Hollande, debilitado por el caso Leonarda



PARÍS.- Fragilizado por el caso de Leonarda, joven gitana kosovar expulsada de Francia, el presidente François Hollande hace frente a un verdadero rompecabezas para superar la polémica y soldar a su dividida mayoría, mientras la colegiala afirmó el martes que duda en volver. La detención de Leonarda durante una excursión organizada por su colegio el 9 de octubre y su posterior expulsión, junto con su familia, desataron una ola de protestas en parte de la izquierda francesa y manifestaciones de miles de estudiantes secundarios que exigían su retorno. Diversos analistas consideraron que la manera como el ejecutivo socialista trató este caso podría marcar un giro en el mandato de Hollande, cuyo gobierno se encuentra al borde de la ruptura. A falta de indicaciones por parte del jefe de Estado, los políticos franceses especulan desde hace una semana sobre las más diversas posibilidades, desde una reorganización gubernamental hasta la disolución de la Asamblea Nacional, pasando por un referéndum, un cambio en la dirección del Partido Socialista, o que no se haga nada en espera de que pase el chaparrón. El centrista Jean-Louis Borloo empezó la ronda de especulaciones al sugerir el domingo al presidente que reorganizara el gobierno o disolviera la Asamblea. Con ello, Hollande se presentaría ante los franceses de nuevo en busca de una “relegitimización popular”, estimó Borloo. “O esperamos que pase el chaparrón o procedemos a un cambio. ¿Pero cuál? Las opciones no son muchas, salvo la reorganización gubernamental”, comentó el martes un dirigente socialista. (AFP)


Comentarios


Hollande, debilitado por el caso Leonarda