Gastronómicos de Neuquén advierten que no podrán resistir más días sin atención

Desde el sector señalan que una gran parte deberá cerrar si se prorroga, más allá de mediados de julio, la prohibición de atención a los clientes dentro del local.



El 8 de junio los locales habían empezado a recibir a los comensales dentro del local. Ahora, se dio marcha atrás. Foto: archivo

El 8 de junio los locales habían empezado a recibir a los comensales dentro del local. Ahora, se dio marcha atrás. Foto: archivo

Los gastronómicos de toda la provincia ven con mucha preocupación la recesión en la actividad y más aún los locales de Neuquén, Plottier y Centenario que desde el miércoles solo pueden realizar  delivery y retiro en puerta, y atención limitada según la terminación de DNI de los clientes. Algunos afirman que si se hace una prórroga más allá de estas dos semanas con esta modalidad, significará el cierre definitivo de muchos comercios.

"Creo que el límite son estos 15 días. Hubo gente que el último proyecto que tenía lo invirtió en comprar materia prima para volver. Si en 15 días no se reactiva a va a ser el momento más triste de todo el comerciante. No creo que se puede aguantar más", sostuvo Cristian Pareja, dueño de Buenos Aires Café.

Expresó que enterarse de las restricciones para el sector "fue sorpresivo y angustiante" y reiteró que "costó volver a poner en funcionamiento todo".

Cristian Pareja marcó que hubo un esfuerzo doble para volver a abrir y también del cliente que había vuelto a concurrir.

Afirmó que el objetivo hoy de cualquier comerciante "es mantenerse en pie y poder pasar esta pandemia”.

"Uno se entera que cierran algún local, y uno piensa que al otro dia puede ser uno”, confesó Pareja.

"El fuerte son las mesas. Hago números y no hay forma de sostenerlo solo con el delivery y yo tengo hace 25 años el delivery. No me imagino quien lo tuvo que sumar ahora", señaló Marcelo Apablaza, dueño de pizzería Cabildo. 

"Encima que se trabajaba mal, nos vuelven  a restringir el salón. Armar todo un protocolo para tenerlo unas pocas semanas y que después haya que volverlo a cerrar parece una tomada de pelo”, agregó el encargado del comercio. 

Comentó que tiene 19 empleados, pero que solo están yendo a trabajar seis. Dijo que en junio facturó un 25% de lo que hacía antes de la pandemia. "Todavía no sé cómo voy a pagar los sueldos, menos el aguinaldo", dijo.

Para poder pagar los salarios de los meses anteriores marcó que tuvo que endeudarse con el pago de los impuestos.

"Otra vez para atrás es lamentable, Volver al delivery que significa el 10% de las ventas no alcanza para nada", manifestó preocupado el encargado de un bar de Neuquén.

También sostuvo que si no tienen "ayuda del Estado no se cuanto más vamos aguantar así".

Jorge Bascur, secretario general  de UTHGRA Neuquén, señaló que aún no se sabe con precisión cuántos son los locales que están cerrados por las restricciones o los que están con las persianas bajas pero ya de manera definitiva. 

Dijo también que hay “muchos que se hacen los distraídos, pero una gran parte de los trabajadores solo está cobrando lo que envía Anses”.

Sostuvo quemientras el Estado siga pagando el 50 % todavía hay esperanzas” pero insistió que el panorama “es duro”.

Gustavo Amman, de la Asociación de Hotelería y Gastronomía de Neuquén, a horas de conocerse las nuevas restricciones lamentó que de no de haber un repunte esperan cierres de locales durante este mes.

La complejidad económica, también llega a otros sitios de la provincia. Desde la asociación Hotelera Gastronómica de San Martín de los Andes se suman hoy a una jornada de protesta nacional reclamando que se sancione una Ley de Emergencia Nacional para el sector.  Entre sus acciones taparon con sábanas o manteles los carteles de los establecimientos. La medida se replica en otros puntos de la provincia, entre ellos en la ciudad de Neuquén.


Comentarios


Gastronómicos de Neuquén advierten que no podrán resistir más días sin atención