«Estamos presos por un circo de la Brigada de Regina»

Dos hermanos están detenidos por el crimen de la taxista de Regina. Piden un careo con el testigo que los vincula con el asesinato. Dicen que quieren parar la bronca de la gente con ellos en la cárcel.

ROCA (AR).- Los hermanos Mario y Néstor Rubén Suárez, dos de los cinco procesados por el crimen de la taxista reginense Mariela Rodríguez, dijeron que sus detenciones fueron por un «circo que armó la Brigada de Regina», y se quejaron porque no les dan la posibilidad de carearse con René Miranda Cancino y Aldo Pacher.

Miranda Cancino fue quien aseguró haber estado en el desarmadero de Pacher, cuando planearon el asesinato de Mariela Rodríguez. El testigo aseguró que fue por un problema de drogas y que en el lugar también se encontraba Guillermo González Pino -procesado como coautor del triple crimen de Cipolletti y con más de diez condenas por estafas a cuesta- y Javier Inostroza.

¿Por qué los detienen a ustedes?

«Esto es un circo de la Brigada de Regina. Esto lo arma la oficial Elba Fuentes junto con sus secuaces. Lo agarran a Miranda Cancino, como agarraron a otros testigos más. Este tenía que mandar adentro a a alguien y caímos nosotros. Nosotros no le tenemos rencor. Lo único que queremos es que diga la verdad. Que se de cuenta que está destruyendo una familia».

¿Y que razones creen que tiene Miranda Cancino para incriminarlos, si supuestamente son inocentes?

«Estaba siendo presionado por varios policías. Uno era Potás y otro Colimán. El mismo lo declara».

Pero hay más testigos que los incriminan.

«Patricia Chirino es otra. Es una mujer que tiene problemas mentales. Abandonó el tratamiento de salud mental en Regina. De todos modos ellas no nos preocupa, el que nos preocupa es Miranda Cancino que es quien en definitiva nos metió presos».

Ustedes hablan de presiones de la Brigada

«A Pacher, la misma Brigada de Regina lo iba a ver para que lo mande preso a Miranda Cancino y subirnos al «bondi» a nosotros, porque estábamos en la causa desde el «96. Al final se dio vuelta todo, y Pacher quedó preso y Miranda Cancino en libertad. Estamos pagando un garrón que no es nuestro».

¿Pidieron un careo?

«El juez (por Pablo Iribarren) le tiene miedo al careo. No nos dieron la oportunidad. Queremos que se haga justicia. Estamos dando la cara en todo momento. Se nos está acusando de una muerte que no cometimos. En realidad, el que nos metió preso es Miranda Cancino. El declaró pagado por la policía».

¿Conocían a Miranda Cancino?

«No lo conocíamos. Y a Pacher lo conocimos en el pabellón 1».

«Siempre estuvimos a disposición de la justicia. Vinimos a las pruebas de ADN, a los reconocimientos. Es injusto que después de un año y medio nos procesen en esta misma causa, usando los mismos testigos con los que no habían concedido la libertad. Lo único que pasa es que se cambia el móvil del crimen. Que la sociedad vea que le están mintiendo. Están parando una bronca con nosotros», dijeron.

El viernes pasado, el intendente de Regina Daniel Miocevic dijo que quería que el juicio se realice en Regina. «Si quiere que lo hagan en la plaza… en la rotonda de Regina. No le tengo miedo al juicio y estamos tranquilos porque sabemos que somos inocentes», dijo Rubén.

Dieciséis horas por mes

«Quien te devuelve todo este tiempo que estamos detenidos. Nosotros tenemos una familia. Vemos crecer 16 horas por mes a nuestros hijos y nuestros padres también sufren. Esto es una locura», señaló Mario.

Ambos coincidieron en que en el juicio se va a aclarar todo. «Pero queremos un juicio rápido y no estar dos años procesados».

«Acá (por la alcaidía), hay algunos muchachos que hace más de un año que se encuentran detenidos y no tienen ni noticias cuando los llevarán a juicio. Nosotros no queremos pasar tanto tiempo detenidos injustamente», dijeron.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios