Fue asesinada en Rincón y sospechan del hijo

La víctima tenía 38 años y fue ahorcada y torturada en su casa. Era empleada municipal. El adolescente, de 17, fue demorado. Testigos confirman que tenían una violenta relación.



#

Un vecino vio la puerta entreabierta y alertó a la policía al no recibir respuestas desde adentro.

Gentileza

RINCÓN DE LOS SAUCES (ARS).- Una mujer de 38 años fue hallada muerta ayer a la madrugada en su vivienda del barrio Adus de esta ciudad y su hijo de 17 años fue demorado como sospechoso. La víctima fue identificada como Claudia Contreras y se desempeñaba como ordenanza en la municipalidad de Rincón de los Sauces. Si bien ayer la policía mantuvo hermetismo con respecto al hecho, se pudo saber de fuentes oficiales que la mujer falleció por estrangulamiento y que su cuerpo presentaba excoriaciones que podrían tratarse de quemaduras de cigarrillos. Ahora los peritos analizan si también pudo haber sido víctima de un ataque sexual. Según diversas fuentes locales, la mujer era víctima de violencia intrafamiliar, presuntamente ejercida por su hijo, y padecía problemas de alcoholismo. En más de una oportunidad habría dijo ante sus compañeros de trabajo que iba a “aparecer muerta en cualquier momento”. En medio de la conmoción y un confuso escenario la policía demoró ayer al hijo de Contreras, de 17 años, y a un hombre de entre 27 y 30 años, cuya relación con la víctima no se confirmó, aunque trascendió que habría vivido en la misma casa. Este último fue dejado en libertad en horas de la tarde mientras que el menor de edad será trasladado hoy a Neuquén para una diligencia judicial. Numerosos testigos pasaron ayer por las oficinas de la Comisaría 35ª de Rincón. Muchos dieron cuenta de que Claudia había sufrido golpes con anterioridad y que incluso había requerido ayuda a organismos sociales de la ciudad. Las especulaciones sobre un ataque sexual no se descartaban hasta el cierre de esta edición. Claudia Contreras tenía otras dos hijas menores de edad que la justicia había determinado enviar con familias sustitutas de Neuquén, ante los problemas que presentaba la mujer. Esa situación, según relataron personas que la conocían, habría empeorado su cuadro de alcoholismo pero Contreras concurrió a talleres de crianza para personas con adicciones para tratar de mejorar. Según el relato de testigos, Contreras fue vista por última vez el sábado y desde entonces nadie supo más de ella. El lunes, cerca de la medianoche, un vecino descubrió que la puerta de la vivienda donde residía la mujer estaba entreabierta. Pensando que se trataba de un descuido, el hombre quiso alertar a la mujer pero, como ella no respondió a su llamado, el hombre alertó a la policía. Los efectivos ingresaron poco después y así descubrieron el trágico escenario. La víctima estaba tirada en el piso de su habitación, con signos evidentes de estrangulamiento y tortura. El equipo fiscal a cargo de Sandra Ruixo ordenó las primeras diligencias realizadas por el personal de Criminalística y el posterior traslado del cadáver a la sede del Cuerpo Médico Forense de Neuquén, donde ayer a la tarde se practicó la autopsia. En la escena del crimen los peritos levantaron rastros de pisadas de zapatilla y unos cordones que podrían haber sido utilizados para estrangular a la mujer.


Comentarios


Fue asesinada en Rincón y sospechan del hijo