Fuerte expectativa por la cotización de los bonos

Creen que mejorará el flujo de fondos hacia la Argentina.

El mercado doméstico e incluso el gobierno tienen puesta sus expectativas en cual será la futura cotización que tendrán los bonos de la deuda argentina luego de dejar atrás la categoría de país en default.

Orlando Ferreres, economista y ex viceministro de Economía, afirmó que tras salir formalmente del default, la Argentina «va a notar el cambio» a no encontrarse en cesación de pagos con los compromisos asumidos con sus acreedores privados.

Agregó: «va a mejorar bastante el flujo de fondos hacia la Argentina, que estaba paralizado».

Ferreres habló además de la «conveniencia» de que la Argentina formalice un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) con el objeto de abaratar el costo financiero externo del país.

Sin embargo, el economista refirió como «probable» que cualquier convenio con el organismo quede para después de las elecciones de octubre.

Ferreres mencionó que los préstamos del Fondo cuentan con una tasa anual del cuatro por ciento, y recordó que en la última colocación de bonos realizada por el gobierno se pactó una tasa del 18 por ciento.

El economista explicó que «la mayoría de los fondos de inversión, por ejemplo, tienen prohibido por su estatuto invertir en países que estén en default».

Este fue el motivo que llevó días atrás a que la calificadora de riesgo de Standard & Poor's procedió a quitarle la nota de default a la Argentina, pese a que la recategorizó en B-, un nivel de alto riesgo que comparte con Bolivia y Ecuador.

A su vez, la Argentina ya completó el proceso de canje de deuda al entregar los nuevos bonos a los acreedores que aceptaron la propuesta y pagar 680 millones de dólares en concepto de intereses atrasados.

Esta operación fue finalmente concluida en los últimos días tras una demora de más de dos meses debido a las trabas que surgieron en la Justicia estadounidense.

Tras obtener fallos favorables en primera y segunda instancia en la justicia de Nueva York, la Argentina pudo concretar el canje de bonos en cesación de pagos por 81.800 millones de dólares.

El monto total reestructurado alcanza al 76,15 por ciento de la deuda defaulteada, que a partir del fin de la operación queda resumida en tres nuevos tipos de bonos que ya están en condiciones de cotizar en los mercados financieros.

Los 680 millones pagados corresponden a interese vencidos y no pagados desde diciembre de 2003 hasta diciembre de 2004.

 

¿Mantener o vender?

Con los títulos en la mano se dispara un interrogante que tiene que ver con la decisión de mantener o vender las posiciones, pero la visión de los expertos coincide en la tenencia de los títulos y un notorio favoritismo por los bonos nominados en pesos con ajuste del CER.Las diferencias para los inversores con menos esgrima financiera son muy grandes, según el tipo de bono o de moneda. Todos los bonos tienen la misma fecha de emisión, el último día del 2003, pero los cupones tienen distintos vencimientos. (DyN y Télam)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora