Incidentes en Santa Cruz por el conflicto de los pesqueros

Más de 700 manifestantes ocuparon, durante unas horas, el municipio y el Deliberante. Rompieron vidrios e incendiaron instalaciones de empresas pesqueras. Los trabajadores reclaman aumento salarial y que se eleve el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias.

Trabajadores de la pesca tomaron hoy la municipalidad de Puerto Deseado y luego incendiaron las instalaciones de tres empresas del Parque Industrial Pesquero, ante la falta de respuesta a sus reclamos por mejoras salariales y laborales.

Los manifestantes, varios de ellos encapuchados, ocuparon durante algunas horas las sedes de la Municipalidad y el Concejo Deliberante de Puerto Deseado, donde tampoco obtuvieron respuestas porque las autoridades viajaron a Puerto Santa Cruz para participar de un acto junto al presidente Néstor Kirchner.

El grupo se dirigió al Parque Industrial de la ciudad donde rompieron vidrios y luego atacaron a piedrazos e incendiaron mobiliario y oficinas de las empresas Santa Elena, Argenova y Vieira.

Fuentes locales dijeron que el grupo estaba integrado por algo más de un centenar de personas, pero Daniel Medina, un ex delegado del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) que dijo contar con el respaldo de los trabajadores, manifestó que eran "más de 700" los manifestantes. "Acá hay caos porque no hubo respuestas de las autoridades a nuestros reclamos. Queremos que nos escuchen y hoy los marineros están con mucha calentura", dijo el dirigente.

Medina, quien fue recientemente destituído del cargo por el SOMU nacional, dijo hoy que cuenta "con el aval de 700 compañeros que piden mi restitución". Asimismo, relató que cuando el grupo llegó al municipio conversó con el concejal justicialista Enrique Barría, quien quedó a cargo de la intendencia de Puerto Deseado.

Según el dirigente, Barría "no pudo comunicarse con nadie. Los teléfonos están apagados porque todos fueron a chuparle las medias al presidente Kirchner en Puerto Santa Cruz". "La gente está enardecida. Estuvimos toda la mañana tratando de hablar con el gobernador Daniel Peralta pero no hubo respuestas", aseguró el dirigente. Medina admitió que "como conducción fuimos sobrepasados" por los trabajadores y advirtió: "No sabemos hasta dónde llegará esto". "Más de 700 personas se fueron hasta el parque industrial para expresar su bronca contra las empresas", relató Medina.

El dirigente remarcó que "es la primera vez en la historia que esto pasa y esperemos que no vuelva a ocurrir porque hoy hay mucho manoseo político y empresarial". Por su parte, Alfredo Pott, presidente de la Cámara de Armadores Pesqueros Congeladores Argentina (CAPeCA), repudió los incidentes y dijo que fue "una actitud de vándalos ir a quemar fuentes de trabajo". "Quemaron muebles que arrojaron por la ventana, prendieron fuego a todo lo que pudieron", dijo a DyN el empresario dueño de la compañía Santa Elena.

Pott aseguró que desde su empresa "vamos a iniciar todas las acciones legales pertinentes" porque, recordó, "desde hace doce días las plantas no trabajan y hay una denuncia penal contra esta gente". Los trabajadores pesqueros realizaron hoy un paro total de actividades portuarias en Puerto Deseado y Caleta Olivia, al que se sumaron sus colegas de Chubut, en los puertos de Comodoro Rivadavia y Madryn.

El conflicto en Puerto Deseado comenzó el 3 de julio luego de que la delegación local que responde a Medina rechazara un acuerdo de cámaras pesqueras y la dirigencia nacional del SOMU por un aumento salarial de 25 por ciento. Los trabajadores iniciaron la huelga y agudizaron sus medidas de fuerza en los últimos días al no encontrar respuestas por un nuevo convenio laboral y un pedido para que se eleve el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias.

Fuente: DyN


Comentarios


Incidentes en Santa Cruz por el conflicto de los pesqueros