Golpearon con alevosía al sereno de una feria municipal



Le disputan el puesto de vigilante, que cumple desde hace cinco meses, y el uso de un local. Lo atacaron en la madrugada cuatro personas, entre ellos una mujer. Tiene heridas en la cabeza, los brazos y las piernas. Lo auxiliaron taxistas y los recolectores de residuos.

NEUQUEN (AN) - La casilla de lata ubicada en un extremo de la Feria Municipal Nº 3 se ha convertido en un preciado objetivo para los feriantes. La disputa entre dos hombres por el puesto empezó a desarrollarse en los escritorios oficiales, pero de las discusiones protocolares se pasó a las trompadas y derivó en una brutal paliza a uno de ellos, que debió ser llevado de urgencia al hospital con heridas cortantes en la cabeza y otras partes del cuerpo.

La víctima, quien dijo tener autorización para ocupar el puesto e incluso que le pagaban por ello, denunció que fue golpeado con alevosía por otros sujetos, porque se resistió a abandonar el local de la feria de 12 de Setiembre y Láinez.

Se trata de Iván Orlando Peralta, quien dijo que desde hace un tiempo ejerce el puesto de sereno desde noviembre del año pasado, cuando lo autorizaron -según su versión, el presidente del complejo comercial y al menos una docena de feriantes.

Peralta, con la huellas del brutal castigo recibido a la vista, comentó que en la noche del jueves peleó con otro feriante, a golpes de puño, porque aquél había usurpado el local destinado al sereno.

"Eso fue como a las 23, discutimos, peleamos y terminó yéndose. Creí que el incidente había sido ya superado, pero en la madrugada este hombre volvió, acompañado de su hijo, otro hombre y una mujer y me atacaron a fierrazos y patadas", dijo el denunciante, quien exhibió copia de la presentación que del incidente realizó en la fiscalía penal 5, a cargo del doctor Mario Rodríguez Gómez.

Contó que cerca de la una de la mañana golpearon a la casilla y que al observar que quien lo buscaba era su rival de unas horas antes, sospechó que intentarían agredirlo. "Cuando abrí una reja que protege la puerta, quise salir corriendo porque sabía que me iban a pegar, pero igual me alcanzaron en la calle", dijo Peralta.

Añadió previo al enfrentamiento escuchó que sus atacantes planearon que lo iban a golpear en la calle.

"Al abrir el candado de la puerta de rejas me dijeron que saliera a la calle, porque venían dispuestos a pegarme", señaló.

Sobre la calle 12 de Setiembre Peralta recibió un durísimo castigo, por lo que debió ser atendido de urgencia en el hospital "Castro Rendón", a donde lo trasladó una ambulancia.

El castigo, según su propio relato, fue brutal. "Me atacaron a la vez, de todos lados, a patadas y fierrazos. Creo que perdí el conocimiento. Recién recuerdo que estaba en el hospital, donde me tuvieron hasta el otro día porque me hicieron todo tipo de exámenes", sostuvo Peralta.

Según dijo, le provocaron seis cortes profundos en el cuero cabelludo, que debieron ser suturados. También tiene heridas en un brazo y golpes en diversas partes del torso.

"Me ayudaron unos taxistas y los empleados de un camión de Cliba, que pasó por el lugar", dijo el sereno.

Añadió que además de vigilar la feria se dedica a hacer letras y otros trabajos de pintura, en el box18 de la feria.

"Hace unos meses me quisieron sacar el puesto, pero le mostré a los inspectores la autorización que me hicieron los feriantes y no me volvieron a molestar más", señaló Peralta.


Comentarios


Golpearon con alevosía al sereno de una feria municipal