Preocupa a comerciantes y gastronómicos el nuevo aislamiento en Neuquén

Analizaron como "un retroceso muy duro" el cierre de restaurantes y advierten posibles cierres a partir de julio. Desde Acipan plantearon que no están conformes con el control de los DNI, pero acatarán la medida.

La nueva fase de aislamiento social, preventivo y obligatorio en Neuquén, Plottier y Centenario dejó preocupados a los comercios y locales gastronómicos. Las medidas restringieron la circulación según la terminación del DNI y dieron marcha atrás en la apertura de restaurantes y bares que habían vuelto a recibir público a principios del mes.

Desde la Asociación de Hotelería y Gastronomía de Neuquén, Gustavo Amman, advirtió que para el sector es "un retroceso muy duro" y anticipó que "se visualiza un escenario de cierres a partir de julio" si no hay un repunte de la actividad.

"Lo hemos tomado mal porque, después de haber podido avanzar, volver a retroceder es muy duro. La gente no lo acepta, está afectada pero es un decreto nacional y se debe acatar", planteó el titular de la asociación.

Explicó que hay preocupación por la transmisión comunitaria del coronavirus en la capital, pero indicó que argumentaron a las autoridades provinciales, durante la reunión que hubo ayer, que no son estos locales los lugares que promueven el contagio.

"El gobierno está muy condicionado por el DNU y esto nos imposibilita de pedir excepciones, aunque la hemos presentado de todos modos esta mañana", dijo Amman.

El representante de los empresarios gastronómicos evaluó que "la mayoría no está preparada para el delivery o retiro en puerta y tampoco la gente está acostumbrada a esa modalidad". En esta nueva etapa de aislamiento, sólo se permitirán estas dos opciones para el rubro.

Desde la Asociación de Comercio (Acipan), destacaron la posibilidad de mantener la apertura en la mayoría de los locales, pese a que mostraron algunas dudas respecto de cómo se implementarán las nuevas restricciones.

El titular de la cámara, Daniel González, indicó que la disposición de pedir a los consumidores que exhiban su DNI para verificar que se corresponde con el día permitido para circular "fue necesario con tal de poder seguir abiertos". "No estoy conforme, fue lo que se consensuó después de tres horas y media reunidos en Casa de Gobierno", planteó. 

"Nuestro objetivo fue mantener la actividad económica, ese era el punto fundamental. Si hubiésemos vuelto al cierre total de fines de marzo, íbamos a la quiebra", graficó.

El decreto 689 que oficializó el gobernador Omar Gutiérrez hoy mantuvo prácticamente todas las actividades que se habían flexibilizado en los últimos meses, aunque debió dejar afuera a los restaurantes, bares y gimnasios, dado que quedaron expresamente prohibidos en el DNU nacional.

Para González, también "quedó una ventanita de posibilidad para que los rubros que no están explícitamente nombrados, el gobierno los pueda autorizar".

"Esta es la situación. Sé que hay disconformidad por parte de los comerciantes, hasta en la misma directiva me manifestaron su desacuerdo. No estoy conforme pero me adapto", aseguró.

La vigencia de las nuevas medidas comenzó hoy y se extenderá, en principio, hasta el 17 de julio. El horario para los comercios habilitados será de 8 a 18, aunque para los que dispongan de "take away" o delivery se extenderá a las 20 y 23, respectivamente.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Preocupa a comerciantes y gastronómicos el nuevo aislamiento en Neuquén