Independiente logró despejar los fantasmas

Derrotó a Huracán y sigue firme en la punta. Obtuvo el triunfo de manera inobjetable. Serrizuela, Milito y Silvera jugaron en un gran nivel.

BUENOS AIRES (DyN) - El valor del triunfo y poco más. Más allá de la comprensible euforia que lo volvió a acompañar, Independiente le ganó ayer 2-0 como visitante al modesto Huracán un partido complejo que recién consiguió definir a 9 minutos del final con una perla de Andrés Silvera, el goleador del torneo Apertura que los Rojos siguen liderando a dos puntos de Ríver Plate.

Independiente se quedó con la victoria en forma inobjetable. En ese aspecto no quedan dudas. Lo que sí puede ponerse en tela de juicio es su funcionamiento. Al igual que en la caída de la fecha anterior ante Ríver, tuvo dificultades en la creación y sólo en algunos lapsos encontró su mejor versión. Y apenas Juan José Serrizuela, Gabriel Milito y Silvera alcanzaron un nivel elogiable.

En la primera media hora Independiente quedó encerrado en el laberinto defensivo que le planteó Huracán. El equipo local le regaló la pelota al puntero y se dedicó a achicarle los espacios hacia atrás. Rodeado permanentemente por jugadores rivales, Daniel Montenegro y Federico Insúa no lograron imponer la sociedad creativa que tantos problemas les causó a las últimas líneas adversarias en la mayoría de los partidos anteriores.

Independiente no llegaba y Huracán, cada vez que podía, asomaba la cabeza para intentar sorprenderlo con algún contragolpe. A los 10, Juan Fleita se metió en diagonal, recibió de Cristian Zermattén, lo pasó a Leonardo Díaz y desde un ángulo cerrado sacó un remate que Militó salvó casi sobre la línea.

Los dirigidos por Gallego no dejaron de atacar nunca, pero recién a partir de los 30 comenzaron a inquietar al fondo del "Globo", especialmente por intermedio de disparos desde la media distancia.

Federico Domínguez y Montenegro estuvieron cerca con sendos remates desde la puerta del área, a los 35 y a los 36. Un minuto más tarde, Independiente encontró la apertura. Hubo un centro de Serrizuela, Schulmeiter le tapó a Insúa y Pusineri llegó a la carrera para empujarla al gol.

Antes del cierre de la etapa inicial, Sergio Comba cabeceó hacia atrás un lateral de Graieb y Leo Díaz la alcanzó a manotear al córner, aunque el árbitro señaló extrañamente saque de arco.

Huracán coqueteó con el empate en dos ocasiones en el arranque del segundo período y después prácticamente no volvió a inquietar más.

Sin embargo, el hecho de que el resultado fuera por la mínima ventaja le daba cierto suspenso al desarrollo. Esa incertidumbre recién se terminó a los 36, cuando Silvera marcó el gran gol de la fecha. El delantero dejó en el camino a dos rivales y encaró hacia el área. Allí hizo la pausa, se filtró entre otros dos defensores y definió bajo para delirio de la tribuna y la platea visitante.

Independiente tuvo dos chances más, pero ya era suficiente. La punta seguía siendo suya, pero volvió a quedar claro que ganar un torneo local después de ocho años no le resultará nada sencillo, al menos hasta que el equipo retome su mejor nivel.

Gallego pidió disculpas

BUENOS AIRES (DyN) - Pese al importante triunfo sobre Huracán que le permitió mantener la punta con exclusividad y recuperarse de la dura derrota clásica ante Ríver, el entrenador Américo Gallego pidió disculpas a la parcialidad de Independiente por no haber logrado exhibir buen fútbol en el estadio de Parque Patricios.

"Pido disculpas al público porque no jugamos bien y lo único para rescatar es el triunfo, que es importante porque veníamos de perder con Ríver y ahora nos va a permitir pasar una semana tranquila que espero que sirva para ganar jugando bien el viernes próximo contra un rival tan difícil como Arsenal de Sarandí", señaló Gallego, en tumultuosa rueda de prensa.

Gallego sí rescató "como algo muy positivo el hecho de haber generado muchas situaciones de gol pese a que no se jugó nada bien" y "ese segundo gol de Silvera, que la verdad fue muy lindo".

"Huracán nos quitó la pelota y eso nos complicó, pero pienso que finalmente el triunfo fue justo. Ahora hay que pensar en ganar pero jugando mejor en el próximo compromiso. Me voy desconforme a pesar del triunfo y saben por qué, Porque podemos jugar mucho mejor. Sé que ganamos bien, pero lo podemos hacer mucho mejor", finalizó el "Tolo".

Una media docena de jugadores visitantes que hablaron con la prensa, todos con muchas dificultades por la mala organización desplegada por Huracán, coincidieron con Gallego en el sentido de que la victoria fue justa, muy importante, pero conseguida sin jugar bien.


Comentarios


Independiente logró despejar los fantasmas