Falta de nombramientos desborda la Justicia

La Defensoría con asiento en Junín tiene 900 causas en trámite. Se creó el cargo de defensor adjunto, pero el TSJ lo demora. Además, atienden demandas de varias localidades neuquinas.

SAN MARTIN DE LOS ANDES (ASM).- La Defensoría Civil con asiento en Junín multiplica trabajo hasta desbordar. Pero las respuestas a quienes deben recurrir a ese servicio se ven cuando menos demorada, por la suspensión del nombramiento del defensor itinerante para las demandas de San Martín, Villa la Angostura y Piedra del Aguila.

En pliegues políticos se acumula el descontento.

La creación de la defensoría adjunta itinerante fue una gestión asumida por la hoy senadora electa Luz Sapag, que incluso hizo notar como dato saliente de su tarea legislativa en el marco de la última campaña proselitista.

El municipio de San Martín dispuso la reserva de una oficina para instalar al profesional cuya misión sería entonces descomprimir la tarea del defensor oficial de los tribunales con asiento en Junín de los Andes.

Pero días atrás, el Concejo Deliberante de San Martín de los Andes recibió una nota enviada por el Tribunal Superior de Justicia del Neuquén, que daba cuenta de la suspensión temporaria de la implementación de varios cargos por razones presupuestarias, entre los cuales se encuentra el de Defensor Itinerante de la IV Circunscripción Judicial.

Sin embargo, sí se puso en marcha la tarea de un auxiliar administrativo en el juzgado de Paz de San Martín de los Andes, quien recibe los requerimientos de los ciudadanos a un ritmo de 300 casos mensuales.

Así las cosas, confió una fuente de la justicia que prefirió la reserva, se abrió una boca de atención que aún con la mejor de las voluntades no hace otra cosa que acumular papelería, porque sigue habiendo un sólo defensor civil.

En verdad debe decirse que lo que recoge el auxiliar administrativo, en todo caso, es la demanda latente que más tarde o más temprano llegaría al defensor civil, sólo que ahora se acumula más rápido.

Unas 900 causas

La Defensoría Oficial de Pobres, Ausentes e Incapaces de la IV Circunscripción Judicial tiene en la actualidad unas 900 causas en trámite a cargo de un sólo profesional, que a su vez debe realizar subrogancias como fiscal y defensor penal.

En tanto, la aprobación de la ley 2.302 que consagra la defensa de los derechos del menor, el adolescente y la familia en la provincia del Neuquén, agregó nueva tarea a los defensores y otros funcionarios judiciales del interior, por alcance del artículo 49 y la implementación de esa norma donde aún no se han creado los tribunales específicos.

Las fuentes consultadas por este diario confiaron que, en los hechos, las circunscripciones judiciales del interior no cuentan con infraestructura para afrontar la tarea emanada de la aplicación de la ley 2.302.

El dato es que cualquiera sea la carga o la «recarga» de trabajo que deban soportar los funcionarios, los verdaderos damnificados de estos cuellos de botella orgánicos y burocráticos son quienes deben recurrir a la justicia con la esperanza de una pronta resolución de todo aquello que afecta sus derechos.

En ámbitos locales consideran que la incidencia del nombramiento reclamado en el presupuesto no es determinante, por lo que entienden que con un esfuerzo la justicia podría ponerlo en funciones.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios