Espesa trama detrás de las apropiaciones

Más secuelas de la denuncia contra la jueza de Paz de Junín de los Andes. Afirman que desde la década del 40 se producen casos así en la región.





José Cusit

Junín de los Andes

JUNÍN DE LOS ANDES (ASM)- En esta ciudad orgullosa de asumirse “pueblerina” afloró con relatos desgarradores una trama de complicidades y silencios atribuidos a pliegues del Poder Judicial y la política provincial, en tres casos de apropiación ilegal de niños, supresión y ocultamiento de identidad. La presentación de la empleada judicial Sonia Manzini, que el pasado lunes sacudió a los juninenses al confirmar que había denunciado por aquellos delitos a quien figura como su madre y actual jueza de Paz local, Raquel Briceño, alcanza a personal de las fuerzas de seguridad y, entre otros, a quien fuera juez de Paz durante la última dictadura en San Martín de los Andes, Julio César Quiroga (hijo). Julio Quiroga hijo apareció denunciado años atrás, ya fallecido, como “agente de reunión” del Batallón 601, y fue hermano del actual intendente de la ciudad de Neuquén, Horacio Quiroga, quien no tiene vinculación alguna con la presente causa. Las imputaciones que ya investiga la justicia federal involucran como víctimas a Sonia Manzini, a su hermano Julio y a su primo Raúl Barizoni, estos últimos nacidos después del golpe de marzo de 1976. En las colmadas instalaciones del Concejo Deliberante, Sonia y su primo Raúl ofrecieron una rueda de prensa, junto al abogado Gustavo Grabois; el representante de la Red por la Identidad de San Martín de los Andes, Ignacio Ferrería; y la víctima de apropiación ilegal en Buenos Aires en 1978, Liz Pereyra. “Venimos a romper un pacto de silencio (…) queremos pedirles a ustedes que no tengan miedo y que den testimonio. En Junín de los Andes se sabe mucho pero se dice poco”, sostuvieron los protagonistas. Grabois aclaró que “estos delitos se cometieron durante dos dictaduras, las iniciadas en 1966 y 1976, por agentes del Estado”, aunque al parecer no con personas que hayan dado a luz en cautiverio. Se trataría, según dieron a entender, de casos de apropiación de niños realizados por personas que se valían de su condición y privilegios de funcionarios y del abuso de poder, para engañar y quedarse con los niños de mujeres vulnerables por su situación económica, social, cultural, étnica y/o política. “Desde que comencé a investigar qué había pasado conmigo, me topé con referencias de casos de este tipo ya desde los años 40 en nuestra región”, dijo Manzini. El abogado de causas sociales observó que “algunos de sus responsables, aunque no los únicos, son la actual jueza de Paz Raquel Briceño; el exmilitar Roberto Manzini, y Julio Quiroga hijo”. Pero también están en situación no definida y sujetos a la investigación los padres de Raúl, que según el hombre de 33 años hace poco le confirmaron que no es su hijo biológico, precisamente después de las investigaciones que inició su prima Sonia. Sin embargo, no pudo obtener todavía de sus padres de crianza la certeza de sus orígenes. Los padres de Raúl son Raúl Camilo Barizoni, gendarme retirado y delegado del Círculo de Suboficiales de Gendarmería Nacional, y su esposa Graciela Briceño, hermana de Raquel.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Espesa trama detrás de las apropiaciones