Hay temor en el barrio donde violaron a un nene

Los vecinos aseguran que los abusadores "andan como si nada". Según la mamá, el menor no recibió asistencia hasta ahora. Dijo que la psicóloga le dio turno recién para el 7 de octubre.



ALLEN (AC).- Hay temor en el barrio donde vive el nene de 10 años que fue abusado por dos menores. Los vecinos están preocupados porque dicen que los abusadores “andan en la calle como si nada”. Varios papás se acercaron a hablar con los familiares de la víctima y les dijeron que están dispuestos a firmar un petitorio para que “se haga algo”.

Saben que por tratarse de chicos de 13 y 15 años es difícil que la Justicia actúe. Pero tampoco quieren quedarse con los brazos cruzados. Dicen que por el bien de los nenes del barrio y de los mismos responsables del abuso, las autoridades “tienen que tomar alguna medida”.

El chiquito de 10 años fue violado en dos ocasiones en el mes de agosto. En la primera oportunidad, un menor de 13 años, compañero de la escuela, lo interceptó en inmediaciones del canal de riego y abusó de él debajo del puente de “la Millacó”. Esto ocurrió el sábado 14. Apenas unos días después, el martes 17, volvió a ocurrir. En esta oportunidad el abusador de 13 años iba junto a un adolescente de 15 años. Juntos, sorprendieron al nene cerca del canal -cuando todavía no llevaba agua- y volvieron a violarlo debajo del puente.

La pesadilla del menor recién se conoció un mes después, cuando el mismo chiquito s animó a contarle todo a la directora de la escuela 335 donde asiste y donde iba (hasta antes de este episodio) el abusador de 13 años. Cuando los papás se enteraron hicieron una denuncia penal, en tanto que desde la escuela se le dio intervención a la UEL (Unidad Ejecutora Local)

A pesar que desde los primeros días se informó que el menor iba a recibir asistencia psicológica y social, la mamá del nene dijo ayer que “hasta ahora nadie apareció en mi casa”. Ase

guró que si con su marido no lo llevaban al hospital para que lo viera un psicólogo “todavía estaría esperando” que la Justicia le enviara a alguien.

“El nene sigue angustiado, no se le puede decir nada porque llora por cualquier cosa. Y tiene miedo”, expresó la mujer ayer.

Dijo que la psicóloga del Poder Judicial recién lo va a ver el 7 de octubre. “No sé por qué nos están haciendo esperar tanto. Estamos indignados”, enfatizó.

Los padres pensaban viajar el viernes a los Tribunales de Roca para hablar con el juez de la causa a fin de “apurar las cosas”, pero por recomendación del abogado que tienen desde hace unos días, desistieron. El motivo fue que recién mañana el expediente iría desde la Fiscalía de Allen a la sede del Juzgado 4. “Vamos a ir en la semana”, anticipó ayer la mujer.

La mamá del nene dijo que seguirá luchando no sólo para ayudar a su hijo sino además para evitar que otros chicos sufran el mismo tormento. “Los otros papás también tienen miedo y me dijeron que están dispuestos a firmar un petitorio porque algo hay que hacer. Esos chicos siguen en el barrio como si nada”.

La víctima vive a pocas cuadras de los victimarios, en un barrio ubicado en la zona norte de Allen.


Comentarios


Hay temor en el barrio donde violaron a un nene