Gadano presentó su libro «Eramos tan libres»

En un acto que contó con numeroso público, Jorge Gadano presentó anoche su libro "Eramos tan libres. Periodismo en los "70", un compilado de las columnas que escribió en este diario entre 1968 y 1973.

NEUQUEN (AN).- «Todavía llevo algo de Ana Tole adentro mío». Anoche, seguramente, Jorge Gadano, sintió que el fantasma de Ana Tole, el seudónimo con el que escribió su columna de humor político en el diario «Río Negro» de 1968 a 1973, invadía el Salón Azul de la Biblioteca de la Universidad Nacional del Comahue. Es que Ana Tole, con algunas intervenciones, impregnó de nostalgia a los presentes aún a quienes no la conocieron sino hasta ahora.

Ante la presencia de amigos entrañables y conocidos referentes del ámbito político, el periodista presentó anoche el libro, su libro, «Eramos Tan Libres, Periodismo en los 70», una recopilación de artículos de humor político escritos en aquella época.

Fue un acto emotivo, condimentado con el humor y sentimientos, muchos de ellos arrancados de la realidad regional de los años en que Gadano publicaba la columna política.

En ese marco, el periodista presentó «en sociedad» el texto que fue editado por Educo, la editorial de la Universidad Nacional del Comahue.

A la presentación del libro del columnista de este diario, asistieron el vicegobernador de Neuquén Jorge Sapag; el rector de la UNC, Jorge Rabassa; el director de «Río Negro», Julio Rajneri; el director de radio LU5, Juan Carlos Schroeder; el intendente neuquino, Horacio «Pechi» Quiroga; y los diputados aliancistas Ricardo Villar, Raúl Radonich y Alicia Gillone.

Entre los conocidos y amigos que se acercaron a saludar a Gadano también se pudo ver al ex intendente, Luis Jalil; el ex diputado, Horacio Forni; el ex diputado, Osvaldo Pellín; el secretario general de Comercio Alejandro Vidal y otros referentes del ámbito político y periodístico de la zona.

El acto, que se desarrolló después de las 20 en el Salón Azul de la Biblioteca de la UNC, se inició cuando el secretario de Extensión Juan González tomó la palabra para destacar «la importancia de tener un libro que registre un período tan significativo de la historia de Neuquén».

El diputado aliancista y periodista, Ricardo Villar, fue el encargado de presentar la obra y de sacudir el arcón de la nostalgia, donde Ana Tole tiene su lugar bien ganado.

«Cuando me inicié en el periodismo sentía que era un monstruo del periodismo y quería parecerme a él», afirmó.

Distendido y apelando a sus recuerdos, Villar destacó que en la época que retrata el texto «Neuquén era muy chato y bajo y no era ni la sombra de lo que es hoy, y la columna de Ana Tole impactaba por su atrevimiento, porque reflejaba con un humor fino y delicado la situación del momento».

«El humor del «cabezón» en ese momento no era como es hoy, era sumamente delicado y no tenía la acidez que tiene este hombre ahora», disparó cómplice e irónico despertandos risas y comentarios.

Gadano aprovechó para recordar -con un dejo de picardía- «La guerra no declarada entre Roca y Cipolletti que había en ese momento, y que hoy continúa vigente y es por la justicia rionegrina», ironizó.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando el periodista destacó que «los artículos los escribí yo, pero el libro lo hizo Mónica». La alusión fue para su esposa la periodista Mónica Reynoso, la encargada de recopilar los escritos.

Gadano, recordó que las épocas en que Ana Tole escribía su columna «en la dictadura de Onganía había que disfrazarse, para que no se dijera quién era el verdadero creador de Ana Tole».

En su relato trajo a la memoria, con un guiño de complicidad para los periodistas presentes, anécdotas que retratan la vida del Neuquén de entonces y se encargó de agradecer.

«A los periodistas del diario que son mis amigos y a aquellos sindicalistas de los subversivos, que siempre hacen tanta falta que existan», destacó.

«Ana Tole representaba el atrevimiento»

NEUQUEN (AN)- «La columna de Ana Tole representaba el atrevimiento, en una comunidad pequeña como era Neuquén en ese entonces, donde todos nos conocíamos. Y Ana Tole impactaba por su humor fino y delicado».

El periodista y actual diputado Ricardo Villar no ocultó su admiración por Jorge Gadano. Villar pidió un cuarto intermedio en la Legislatura de Neuquén y abandonó la sesión para llegar a tiempo a la presentación del libro de Gadano.

Para Villar, testigo de todo lo que representó Ana Tole para la región entre el 68 y el 73, la columna reflejaba con mucha delicadeza temas sensibles y políticos del momento.

«Todo estaba tratado con mucha seriedad y delicadeza, y con mucha serenidad en los análisis», se encargó de destacar, para quien Gadano «era un verdadero monstruo al que cuando empecé en el periodismo quise imitar».

De la realidad neuquina por aquellos años, Villar recordó haciendo un poco de historia para los más jóvenes que «en aquel momento apareció un competidor de Ana Tole, bajo el seudónimo de «Cora Lino» que Gadano nunca se encargó de contestar». Villar puso en escena a las figuras que le dieron «letra» y a lo largo de esos años alimentaron a Ana Tole.

«Los que te dieron mucho material fueron los Sapag», le recordó.

Tras evacuar algunas dudas al presentador, Gadano mezcló aquellos con estos días y aconsejado por un amigo poeta leyó una carta que en 1989 el obispo Jaime de Nevares le envió a Ana Tole. Por esos días, la columna ya no se publicaba.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios