Holdouts apuntan a activos de Lázaro Báez: lo habilitó un juez de Nevada

El fallo del juez Cam Ferenbach “mostró sustancialmente” las sospechas de que Báez usó 123 empresas para lavar 65 millones de dólares.

La ruta del dinero K

El juez de Nevada Cam Ferenbach habilitó al fondo buitre NML a obtener evidencia de 123 empresas que según ese magistrado se habrían utilizado para lavar 65 millones de dólares. Se basa la decisión en la presentación efectuada por el fiscal Campagnoli sobre esas empresas y su vinculación con Lázaro Báez. Fija el juez además la fecha del 12 de septiembre para que las partes, NML y esas 123 empresas presenten un reporte conjunto. La Corte Suprema de los EE.UU. hace cuatro meses habilitó el proceso de “discovery” mediante el cual, los fondos buitre pueden requerir información financiera para buscar activos en condiciones de ser embargados.

En su edición de hoy, La Nación afirma que el juez Ferenbach “así lo dispuso anteayer, tras considerar que NML hizo una demostración sustancial de que Báez lavó dinero a través de 123 sociedades”, para beneficio del “sórdido trío”, como lo caracterizaron los abogados del fondo, que Báez conformó junto a la presidenta Cristina Kirchner y el fallecido ex presidente Néstor Kirchner . Para esas supuestas operaciones de lavado por US$ 65 millones, según refrendó el juez en su fallo, Báez pasó a controlar las 123 sociedades por medio del estudio jurídico y contable Mossack & Fonseca, con sede en Panamá y sucursales en distintos paraísos fiscales alrededor el mundo”.

“El magistrado también estimó que NML aportó evidencias suficientes para sospechar que dos firmas de las islas Seychelles, Aldyne y Gairns, también pertenecerían a Báez , quien siempre desmintió esa acusación a través de los voceros consultados por La Nación. Para el fondo NML, sin embargo, se trata de otro complejo intento de cobrar al menos parte de su reclamo por US$ 1700 millones contra la Argentina. Pretende detectar activos de Báez en el exterior, para luego sostener que son millones extraídos de las arcas públicas como parte del lavado de “la corrupción” de la familia Kirchner”, agrega La Nación en su edición de hoy.

Por su parte, Clarín agrega que en el fallo del juez Ferenbach, el fondo buitre NML “mostró sustancialmente” las sospechas de que Báez usó esas empresas para lavar dinero. El empresario K, a través de su vocero, negó tener empresas fantasma en EE.UU.

“Sin embargo, Ferenbach consideró válidas las sospechas de Campagnoli en cuanto a que esas 123 empresas –el fiscal, en realidad habló de 148– manejadas por la misteriosa empresa Aldyne de las islas Seychelles habrían participado de una maniobra para lavar 65 millones de dólares. Por estas y otras razones, el juez de Nevada ordenó que Mossack Fonseca informe sobre los movimientos bancarios y las inversiones de las 123 empresas desde enero del 2010 hasta la fecha. Además, que la administradora de esas firmas de cartón, la panameña Leticia Montoya, viaje a Las Vegas y comparezca ante el tribunal para responder preguntas sobre esas empresas. La causa se inició en enero cuando NML pidió a Mossack Fonseca información sobre 123 de las 148 empresas de pantalla nombradas en el dictamen del fiscal José Masría Campagnoli, el primero en investigar la ruta del dinero K”, informa Clarín este miércoles.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios