de Ámsterdam, donde recibió una educación artística tradicional, y es la ciudad en la que vivió casi 20 años.

La forma geométrica basada en el plano, el rectángulo, la presencia de las líneas horizontales y verticales y un número limitado de colores.


Pionero del arte abstracto, sus cuadros son el resultado de la larga búsqueda de una nueva forma de arte orientada al equilibrio y perfección formal, una progresiva estilización cuyo punto de partida fue el naturalismo y el impresionismo, presentes en sus paisajes, pasando luego por las corrientes del postimpresionismo, simbolismo y cubismo. A partir de 1908, su necesidad de innovar se hizo más evidente: dejó los paisajes naturalistas y encontró inspiración en la teosofía y las vanguardias.

Mondrian antes de la geometría


Pero existe un Mondrian previo a estas identificables geometrías asociadas a su nombre: el de los paisajes de su época en Ámsterdam, y el descubrimiento en 1903 del ámbito rural de la región de Brabant, con sus molinos de viento, granjas y graneros, que poblaron sus pinturas y le dieron respiro de la ciudad.
Allí descubrió un juego de líneas, planos y relaciones que anticiparon las posteriores exploraciones no figurativas.

“Composición con azul, amarillo, rojo, negro y gris”, del año 1922, solo se vislumbran los trazos hechos con estos colores primarios. Líneas puras. Abstracción completa.


Mondrian pintó naturalezas y bodegones, paisajes y retratos, dio clases de dibujo para mantenerse, y a los 39 años, después de ver la obra de Picasso y otros cubistas partió a París para seguir su búsqueda, dejando atrás casa, prometida y una carrera. En París estuvo entre 1912 y 1914, año este último en que visitó su país quedando varado ante el estallido de la Primera Guerra Mundial, pudiendo regresar a la capital francesa en 1919, y en esa ausencia, sin embargo, mantuvo el alquiler de su taller.

Mondrian, geometría y arte


A su vez, en ese tiempo de la guerra y en un país neutral, Mondrian conoció al filósofo teosófico M.H.J. Schoenmaekers, cuyo trabajo sobre el significado simbólico de las líneas y la construcción matemática del universo, influyeron decisivamente en su pintura.

«Broadway Boogie Woogie», terminada en 1943, poco después de su traslado a Nueva York en 1940.


Pero, un capítulo fundamental en su vida fue la participación en el movimiento -y la revista homónima- “De Stijl” (De Estilo), surgida en 1917, en Países Bajos. Allí Mondrian publicó ensayos y reflexiones sobre el arte y el “neoplasticismo”, el término acuñado por el artista que liberaba la obra de la representación de una percepción visual momentánea y respondía, en cambio, “a una visión abstracta global de la armonía del universo”.

Nunca me siento libre, siempre hay una compulsión que me impulsa a seguir adelante. Cuando un cuadro está terminado, me siento satisfecho por un momento, y luego la presión vuelve a aparecer. Siempre está en marcha».

Piet Mondrian.


El grupo rechazaba la realidad percibida y defendía un lenguaje pictórico restringido en sus elementos más puros: la línea recta, los colores primarios y los neutros negro, blanco y gris; innovando desde sus postulados el arte, la arquitectura y el diseño, borrando fronteras estrictas.


De personalidad sociable y parte de la vida parisina, en 1938 Mondrian se mudó a Londres, y dos años después viajó a Nueva York en barco desde Liverpool, escapando del nazismo que catalogaba su obra como “arte degenerado” -al igual que a Klimt y Munch, entre otros artistas- en plena Segunda Guerra Mundial, corrido por la avanzada de las tropas alemanas.


Como legado de su obra pueden observarse sus composiciones de colores primarios principalmente (amarillo, rojo y azul) junto al negro y el blanco como síntesis trasladados al diseño de sillones o cortinas de baño y otros objetos cotidianos. Y tan es así, que en ese flujo entre arte y el mundo de la moda, Yves Saint Laurent, entre otros, creó para su colección otoño / invierno 1965 una serie impactante de vestidos rectos, sin costuras visibles, que evocaban la geometría de Mondrian.
Pero más allá del arte abstracto o su obra previa que rompió con la tradicional pintura neerlandesa, a Mondrian fue un apasionado del jazz y le gustaba bailar.
Llegado a Estados Unidos quiso conocer los estilos musicales en boga y se interesó por el boogie-woogie, y los nuevos ritmos de la música norteamericana influyeron fuertemente en su trabajo. De hecho, sus últimas obras maestras -”New York City I” y “Broadway Boogie Woogie”- expresan esta nueva vivacidad a través del movimiento autónomo y alegre de los bloques de color, según concuerdan los especialistas. Mondrian falleció a los 71 años por neumonía en el hospital, dejando una inconclusa “Victoria Boogie Woogie”.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios