Icare cree que Nación no dejará caer a Bariloche

Optimismo del intendente electo por las gestiones en Buenos Aires.

BUENOS AIRES (ABA).- «En el gobierno nacional tomaron conciencia de lo que nos pasa: saben que si no nos ayudan, puede caer todo en picada; y no están dispuestos a que eso suceda». La frase pertenece al recientemente electo intendente de Bariloche, Alberto Icare, y resume sin eufemismos el temor que reina en las dependencias nacionales por la grave situación económica, política y social que atraviesa la ciudad.

Icare, que estuvo en Buenos Aires desde el miércoles último y vuelve hoy, se lleva en su regreso esa impresión, que él mismo recolectó de las múltiples reuniones que mantuvo en ministerios y dependencias públicas con funcionarios de primera y segunda línea del gabinete del presidente Duhalde.

«Las respuestas que tuvimos fueron todas muy satisfactorias: no sólo escucharon nuestras necesidades atentamente, sino que además demostraron conocer bien nuestra urgencia por obtener cooperación para levantar a la ciudad a la brevedad», reflexionó el intendente a la salida del encuentro que mantuvo ayer con la ministra de Trabajo, Graciela Camaño.

Icare asistió a ese cónclave acompañado por su flamante secretario de Hacienda, Jorge Rojas, y por los diputados Ovidio Zúñiga (PJ-Río Negro) y Julio Accavallo (Frente Grande-Río Negro).

Allí planteó los inconvenientes que vislumbra en la comuna por el traspaso de planes asistenciales que habrá que hacer a fines de mayo, cuando entre en vigor el programa de Jefas y Jefes de Hogar desocupados.

Concretamente, su preocupación radica en lo que puede suceder con 650 subsidios del viejo sistema que podrían presentar incompatibilidades con el nuevo programa.

«Camaño nos dijo que se iban a estudiar los casos, aunque recordó que los requisitos para acceder a esos planes son muy claros», afirmó.

Y agregó: «Lo importante es que de igual modo expresaron voluntad de ayudarnos. Todo a sabiendas de que la ciudad debe enfrentar una temporada de invierno que puede ser crucial para empezar a recuperarse y que de no obtener la contención de la Nación para garantizar la prestación de servicios básicos al turismo, las cosas se podrían poner más difíciles para todos».

Por la mañana, Icare mantuvo un encuentro con el presidente de Parques Nacionales, Luis Rey, con quien comenzó a gestionar el envió de maquinas viales y camiones justamente para el mantenimiento de calles y rutas en la temporada invernal.

También se reunió con el subsecretario de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior, Armando Traferri, con el propósito de conocer los requisitos necesarios para obtener financiamientos del BID para el desarrollo de obras urbanas.

«Además surgió la propuesta de comenzar un plan para dar impulso a los microemprendimientos productivos, por lo que en junio nos visitarán en Bariloche», dijo Icare.

El periplo por la ciudad continuó con una visita al Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento Ambiental para evaluar los avances en los emprendimientos en Villa Llanquihue, Pilar 1 y 2 y Colonia Suiza.

«Todos mostraron buena voluntad para ayudarnos. Ahora esperamos los hechos», concluyó el intendente.

Denuncian perjuicio contra Parques

BUENOS AIRES (ABA) – Un presunto perjuicio contra la Administración de Parques Nacionales, denunció en Buenos Aires ayer ante la Justicia Federal el abogado particular, Ricardo Monner Sans.

El conocido letrado pidió que se investigue la inactividad de abogados del Estado en ejecutar una condena contra la firma Llao Llao Holding, que beneficiaba a Parques Nacionales por la suma de diez millones de dólares.

Según Monner Sans, la justicia condenó a dicha empresa (en primera instancia) a abonar 2.870.000 dólares, pero la condena firme se incrementó en febrero del 2001 -incluyendo intereses y punitorios- hasta los diez millones de dólares.

El denunciante destacó que pese a haberse trabado embargo a fines del año último, fue notoria la falta de actividad de los representantes del Estado para que el patrimonio público no se viera perjudicado, en contraste con la «fervorosa actividad» que esos profesionales pusieron en cobrar sus honorarios. En diálogo con «Río Negro», Monner Sans, adelantó que cuando se lo convoque ratificará la denuncia ante el juez Rodolfo Canicova Corral y que la causa seguirá avanzando de oficio con la intervención del fiscal Di Massi.

Monner Sans se reservó el nombre de los letrados que actuaron con supuesta negligencia: «Prefiero que lo determine el juzgado», apuntó el letrado.

Según consta en la presentación escrita, el expediente fue iniciado en mayo de 1997. «Si no se incorporó la suma habilitada por la sentencia el erario público habrá perdido una suma cuantísima producto de la devaluación», puntualizó el denunciante.

El mismo dijo desconocer si la Dirección Nacional de Auditoría tomó la pertinente intervención en la causa.

En materia de delitos penales, Monner Sans sostuvo que «habrá que saber si estamos ante una violación a los deberes de funcionario público y si existió fraude contra la Administración Pública».

Una casilla precaria para protestar en pleno Centro Cívico

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El ex suboficial de policía César Ricardo Isnárdez comenzó instalando una carpa para reclamar su reincorporación a la fuerza rionegrina, después estacionó una casa rodante frente al palacio municipal, y ahora se estableció con una casilla precaria, de la que promete no salir hasta que las autoridades provinciales atiendan su reclamo.

A fines de abril comenzó su protesta en el Centro Cívico de Bariloche con una carpa, un fogón y varios carteles en los que pedía ser escuchado por el ministro de Gobierno de la provincia. Poco después las lluvias, el frío y el viento pusieron en riesgo su salud, y sus familiares le acercaron una casa rodante que estacionó junto a la carpa para guarecerse durante buena parte de la jornada.

La casa rodante de Isnárdez fue multada en dos oportunidades por los inspectores municipales, en una actitud que ex suboficial consideró de provocación y persecución, y decidió retirarla para prevenir el probable secuestro del rodado.

Esa circunstancia fue determinante para que decidiera instalar una casilla precaria junto a la carpa, donde ubicó un catre, una salamandra y una provisión de leña suficiente para alimentarla.

En esos días Isnárdez no recibió ninguna respuesta, pero el martes por la tarde fue intimado por el comisario Carlos Ferreyra y el secretario de gobierno, Andrés Martínez Infante, para que retirara la construcción que había emplazado. El ex policía se negó a cumplir la intimación y anunció que no dejará «la Plaza hasta que tenga una solución». Al mismo tiempo, refutó que «los empleados municipales estuvieron tres meses aquí, en una carpa, y nadie les dijo nada, ni mandaron a nadie para sacarlos».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora