Fernández pidió en el Senado que voten los superpoderes

"Por favor, necesitamos los instrumentos para gobernar".

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, pidió "por favor" en el Senado que se voten los superpoderes que solicitó el Gobierno nacional a través del Presupuesto 2005, y defendió enfáticamente el mecanismo.

"Estamos reclamando que por favor nos den los instrumentos necesarios para administrar", dijo Fernández al cerrar un intenso debate con los senadores, donde respondió, sobre todo, a fuertes cuestionamientos del radicalismo.

Durante la sesión, en la que el senador Rodolfo Terragno comparó al Gobierno con un régimen de facto por la sanción de decretos de necesidad y urgencia (DNU), Fernández destacó que las facultades especiales "se vienen otorgando desde 1997".

El mecanismo que reclama el Gobierno para el jefe de Gabinete se trata de la posibilidad de modificar el destino de las partidas presupuestarias del Presupuesto votado por el Congreso para hacer frente a contingencias no previstas en la norma.

"Se están pidiendo las misma facultades que desde 1997 otorga el Congreso para redistribuir partidas presupuestarias y asignar mejor los recursos tributarios", aseguró Fernández.

El funcionario defendió la gestión del presidente Néstor Kirchner y fustigó a la oposición -entre los que se encuentran el titular de la UCR, Angel Rozas, y el economista Ricardo López Murphy- por su postura contraria los superpoderes.

"Pedimos que las facultades que se otorgaron, se otorguen una vez más", dijo Fernández e insistió: "Les pido que mantengan esa facultad con la condición de que el jefe de Gabinete vendrá todos los meses a rendir cuentas de lo que se ha hecho".

El jefe de Gabinete no dejó pasar los cuestionamientos formulados por Terragno y, elevando la voz, subrayó: "Acá se ha dicho que los DNU son facultades semejantes a las de una dictadura; es una aberración que se diga semejante cosa".

La exposición de Fernández tuvo otros tantos para responder a cada una de las críticas, generó fuertes cuestionamientos desde los bloques opositores, que cuestionaron la actitud del funcionario.

"Las palabras del jefe de Gabinete rozan el agravio. Se puede discutir la calidad institucional sin caer en estos excesos", se quejó el senador radical mendocino Ernesto Sanz.

Por su parte, el jefe del bloque radical, el misionero Mario Losada, sostuvo que "es ridículo expresar en 20 minutos lo que piensa un bloque de más de diez integrantes". "Si esto no se cambia no nos presentaremos más a los informes del jefe de Gabinete", advirtió Losada.

El radical independiente Rodolfo Terragno consi

deró, por su parte, que "la facultad de reasignar partidas es uno de los peores mecanismos que puede arbitrarse". "La gestión no admite esto porque todos los ministerios pugnan por más recursos y la ventaja de un presupuesto es que clausura la puja por doce meses", agregó Terragno. El ex fundador de la Alianza insistió: "No se puede continuar con esto. Y no es un respuesta que se otorgue desde 1997; justamente por esto hay que finalizar esa práctica".

En tanto, el justicialista Jorge Capitanich defendió el otorgamiento de facultades especiales y afirmó: "Desde el oficialismo confiamos en nuestro Presidente y en nuestro jefe de Gabinete". "No estamos otorgando ninguna licencia para matar. Necesitamos que el Presidente tenga la capacidad de gestionar", agregó Capitanich.

A su turno, Fernández hizo uso del derecho a réplica y reconoció: "Nadie tiene la verdad absoluta y todos tenemos verdades relativas, pero la sensación que nos queda es que se dio un debate público que tiene poco correlato con la verdad".

 

La UCR no dará quórum

El titular del Comité Nacional de la UCR, Angel Rozas, insistió en que su partido no dará quórum al proyecto de ley de presupuesto 2005 que otorga poderes especiales al jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y acusó al presidente, Néstor Kirchner, de impulsar la "desigualdad" en el país como ocurría en la "infame década de los '90".

"Por lo tanto -advirtió Rozas-, la UCR compromete todas sus acciones políticas y parlamentarias para evitar la sanción de los superpoderes, para corregir las graves inequidades del presupuesto y para alertar a la ciudadanía de la peligrosa situación a la que nos tiene sometido el poder central".

Rozas hizo ayer oídos sordos a las críticas a su postura que surgieron entre legisladores de la UCR, y e insistió en que la UCR no dará quórum al proyecto de presupuesto en el Congreso. En una renovada embestida, Rozas advirtió que "el presupuesto de Kirchner carece de toda equidad y es discrecional, discriminatorio, regresivo y clientelista". Agregó que "el Presidente actúa como si manejara dineros propios y no del pueblo, promueve una monstruosa desigualdad en favor de sus amigos y grupos políticos afines.

Nota asociada: "Experto en Cavallo"  

Nota asociada: "Experto en Cavallo"  


Comentarios


Fernández pidió en el Senado que voten los superpoderes