Hay 6 médicos para 11 centros barriales en Roca

Había pocos profesionales en los centros barriales y para colmo se jubilaron dos. No creen que esos lugares se puedan cubrir en el corto plazo. Priorizan los barrios más poblados.



ROCA (AR).- La problemática de los centros de salud de Roca se profundiza. A la ya deficiente atención, a partir de no contar con los recursos humanos necesarios para cubrir los turnos, se suma una nueva agravante: dos médicos que cumplían funciones en las 250 viviendas y en J.J. Gómez se jubilaron, pero la falta de oferta de profesionales no permite esperar que los cargos se cubran en menos de un año.

Además, dos de los ocho médicos que quedaron disponibles para trabajar en la atención primaria que se realiza en las dependencias están enfermos y no se reincorporarán en el corto plazo. De esta manera, la proporción de profesionales a cargo de las salas barriales no cubre ni siquiera las mínimas exigencias para poder brindar una atención decorosa: 11 centros para 6 médicos.

Mario Baiman y Rosario Gallard Abuye (ex directora del hospital de Roca) cumplían funciones en los centros de salud de los barrios 250 viviendas y J.J. Gómez respectivamente. Recientemente jubilados, dejaron vacantes sus puestos que, por el momento, serán cubiertos por el plantel estable del resto de las salas barriales. Teniendo en cuenta que antes del alejamiento de los dos médicos, los reclamos del hospital al Ministerio de Salud eran de 6 nuevos profesionales, los centros no podrán brindar una atención adecuada hasta que no se dé una respuesta desde provincia. Según se reconoció oficialmente, se está priorizando la atención en los barrios más poblados de la ciudad, como Noroeste o Villa Obrera; mientras que los que tienen menos habitantes se deben conformar con la visita de los médicos sólo 2 veces por semana.

Cristina Uría, directora del hospital Francisco López Lima, explicó que, si bien supone que desde Salud aceptarían nombrar nuevos profesionales, la oferta actual es tan baja, que la única vía de solución inmediata sería tentar a médicos de otras provincias.

Por otro lado, los sueldos que se pagan en Salud Pública no seducen a nadie y resaltan una marcada contradicción en la política del gobierno provincial en este sentido: mientras que se hace hincapié en la profundización de la atención primaria (que se brinda en los centros de salud) y se construyen y refaccionan hospitales, los salarios ofrecidos a los médicos generalistas con dedicación exclusiva (44 horas se

manales) llegan sólo a 1.300 pesos.

Cualquier profesional con experiencia, trabajando en el sector privado, logra alcanzar salarios muy superiores a los que obtendría en un hospital. Esto genera situaciones como la de Roca, en donde un centro de salud terminado de construir hace meses -el de Barrio Nuevo- no puede ser habilitado, ya que no hay médicos para atender la demanda de más de 10 mil personas que viven en ese sector de la ciudad.

La solución para los hospitales pasa por captar a los residentes recién recibidos, que buscan abrirse camino en el campo laboral y que podrían ver la alternativa con buenos ojos. Esta opción es algo lejana para el “López Lima”, ya que las evaluaciones para las residencias de este año fueron el mes pasado, y el hospital roquense no recibió a ninguno de los postulantes. “Creo que desde provincia deberían hacer un llamado nacional, porque así se podría captar a médicos de otras provincias”, concluyó la directora del hospital.


Comentarios


Hay 6 médicos para 11 centros barriales en Roca