A los ojos de Marcelo Rucci, Rincón de los Sauces puede que no vuelva a ser la tierra de promisión de los ’70, pero sí el punto de partida para la expansión de su territorio político.

Desde la ciudad de 40.000 habitantes que le prodigó votos como a ningún neuquino, el intendente Rucci se imagina hoy heredero del jefe gremial petrolero y senador Guillermo Pereyra, frente a la percepción de su ocaso. De él mamó las mañas rudas del poder. También cierta astucia para hacer negocios.

Pereyra y Rucci tienen bastante en común: no se plantean dilemas éticos por mezclar funciones gremiales con cargos públicos, por percibir dos haberes simultáneos o por perpetuarse en el mando. Tampoco por combinar la actividad pública con la privada y hacer del mundo petrolero que dominan una pingüe oportunidad comercial.

Así como Pereyra no tuvo empacho en construir una amplia red de empresas para beneficio de sus familiares y -se presume- propio, Rucci aparece vinculado a sociedades que prácticamente abarcan todos los rubros imaginables de la actividad hidrocarburífera, al punto que en su pueblo lo asumen como “dueño y señor de Rincón”.

Al intendente y, a la vez, secretario administrativo del Sindicato de Petróleo y Gas Privado se le atribuyen intereses en 14 firmas comerciales de Rincón, aunque en los papeles aparece como accionista de una sola de ellas, una de las más importantes.

La mayoría de las sociedades está bajo el mando de su más confidente amigo, lugarteniente político y socio, el actual presidente del bloque del MPN del Concejo Ángel Salazar.

El círculo incluye a otro concejal de su tropa, a dos hijos de Salazar y -sobre todo- a un empleado del jefe del bloque, Eliezer Federico Trapaglia.

La tríada Rucci-Salazar-Trapaglia aparece fuertemente asociada a nichos de todo tipo, direccionados al rubro petrolero. Prestadoras de la actividad serían inducidas (por no decir obligadas) a usar los servicios que ofrecen las empresas “del intendente”.

Las sociedades administran 250 camas en hoteles, cabañas y departamentos de Rincón, Añelo y El Chañar; transporte y logística para cargas peligrosas; alumbrado nocturno de pozos petroleros; grúas y perforadoras; alimentos, bebidas y materiales de construcción; viandas, limpieza... de todo (ver infografía más abajo).

Las más importantes empresas están nucleadas bajo el denominado grupo Kompass, cuyas firmas insignias son Kompass SRL y Shale Kompass.

En la primera aparece como empleada en los registros de la Anses Daniela Rucci, hija del intendente y también concejal empenista. En la segunda, las actas muestran como socio al ex secretario de Energía neuquino Guillermo Coco, hoy asesor rentado del senador Guillermo Pereyra.

También el conocido empresario Claudio Urcera (quien fuera socio de la exesposa e hijos de Pereyra) figura como accionista junto al presidente del bloque emepenista en una firma relacionada a la industria eléctrica.

Así, directa o indirectamente, el intendente y tres ediles de un Concejo, que el oficialismo domina con holgura, comparten intereses lucrativos en Rincón y locaciones petroleras vecinas.

Marcelo Rucci: el heredero y su feudo
Rucci, su hija Daniela y Ángel Salazar
Camas para todos

Marcelo Rucci ha buscado mantenerse fuera de las composiciones accionarias de las empresas que se sospechan de su propiedad, salvo en una: Distribuciones y Servicios A&E SRL. Si bien tiene un objeto social amplio (distribución minorista y mayorista de bebida, constructora de viviendas, etcétera), la firma administra los servicios hoteleros de categoría en Rincón, así como cabañas y departamentos planificados para el universo laboral petrolero. La oferta alcanza las 250 camas.

El edificio más emblemático es El Portal Hoteles, emplazado en el estratégico acceso a Rincón, sobre Ruta 6. Tiene hasta suites y un restaurante con chef. En realidad, trascendió que la construcción la hizo la empresa Casino Magic pero no alcanzó a habilitarla. El intendente habría decidido la compra y -vía Ángel Salazar- se concretó la operación con un contador de la casa de juego. Fuentes vinculadas a dos empresas señalaron a este diario -con pedido de reserva de identidad- que “son exigidos a hospedar a su personal en el hotel y los demás establecimientos, de lo contrario podemos sufrir represalias”.

Marcelo Rucci: el heredero y su feudo
El hotel y restorán de categoría en el acceso a Rincón. EL intendente aparece como accionista.

Del mismo modo, equipos de fútbol, árbitros y dirigentes que van a la ciudad a disputar torneos en las tierras de Deportivo Rincón (fundado por el gremio petrolero), son invariablemente alojados en los establecimientos de El Portal. Uno de los árbitros, el neuquino Gonzalo Escobar, relató públicamente un episodio de “maltrato, persecución en la ruta y amenazas” en mayo de este año tras una discusión sobre quién debía pagar, por el cual denunció a Salazar, cara visible del hotel. “En la comisaría me dijo Salazar: Si desistís de la denuncia que me hiciste, el intendente Rucci va a pagar los gastos del hotel”, contó Escobar.

En la organización AyE, Rucci es accionista en partes iguales con Salazar y Eliezer Trapaglia, quien figura como empleado de la misma empresa. Precisamente, la dupla Salazar-Trapaglia integra la mayoría de las sociedades en las que Rucci depositaría sus intereses.

Distribuidora AyE maneja también: el hotel Villa Rica, de 24 camas, cerca del área de bancos de Rincón; una casa y dos departamentos en un barrio residencial; departamentos completamente equipados en la zona del aeropuerto; conjunto de dúplex para seis personas en el Complejo 30 de Octubre; otros tres dúplex “Quintero” a media cuadra de la estación Petrobras, y una base de operaciones para transporte pesado de 18.000 metros cuadrados. Todos son alojamientos para petroleros.

Ningún detalle fue pasado por alto. Los servicios de Distribuidora Ay E incluyen viandas “saludables en base a alimentos de alto valor nutricional” para el exigido personal de perforadoras.

El grupo extendió el dominio hotelero a la localidad de Añelo, donde construyó un conjunto de departamentos al lado del cementerio. También en San Patricio del Chañar se edificaron cabañas totalmente abastecidas.

Por añadidura, una enorme parrilla de madera está en fase final de construcción sobre otro acceso a Rincón, a la vera de la Ruta 5.

El servicio de viandas también fue previsto ser prestado por otra empresa al mando de Salazar y sus socios: AGS SRL. Se añade la limpieza de oficinas entre sus rubros.

Sin embargo, Salazar previó otra firma más específica para el lavado de mamelucos, guardapolvos, ropa de cuero y blanquería: Prolav Lavandería Industrial. Tiene la opción de servicio de valet.

Pudo saberse que entre Añelo y Rincón hay un campo que se le atribuye al grupo cercano a Rucci. Allí está planificada una perforación petrolera.
Marcelo Rucci: el heredero y su feudo
Departamentos en Añelo
Luz y arena

La hotelería/gastronomía/limpieza es apenas un fragmento de las actividades comerciales que prestan las empresas que fueron inscriptas a nombre del presidente del bloque, Trapaglia y algunos socios más.

El sello madre se denomina Kompass SRL, creado en 2007 por Héctor Meier y su esposa, pero que tiene a Salazar como activo socio desde 2012. Su objetivo es brindar servicio de iluminación nocturna, ensayos de anclaje, perforaciones, pero también limpieza y pintura de gamelas. La hija concejal de Rucci está registrada como empleada de la firma.

El alumbrado de pozos está determinado a ser uno de los mejores negocios de la empresa, sobre todo luego de la adenda al convenio petrolero firmado a principios de año entre Guillermo Pereyra y el presidente, que habilita el montaje nocturno. Es más, la adenda define hasta la iluminación recomendada. En ese contexto, las torres de iluminación del delfín de Rucci encuentran normas tan propicias como las tuvieron las mantas de absorción petrolera de la empresa apadrinada por Pereyra.

No tardó en aparecer una empresa melliza: Shale Kompass SRL, formada también por Meier con el objeto de extraer, procesar y acopiar minerales, productos cementicios y calizas, así como realizar servicios de pulling y la prospección, diseño y evaluación de hidrocarburos y recursos minerales.

No obstante, el apetito estuvo siempre puesto en las arenas de fracturación hidráulica, materia prima estelar del desarrollo shale. Salazar y Trapaglia se acoplaron inmediatamente a los demás socios. Y lo mismo hizo Guillermo Coco, buscado para aportar su “know how” (experiencia, contactos y ascendencia acumulados en la actividad privada y en la función pública).

Shale Kompass integró el Grupo Arenas Patagónicas junto a Transportes Rada Tilly S.A, para obtener arenas en el ejido de 28 de Julio de Chubut y realizar el lavado y separación en Dolavon, antes de enviarlas en camiones hacia el noroeste patagónico.

Otro peso pesado del rubro servicios petroleros que se acopló a Salazar -o viceversa- fue Claudio Ernesto Urcera, uno de los más millonarios empresarios de la década, dueño de una veintena de compañías de transporte, logística y construcción. Fue a través de Oil Sinergia S.A, para la prestación de servicios de la industria eléctrica. Como la mayoría de las sociedades de Urcera, ésta fue radicada en la Ciudad de Buenos Aires.

El vínculo de Urcera y Rucci parece ser más fuerte que lo que aparenta. Se dice que uno de los gerentes de TSB y socio de Urcera en TN Cuyana financió el viaje que hizo Rucci a España a fines de 2016 para un tratamiento de cadera. En esa oportunidad lo habría acompañado un empleado de TSB y el padrastro del intendente, que es funcionario del municipio y a la vez empleado del grupo Kompass.

El transporte de cargas peligrosas siempre fue un nicho redituable por la sujeción de contratos con YPF u otras grandes compañías. Salazar -o Rucci- decidió no estar ausente. Armó en ese rubro sociedades como Servicios Trafersa SA (con Trapaglia), y Servicios LyA SRL, que ofrece una flota de camiones Mercedes Benz equipados para la industria petrolera, amén de carretones con malacate hidráulico, semis con hidrogrúa, canastas y una grúa autopropulsada de 70 toneladas. Esta última firma dispone de enormes galpones de almacenamiento en Rincón y Añelo. En su objeto social, LyA también se dedica a materiales y servicios de construcción y a la comercialización de electrodomésticos.

Marcelo Rucci: el heredero y su feudo
Rucci: “No tengo ninguna empresa”
Comida a granel

Faltaban los alimentos y bebidas en una localidad que se precia de elevada intensidad laboral. En ese campo también incursionó el jefe del bloque empenista.

Salazar tiene el reparto de productos de Coca Cola y Sancor a través de Distribuidora Pochon y de su subsidiaria Transportes Pochon. Tal vez por ese motivo a Salazar lo apodan “Sancorito”. En la primera empresa figuran como socios sus dos hijos, Pablo y Gastón, y su esposa Liliana Ricci. También el concejal del oficialismo Héctor Javier Romero, conocido farmacéutico de Rincón.

Otra mayorista y minorista de alimentos y artículos de bazar es Distribuidora del Norte, en la que Salazar fue accionista, aunque terminó cediendo su parte. Lo mismo hizo en Datis SRL, de idéntico rubro.

Asimismo, en Delta SRL, Salazar se vincula societariamente con Eliezer Trapaglia y Juan Trapaglia, familiar de este último y empleado de Distribuidora AyE , la propietaria de los hoteles pero también mayorista de alimentos, electrodomésticos y -por si fuera poco- constructora.

Marcelo Rucci: el heredero y su feudo
La parrilla en Rincón.

El polirrubro del poder

La vasta gama de negocios orientados a atender al trabajador y gerente petrolero, desde las empresas dominadas por el intendente Rucci y sus allegados.

Hacé click en cada sector para ver más detalles:


La sucesión tan anhelada

Guillermo Pereyra recela del intendente Rucci pero lo disimula. Aún no digiere “haberme hecho quedar como un pelotudo ante el presidente Macri” en Houston, cuando el intendente lo desafiaba alentando (o no impidiendo) el bloqueo de despedidos de la empresa OPS a 14 yacimientos, en mayo de este año.

Desde ese día, el veterano jefe sindical dejó de considerar seriamente a Rucci como sucesor. Sin embargo, ante este periodista se mostró amistoso con el intendente rinconense: “¿Ven cómo inventan los medios?”, decía mientras lo abrazaba en su suntuosa oficina de Neuquén.

Rucci, de 52 años, cree que es número puesto para heredar el magnífico poder político y económico del sindicato petrolero (que también disputa Ricardo Astrada, número dos de Pereyra). Trabajó años construyendo liderazgo dentro del gremio y del MPN: mostró cosechas de votos de hasta el 80% en su ciudad; formó y lidera la Liga de Intendentes Petroleros; puso a disposición su local para actos de la candidata Alma “Chani” Sapag (cuyo contrato de alquiler estaría a nombre de Kompass SRL), y anudó vínculos con el gobernador Omar Gutiérrez, quien dijo de Rucci: “Es la mejor gestión en la historia de Rincón”. De todos modos, el jefe comunal tiene quien le anticipe movimientos de la fortaleza de la calle Rioja: un empleado de su compadre Salazar también trabaja en la Secretaría General de la Gobernación, lo que le permite al intendente nutrirse de información al instante.

Marcelo Rucci: el heredero y su feudo
La sociedad política que busca ser mostrada: gobernador Gutiérrez, intendente Rucci y senador Pereyra.

Salazar: “Con Rucci tenemos una empresa”

A diferencia de lo que dijo Rucci, el concejal Ángel Salazar admitió ser socio del intendente en una de sus empresas. “Soy empresario, no político”, asegura y no ve incompatibilidad entre su concejalía y los negocios que desarrolla.

P- Nos llama la atención la actividad comercial importante que tiene usted en Rincón junto a otras personas, entre ellas el intendente Rucci. ¿Es así?

R- Sí, sí.

P- Ustedes tienen todos los rubros vinculados al petróleo...

R- No todos.

P- Varios. La iluminación...

R- No todos. Bueno sí, tengo la iluminación sí, un contrato con YPF.

“YPF tuvo que hacernos un préstamo para poder indemnizar gente y seguir como empresa local. Lo que ganamos lo invertimos acá, en el lugar”.

P - ¿Usted viene de la actividad petrolera?

R - Vengo del rubro. Pero mi oficio inicial, hace 17 años es ser distribuidor de Sancor.

P- ¿Con distribuidora Pochon?

R- No sólo Pochon. Le falta información.

P- También Distribuidora del Norte, AyE... Sabemos sí. Y la hotelería...

R- Obviamente.

P- Tiene hoteles, departamentos, ¿qué más?

R- Mire. Usted más fácil hágalo así: con mi cuit tiene toda la información porque está todo en blanco, así que no tiene mucho que ver conmigo.

P- ¿No considera incompatible esas actividades comerciales con su función como concejal?

R- No tengo ningún servicio ligado a este gobierno. Nada. No lo veo incompatible. Tampoco mi cuerpo de abogados.

P- Pero tiene todas las actividades que uno pueda imaginar...

R- Todas no. No tengo ningún cabaret... Tengo más imaginación.

P- ¿Cómo llega a proveer iluminación de pozos petroleros?

R- Le explico. Eso nace con una herramienta diseñada y patentada por mí. Los reflectores los desarrollo y fabrico, la patente es mía. No hay otra en el mercado.

P- ¿La hija de Rucci trabaja con usted?

R- Sí, claro.

P- También el ex funcionario Coco es su socio...

R- Sí, en algunas de las actividades. Yo soy el descubridor de la única arena de fractura.

P- ¿La que compran en Chubut?

R- No la compro. Soy el que la encontró en Dolavon.

P- ¿Cómo la descubrió?

R- Porque la exploré y la encontré.

P- Sus empresas están todas registradas?

R- Todo en blanco. Hasta las deudas.

P- ¿Por créditos tomados?

R- Deudas fiscales. La empresa de petróleo, por ejemplo. Lamentablemente la baja nos trató bastante mal y hoy tiene una deuda de veintipico de millones de pesos. De todos modos hoy por hoy estamos trabajando sobre la misma flota y pagamos los compromisos.

P- Considerando el importante papel político que ocupa en el Concejo, se nos plantea que las empresas petroleras se ven obligadas a usar sus servicios.

R- Nooo. Si fuera así... Le cuento una anécdota. En el rubro petrolero somos dos empresas: una ingeniería Terra y Kompass, que es la mía. Nosotros ganamos la licitación de Loma de la Lata. Mágicamente alguien lo cambió y nos adjudicaron la zona de Rincón. ¡Yo quedé con una facturación de tres millones de pesos con 36 empleados! y la otra empresa facturando con mi contrato 18 millones. ¡Mire la presión! Estamos bajo la línea de flote, o sea trabajando a pérdida. YPF tuvo que hacernos un préstamo para poder indemnizar gente y seguir como empresa local.

P- ¿Cuántos empleados tiene?

R- Ciento y pico. Nunca tuve juicios laborales en los 18 años de actividad.

P- ¿Y junto a Rucci que empresa desarrolla?

R- Únicamente tenemos juntos la empresa Servicios AyE.

P- Al hotel parece irle bien...

R- Pero no tiene la cantidad suficiente de camas. Los ejercicios nuestros son austeros y la utilidad que nos queda es poca. Por eso hemos sacado un crédito para ampliar habitaciones y hacerlo más competitivo. Le aclaro que soy empresario desde hace muchos años. No político. No soy importante en lo político. Y este es el último ejercicio que hago en el Concejo.

Marcelo Rucci: el heredero y su feudo
Ángel Salazar: “Soy empresario antes que político”