Hallan en Misiones a la nena raptada por su papá

El episodio empezó el domingo en Neuquén y se cerró anoche en Posadas, adonde llegó el hombre con la menor de tres años.

NEUQUEN (AN)- Fueron 48 horas dramáticas de un episodio con rasgos cinematográficos, que tuvo un desenlace feliz. Una nena de 3 años fue secuestrada en esta ciudad por su padre, con la colaboración de una pareja que jugó un rol fundamental. Se movilizaron fuerzas de todo el país, pero anoche todo se esclareció.

«Ya está resuelto, acaba de entregarse el ciudadano norteamericano que buscábamos, con la nena. Lo detuvieron al llegar a su casa en Posadas, Misiones. La menor está en perfecto estado y ya salió un comisión para traerlos a esta ciudad», dijo anoche el comisario general Juan Carlos Lezcano, jefe de la Policía de Neuquén, y le puso broche a un hecho tan dramático como conmovedor: la disputa por la tenencia de un hijo.

La tarde del domingo la niña estaba con su abuela jugando en la vereda, en pleno centro de esta ciudad, cuando una pareja apareció sorpresivamente, le arrancó a la pequeña de sus brazos y desapareció a toda velocidad en un flamante Polo gris.

La mujer fue impotente para evitar que se llevaran su nieta, pero no para retener el número de la patente, dato con el que de inmediato se puso en marcha un espectacular despliegue policial, en toda la región, pero que inicialmente no permitió encontrar a la menor. Sin embargo, sí se detuvo a la pareja, quienes dijeron que la niña estaba con su padre, se suponía que fuera de la zona.

Organismos de seguridad de todo el país se pusieron tras los pasos de Henry Ellsojorth Beard, un ciudadano norteamericano con varios años de residencia en el país de 44 años, que se llevó a su hija, Savanah de tres años. La madre es Cecilia Carolina Uribe, una conocida cantante oriunda de Cinco Saltos, de 23 años, que conoció al padre de su hija precisamente por su actividad artística. Lideraba el grupo «La Nocturna».

El episodio tuvo movilizados a todos los equipos de investigación de la Policía de Neuquén y de la zona. «Se ha puesto en acción a investigadores policiales, de organismos de inteligencia nacional, Gendarmería y Fuerza Aérea. Todas las hipótesis se siguen minuciosamente, pero no estamos en condiciones en aventurar ningún desenlace. Eso sí, no estamos con las manos vacías», relató cerca de las 21 una fuente del caso que «pintó» un panorama de la investigación.

Una pareja, la que tuvo a su cargo la tarea de arrancar a la nena de su abuela, fue detenida en la mañana de ayer en un hotel de Cipolletti. Dieron, según las fuentes, todos los detalles de lo sucedido. Hoy serían indagados por el juez Daniel Gelloni.

La pareja, un hombre y una mujer de alrededor de 30 años, es de Tierra del Fuego, pero habrían venido desde Posadas, donde habrían conocido a Beard y planearon el secuestro de la niña.

«Una mujer llamó, me dijo que era de Posadas, y quería saber dónde vivía Cecilia. Pero no me dijo nada más, fue muy sugestivo…», habría dicho una persona vinculada a la artista. Esto habría sucedido meses atrás y la anécdota es vinculada con el episodio.

Cecilia se relacionó con Beard cuando éste era autoridad jerárquica del casino de esta ciudad. Formaron pareja y todo marchó a la perfección, en el marco de un alto nivel de vida merced al trabajo del hombre.

La pareja era la imagen de la felicidad y vivió en el exclusivo barrio privado Rincón Club de Campo. «Frank -así llamaban también al hombre- era un hombre que amaba a su esposa y su hija», dijo una fuente (ver aparte).

La ida a Buenos Aires

Dicen que Beard se propuso allanarle el camino al éxito artístico de su esposa y por eso se fueron a Buenos Aires. Otra fuente señaló que se fueron porque al hombre lo despidieron de su trabajo.

La joven y su pareja estuvieron viviendo en El Tigre, donde Beard trabajaba en una casa de espectáculos y juego. Pero la felicidad se rompió y la mujer regresó a la zona, donde residiría con su madre en pleno centro de esta ciudad. La separación habría sido traumática e, incluso, existe un juicio penal por asistencia alimentaria planteada por la madre.

Beard estuvo también -las fuentes dicen que habría sido en estos últimos tiempos-, en Posadas, Misiones, trabajando para una empresa extranjera. Desde allí, siempre según las fuentes, se habría planeado el secuestro de la niña.

El padre y la pareja que está detenida habrían llegado el fin de la semana pasada y se alojaron en un hotel del bajo, a metros de avenida Olascoaga. Se movilizaron en el Polo, hasta que secuestraron a la niña. Luego fueron a Cipolletti, donde los encontraron y no pusieron resistencia.

Finalmente anoche el hombre y su hija fueron ubicados en la ciudad misionera, poniendo punto final a 48 horas de dramática historia.

Coinciden en que «era un tipo macanudo»

NEUQUEN (AN) – «Mirá, Frank era un tipo normal… Qué te puedo decir, un tipo muy enamorado de su mujer y de su hija. Yo, por lo que conocí de ellos cuando eran pareja, me pareció que era una relación excelente…». Una persona amiga íntima del norteamericano Breard y de la joven cinco- saltense Cecilia Carolina Uribe, trazó espontáneamente un perfil del «secuestrador» de su hija.

¿Qué hubo detrás de este espisodio cinematográfico? ¿Un padre que quiso huir para siempre con su hija o un padre que, simplemente, quería estar con su hija?.

Al margen de una separación traumática, de un juicio por la cuota alimentaria y de una relación de pareja que tuvo rasgos de incomprensión e intolerancia, pareciera ser que el secuestro de la niña fue obra de un hombre que no perseguía otro objetivo que recuperar a su hija.

La información policial dio cuenta que Beard fue detenido cuando llegó a su domicilio, en Posadas, donde residía desde hace algún tiempo. La policía lo estaba esperando. «No hubo ningún tupo de problema al momento de la aprehensión, todo se ha desarrollado sin ningún tipo de i nconvenientes y ya se ha dispuesto un operativo para traer al hombre y la nena a esta ciudad», dijo el jeje de la Policía neuquina, Juan Carlos Lezcano.

«Uno nunca puede saber qué pasa en una familia o en una pareja. Pero si me lo preguntás te digo que era normal. Económicamente estaban bien, imaginate, vivían en el lugar más coqueto de la ciudad, en una casa que le alquilaba la empresa que contrató a Frank. Se los veía bien. Fuí incluso a fiestas familiares, era una buena pareja», dijo la fuente.

«El, lo que quería, era que Cecilia triunfara en el canto. Hacía cualquier cosa, incluso se fue a Buenos Aires a vivir con ese fin», añadió.

En lo que los amigos y conocidos de Frank y Cecilia coinciden es en que la pareja era feliz. Al hombre, que hacía mucho vivía en el país, incluso le conocieron a su familiares, cuando venían a visitarlo. «Para mí, era un tipo re-macanudo. Qué querés que te diga», dijo una tercera fuente.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios