Gobierno admite que evaluó mal traspaso a Ezeiza

Lo reconoció Schiavi, tras cuatro días de trastornos.

El secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, reconoció ayer que “se evaluó mal” el traspaso de las operaciones de Aerolíneas Argentinas y Austral al aeropuerto internacional de Ezeiza, ante el cierre por refacciones del aeroparque metropolitano Jorge Newbery.

El funcionario se mostró dispuesto a ir a la Cámara de Diputados en caso de ser citado a dar explicaciones, como lo habían pedido legisladores de la oposición.

En tanto, ayer se produjo otro paro en Ezeiza, esta vez de azafatas y personal de cabina de la empresa de origen chileno LAN, que generó demoras y sumó un nuevo capítulo de conflictos en el sector aerocomercial de la Argentina.

Las declaraciones del funcionario fueron hechas cuatro días después de los trastornos que se produjeron desde el jueves pasado, el mismo día en que se cerró la aeroestación metropolitana, alentados por un inesperado conflicto gremial entre los dos sindicatos que representan a los pilotos de las líneas aéreas del Estado, APLA y UALA.

En una conferencia de prensa en el aeropuerto internacional, el secretario de Transporte de la Nación reconoció que “se evaluó mal la cantidad de vuelos que se trasladaba a Ezeiza en una primera instancia”.

“El volumen de esa operación en un lugar nuevo iba a ser complicado y hubo problemas de ajuste” para los vuelos de Aerolíneas Argentinas y Austral, admitió Schiavi.

Además, ratificó que el actual esquema de operaciones “va a continuar hasta el viernes con esta cantidad de vuelos” y resaltó que se privilegiará “garantizar la eficiencia de la operación” de las compañías y que “no quede ningún pasajero suelto y sin poder viajar”.

“Lo que pasó el jueves y viernes de la semana pasada no debería volver a producirse”, prometió el secretario de Transporte, aunque reconoció que, más allá del conflicto entre los gremios de pilotos, “el problema no lo estamos negando: existió y estamos buscándole caminos de solución”.

“Nuestra prioridad es que las operaciones funcionen globalmente, sin cancelaciones”, aclaró Schiavi, quien descartó que se pueden producir retrasos.

Por su parte, azafatas de la Asociación de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Empresas Aerocomerciales realizaron un paro por otra interna con un sindicato rival, que provocó demoras y cancelaciones en LAN Argentina, que se normalizó hacia el mediodía luego de que el ministerio de Trabajo dictara la conciliación obligatoria.

La medida de fuerza, que se concretó de manera sorpresiva a las 5, causó un nuevo revuelo en Ezeiza y, pese a que tras la intervención de la cartera laboral las azafatas volvieron al trabajo y se retomó así el cronograma de vuelos, debieron cancelarse varios servicios y el resto fue reprogramado. (DyN/Télam)

CAOS EN LOS AEROPUERTOS


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora