Gobierno extendería suspensión de las exportaciones si no baja la carne

La medida se ampliaría a



La ministra de Economía, Felisa Miceli, dejó en claro ayer que el Gobierno podría endurecer aun más las restricciones a las exportaciones de carne, si la caída en los precios de la hacienda no se trasladan a los mostradores. "Si la baja de la carne no se consolida, podría prorrogarse por otros 180 días la suspensión de las exportaciones", afirmó Miceli.

La ministra se pronunció así en momentos en los que el Gobierno espera que la caída en el precio de la hacienda en Liniers –que concentra solo el 16% del comercio de ganado vivo en el país– se traslade a los consumidores.

Ayer, el índice novillo, un indicador de la tendencia en los precios de la hacienda en Liniers, marcó un nuevo descenso del 3,1 por ciento con relación al viernes último. En las dos últimas jornadas acumula una baja del 17,3 por ciento.

La caída de ayer se produjo pese a que ingresaron al mercado solo 2.702 cabezas, por debajo de las 5.000 cabezas que habitualmente se comercializan en Liniers los lunes. De hecho, el de ayer fue el menor ingreso de ganado en lo que va del año para un lunes.

El vicepresidente de la Asociación de Propietarios Carniceros de la Capital, Alberto Williams, estimó al respecto que recién a mediados de esta semana la rebaja en los precios de la hacienda llegará a los mostradores de las carnicerías y las góndolas de los supermercados.

"Recién el miércoles o el jueves podrá bajar el precio de la carne en las carnicerías y los supermercados si los frigoríficos y matarifes trasladan la fuerte caída del viernes", explicó Williams.

El dirigente aseguró, sin embargo, que una baja firme en los precios de la carne, que –estimó–"no debiera ser inferior al 10 por ciento", está condicionada al sostenimiento del aumento en

las entradas de animales. "Si se sostiene en el tiempo, la plaza se va a descomprimir un poco y los precios van a bajar", confió Williams, quien sin embargo aclaró que seguirá faltando el denominado consumo liviano por la vigencia de los pesos mínimos de faena. Tras reiterar su apoyo a la medida del Gobierno, señaló que "se estaba exportando demasiado", ya que la actual producción argentina "no da para una exportación fuerte y un consumo barato".

Por su parte, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luciano Miguens, reconoció que la suspensión de las exportaciones de carnes debería traducirse en una mejora de la "oferta" en el mercado interno. Tras criticar la medida dispuesta por el Gobierno, el dirigente del campo afirmó que la sucesión de hechos de la semana pasada –con subas de precios en Liniers, carnicerías y la posterior suspensión de las exportaciones– puso de manifiesto "una distorsión totalmente irreal" y que ante esta situación, los frigoríficos deberán adaptarse al consumo interno. "Toda esta distorsión de la semana pasada fue totalmente irreal. Habrá que ver qué pasa ahora. Lo lógico es que apareciera en el mercado interno más oferta por la salida de las exportaciones, si esta medida empieza a correr", dijo Miguens.

Por otra parte ayer, con la publicación en el Boletín Oficial de las resoluciones 113/2006 y 114/2006, quedó oficializada la suba de retenciones para las carnes con hueso, congelados, procesadas , termoprocesadas y conservas –pasa del 5 al 15% e iguala así el impuesto que se cobra para el resto de los productos cárnicos–, y la prohibición de exportaciones por 180 días. (Ver aparte) (DyN/Télam)

Notas asociadas: Oficializan el aumento del 10% de las retenciones El primer perjudicado: el criador Río Negro: Subas de hasta 40% en los últimos meses Advierten que la leche podría vivir una situación similar Prevén una inflación del 1,1% en marzo  

Notas asociadas: Oficializan el aumento del 10% de las retenciones El primer perjudicado: el criador Río Negro: Subas de hasta 40% en los últimos meses Advierten que la leche podría vivir una situación similar Prevén una inflación del 1,1% en marzo  


Comentarios


Gobierno extendería suspensión de las exportaciones si no baja la carne