Huergo padece las contras de no contar con un banco

Lo más visto



INGENIERO HUERGO (AVR).- El cierre del único banco que prestaba servicios en Huergo generó un sinnúmero de inconvenientes para toda la comunidad, que desde hace dos semanas debe trasladarse más de 15 kilómetros para poder hacer sus trámites bancarios.

Entre los más perjudicados por la situación se encuentran los jubilados, quienes en muchos casos se ven impedidos de movilizarse en colectivos y deben gastar sumas importantes para cobrar sus pensiones. Pero también los productores, los empleados estatales, comerciantes y hasta el mismo municipio local se ven complicados ya que deben recurrir a entidades bancarias de otras localidades para hacer depósitos o trámites bancarios.

Un simple hecho marca la magnitud de los inconvenientes que generó el cierre de la sucursal del banco Patagonia. Para cualquier trámite en organismos oficiales que requiera un estampillado de un peso, se deben hacer 30 kilómetros entre ida y vuelta, con un costo de pasaje de 3,20 pesos.

Para tratar de revertir el complejo panorama, desde la comuna se están haciendo gestiones para que el Banco Nación Argentina instale una sucursal en Huergo.

La Cámara de Comercio local, Miriam Ruiz, señaló que todos ven con gran preocupación lo ocurrido a partir del cierre de la sucursal del Banco Patagonia, que incluso quitó el cajero automático, que en principio iba a permanecer en funcionamiento.

En este sentido indicó que la primera intención de la entidad bancaria fue cerrar sus puertas en diciembre, pero a partir de las gestiones realizadas se consiguió el compromiso de extender hasta fines de mayo la sucursal abierta. Del mismo modo, el compromiso era, a pesar del cierre, mantener el servicio de cajero automático. “Pero no dejaron ni el cajero, y hoy todos nos vemos complicados, los comerciantes, los productores, los jubilados, los docentes, los trabajadores del hospital, el municipio y todos los vecinos”, señaló la titular de la cámara mercantil.

Ruiz, indicó que el a partir de las gestiones realizadas por el intendente Leonardo Ballester y el legislador Osbaldo Giménez, en los últimos días se obtuvieron mayores precisiones respecto a los requisitos impuestos por el BNA para instalarse en Huergo.

“Uno de los puntos es tener tres casas, que el municipio se haga cargo de las refacciones del edificio, y que también se les dé la posibilidad de cobrar los impuestos provinciales”, precisó Ruiz.

En relación a este último punto, sostuvo que “lo vemos de muy difícil cumplimiento, porque la provincia firmó un convenio con el Banco Patagonia hasta el 2006, para hacerse ellos cargo del cobro de impuestos, y no creo que ahora cedan”.

Gestiones por el Banco Nación

Desde diciembre el municipio de Huergo está llevando a cabo gestiones con el directorio del Banco Nación para lograr la apertura de una sucursal en la localidad.

Por el momento es la comuna la que oficia como entidad recaudadora de los impuestos provinciales.

El municipio debió invertir en seguridad y la contratación de un camión de caudales para trasladar el dinero hacia otras entidades bancarias.

El titular del Ejecutivo, Leonardo Ballester, es optimista por días atrás fueron convocados por Guillermo Molina, subgerente departamental del BNA, para acordar algunos puntos de la puesta en funcionamiento de la entidad.

En cuanto a los pedidos, señaló que el municipio ya ofreció el espacio físico para el funcionamiento de la sucursal, las tres viviendas para el personal y gestiones para que la sucursal del BNA tenga a su cargo el cobro de impuesto provinciales. (AVR)


Comentarios


Huergo padece las contras de no contar con un banco