Incendio redujo a ruinas una escuela de San Martín

Menos las aulas de la primaria, el resto quedó hecho escombros.



1
#

2
#

3
#

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- “El calor era insoportable, terrible, y creí que el fuego se llevaba toda la manzana”, dijo uno de los testigos del incendio que en la madrugada de ayer redujo a escombros humeantes las céntricas instalaciones del complejo educativo “Escuela del Sol”, por fortuna sin dejar víctimas.

Para agregar dramatismo, los bomberos no conseguían la presión adecuada en las bocas del sistema subterráneo de provisión de agua, por lo que tuvieron que extender líneas de manguera hasta el lago Lácar y bombear desde allí, a unos 250 metros. Más de 550 alumnos, padres, madres, docentes y directivos se quedaron en dos horas sin el colegio que a poco estaba de cumplir 25 años en la ciudad, pero con el mismo vértigo cambiaron el estupor inicial por un esperanzador sentimiento de solidaridad. (Ver recuadro)

Es que con las primeras horas de la mañana los sanmartinenses ya estaban movilizados y trabajando con las autoridades del colegio y del municipio para encontrar soluciones al último tramo del ciclo lectivo, a la vez que desde el gobierno provincial se confirmaban gestiones para la reconstrucción.

El gobernador Jorge Sapag se comunicó telefónicamente para interesarse sobre la situación, y ya estaba confirmada la visita de las máximas autoridades de Educación con igual fin. El propio intendente Juan Fernández se puso a disposición de los responsables del colegio cuando los bomberos aún estaban atacando el siniestro, y luego se sumaron concejales y otras autoridades para procurar espacios alternativos (ver recuadro). Con ese fin se sucedieron las reuniones a lo largo de la jornada.

Al lugar acudieron también peritos, el fiscal adjunto, Ignacio Oyuela, y el fiscal de Cámara, Fernando Rubio, para las investigaciones de rigor. Las pérdidas fueron totales en el sector del colegio secundario, gimnasio y jardín de infantes, en tanto que varias aulas de primaria lograron salvarse del siniestro aunque con daños. Conviene señalar que el sector destruido era una construcción en madera y mampostería, quedando menos comprometido el sector de material.

El incendio

Las lenguas de fuego se alzaban decenas de metros recortándose sobre el oscuro telón de la madrugada. Era la 1:50 cuando los bomberos fueron alertados del incendio en progreso en la esquina de Rohde y Brown. Minutos después, todos los bomberos de la ciudad estaban concentrados en el lugar, intentando que la dantesca pira no se extendiera a las construcciones vecinas. Varias familias lindantes fueron evacuadas. Siete dotaciones del cuartel central, el destacamento del barrio El Arenal y del aeropuerto Chapelco lidiaban a la vez con la escasa presión de agua que surgía de las bocas de incendio, por lo que resolvieron llevar líneas de manguera y bombas hasta la costanera del Lácar, para tomar desde allí el vital líquido.

El incidente expuso la grave carencia de Bomberos de una cisterna adecuada para enfrentar este tipo de incidentes. Junto a los bomberos se sumaron brigadistas del Parque Nacional Lanín, del Plan de Manejo de Fuego, del municipio y de la Defensa Civil, así como los policías las Comisarías 23 y 43 que dispusieron un cordón de seguridad. A su turno, el hospital Carrillo destacó una ambulancia y personal médico para actuar de manera preventiva.

Patricio Rodríguez

El hecho conmovió

a la comunidad, que igual reaccionó rápido con muestras de solidaridad para que los niños puedan concluir el año escolar.


Comentarios


Incendio redujo a ruinas una escuela de San Martín