Heridos en el cierre de San Fermín

Nadie fue alcanzado por los bravos toros.





AP

Cuatro personas fueron tratadas por cortaduras y magullones pero nadie resultó corneado ayer cuando miles de participantes desafiaron el paso de seis toros bravos en la última jornada de la tradicional fiesta de San Fermín.

El doctor Ignacio Iribarren, vocero del hospital Navarra de Pamplona, dijo que cuatro personas fueron admitidas para tratamiento, dos con lesiones en la cabeza y dos con heridas en un brazo y en una pierna.

Un corredor escapó cuando fue derribado por el toro delantero y quedó frente a la manada. Los corredores expertos, conocidos como “los divinos’’ por su habilidad para eludir a los toros, coinciden en que pararse frente a la embestida de los toros es lo más peligroso.

Una vez que los toros llegaron al ruedo, un osado corrió de entre la multitud para enfrentar a uno de ellos cuando era conducido a los establos, pero el toro lo derribó mientras el público observaba horrorizado.

Iribarren dijo que el festival de San Fermín de este año fue uno de los más seguros que hubiese experimentado y agregó que sólo seis personas permanecían en el hospital, incluso los de. (AP)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Heridos en el cierre de San Fermín