Gobierno pide una compensación justa para Techint

Gestiones para que Venezuela resarza al holding local Chávez dijo que pagará un precio justo por las firmas

BUENOS AIRES.- El gobierno nacional aseguró ayer que respeta las decisiones del gobierno de Venezuela de nacionalizar empresas, pero abogará para que se pague por ellas un «precio justo» y defenderá las inversiones de empresas argentinas en el exterior.

«Vamos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para defender los intereses de los empresarios», afirmó el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

El pasado viernes, Hugo Chávez anunció la nacionalización de dos industrias siderúrgicas petroleras en las cuales el grupo Techint tiene mayoría accionaria, y otra en la cual la empresa argentina tiene un porcentaje menor. Randazzo confirmó ayer que el canciller argentino, Jorge Taiana, conversó con su par venezolano, Nicolás Maduro, sobre la compensación que recibirían las empresas nacionalizadas en Venezuela, en especial las del grupo argentino Techint.

En este sentido, ayer el diario «Clarín» publicó que el gobierno de Venezuela se comprometió ante la Argentina a otorgar una «justa compensación» económica ante la nacionalización de tres empresas de Techint. En medio del malestar de las cámaras empresariales argentinas por la decisión venezolana, el gobierno del presidente Hugo Chávez buscó calmar las aguas con este mensaje y en contacto con autoridades argentinas puso como antecedente el acuerdo que finalmente se alcanzó por la estatización, el año pasado de Sidor –subisdiaria de Techint–, por la que pagó u$s 1.970 millones luego de varias gestiones del gobierno de Cristina Kirchner. Fuentes venezolanas y gubernamentales dijeron a «Clarín» que ésa fue la posición que transmitió Venezuela, donde al mismo tiempo fue bien recibido el pronunciamiento oficial argentino de «respetar las decisiones soberanas» de su país.

La idea de una «justa compensación» habría sido parte del diálogo que mantuvieron anteayer el canciller Jorge Taiana con su par venezolano, Nicolás Maduro. Esa conversación fue el primer contacto oficial que tuvieron los dos gobiernos luego del anuncio que anticipó Chávez el jueves pasado.

Chávez resolvió nacionalizar seis empresas. Techint es propietaria de Tubos de Acero de Venezuela (Tavsa) y Materiales Siderúrgicos (Matesi); y cuenta con participación en una tercera, Complejo Siderúrgico de Guayana (Consigua).

«Por parte del gobierno argentino vamos a poner todo el empeño, absolutamente todo el empeño para que, en caso de concretarse cualquier tipo de estatización, sea a un precio justo, y podamos defender de esta manera todos las inversiones que tienen nuestros empresarios en este país», declaró Randazzo.

El ministro intentó diferenciar en tanto al gobierno argentino de la gestión de Chávez, tras las advertencias de la oposición de que la presidenta pudiera seguir el modelo venezolano.

La líder de la opositora Coalición Cívica y candidata a diputada nacional por la ciudad de Buenos Aires Elisa Carrió advirtió que en caso de que Fernández de Kirchner siguiera el camino de Chávez se ingresaría en «una etapa de confiscación que haría que la Argentina desaparezca del mundo civilizado».

En tanto, el jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires y líder del partido de centroderecha opositor PRO, Mauricio Macri, expresó su preocupación por las nuevas nacionalizaciones en Venezuela. «Yo estaría bastante preocupado», aseguró, tras lo cual cuestionó las «visitas raras» que realizó Chávez a la Argentina días antes de anunciar las nacionalizaciones. (DyN/AFP/DPA)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios