“Game of Thrones”: el principio del fin

Se vio el primer capítulo de la octava temporada y la serie-fenómeno empezó su camino hacia el final 



 Kit Harington y Emilia Clarke en una de las escenas del primer capítulo

Kit Harington y Emilia Clarke en una de las escenas del primer capítulo

Llegó el momento más esperado (y también el más triste): “Game of Thrones” empezó el domingo, a las 22, su camino final. Por tres señales de HBO, en simultáneo, se emitió el primer capítulo de la serie que ha hecho historia. Por su magnífica historia, por los números de su abultado presupuesto, y por el fanatismo que ha despertado en todo el mundo, ya es un ineludible de la tevé.

El primer capítulo duró apenas 54 minutos. El segundo será de 58 minutos y de ahí en más nos sumergiremos en películas de 80 minutos que nos dejarán saber quién se sienta en el trono de hierro y quién vence en la batalla entre los vivos y los muertos.

Pero no todo el mundo disfrutar de ese primer capítulo para el infarto. Es que el fenómeno hizo colapsar la plataforma HBOGO.

Qué pasó en este primer capítulo? Quien no lo haya visto, mejor no siga leyendo (ALERTA SPOILER) porque está plagado de reencuentros esperados y momentos cruciales.

El capítulo 1 de la temporada 8 comienza con un niño, un norteño de Invernalia, corriendo, curioso, para ver la llegada del enorme ejército de los inmaculados.

Luego, la cámara enfoca a Arya Stark, mezclada entre la multitud de norteños. Desde allí, ve llegar a Jon Snow, encabezando la marcha del ejército, junto a Daenerys Targaeryen, pero sus miradas no se cruzan. En cambio, Arya mira con asombro y una sonrisa a los dragones que también llegan y sobrevuelan Invernalia.

La sorpresa y admiración al ver a los dragones.

El primer reencuentro es el de Jon y Sansa Stark, que dejaron de verse en el capítulo anterior, cuando el partió rumbo a Rocadragón, a buscar el vidriagón que les permitiría luchar contra los Whitewalkers. Ambos se funden un abrazo, que sólo se interrumpe para que Sansa examine con dureza a Daenerys.

El otro encuentro, emotivo, es el de Jon con Bran, que haciendo honor a su nueva vida -ser el cuervo de los tres ojos-, no se detiene en la relación familiar, sino en el futuro: les avisa que el dragón herido ya es de los muertos vivientes y que ha derribado el Muro.

Los norteños, no reciben con los brazos abiertos a Daenerys, y hasta le cuestionan a Jon que haya dejado su corona para hincarse de rodillas ante la Madre de los Dragones. Pero Jon les asegura que la corona no es lo importante y Tyrion Lannister les advierte que si no fuera por Jon, no tendrían ese enorme ejército para la lucha que se viene.

Más encuentros: Sansa se vuelve a ver con Tyrion, su ex marido, a quien no veía desde la trágica boda de Joeffry. Hay chicanas, hay agradecimientos mutuos y hay una frase con la que sansa demuestra en quién se ha convertido. Es cuando Tiryon le avisa que acordó que Cersei le cediera su ejercito para la Gran batalla. Y Sansa le pregunta: “¿Y le creíste?. Pensé que eras el hombre más inteligente que había conocido”.

En el árbol, Arya se acerca a su amado “hermano” Jon y se funden en un abrazo sincero.

La clave del capítulo ocurre poco después, cuando Daenerys, junto a Jorah, se acercan a Sam para agradecerle que haya curado de psoriagris a Jorah. El problema es que Daenerys se entera que Sam es Tarly y debe decirle que ella ordenó la muerte de su padre y de su hermano. Sam sale impresionado de la charla, pero antes de que pueda reponerse, se encuentra con Bran que le dice que llegó la hora: que debe decirle a Jon la verdad sobre su origen.

Momento impactante del capítulo: Sam se encuentra con Jon y le dice lo que los fans sabemos desde la temporada anterior. Que no es bastardo, que sus padres son Lyanna Stark y Rhaegar Targaryen, y que es el legítimo heredero del trono.

Y el último momento impactante; el que deja el corazón en la boca a los fans es el ingreso de un encapuchado a Invernalia. Bran lo está esperando. El misterioso hombre es Jaime Lannister, que ha decidido cumplir su palabra de luchar por los vivos. Pero en apenas una mirada entre ambos -Bran y Jamie- se anticipa un encuentro conflictivo. Jamie se da cuenta que el joven lisiado que lo mira es el niño que él empujó desde una torre en la primera temporada.


Comentarios


"Game of Thrones": el principio del fin