Inés Ongay, la amiga de García Belsunce que vive en Bariloche

El documental "Carmel" le dio a esta mujer una notoriedad que excedió los límites de su austeridad.

Inés Ongay en su casa del barrio Melipal de Bariloche, como lo muestra el documental.

Inés Ongay en su casa del barrio Melipal de Bariloche, como lo muestra el documental.

La casa es tal como se ve en “Carmel”, el documental que explota en Netflix, sencilla y hasta de aspecto rural, aunque está en Melipal, un barrio coqueto del oeste de Bariloche. Inés Ongay, desde la puerta, repite lo que ya había adelantado por teléfono: ya dijo todo lo que tenía para decir sobre el crimen de su amiga de la infancia María Marta García Belsunce.

El caso es conocido: María Marta fue asesinada. Le dispararon seis tiros en la cabeza, pero para la familia se había caído en el baño y se había golpeado la cabeza. Amigos y hermanos sostuvieron esta versión hasta que una autopsia comprobó que había sido un homicidio. En el medio está el hallazgo del “pituto” (restos de un disparo que había rebotado en el cráneo) en la cámara séptica y la acusación de encubrimiento.

Carlos Carrascosa, su viudo, fue condenado a prisión perpetua por el crimen, pero en la revisión por parte de la Cámara de Casación de la provincia de Buenos Aires terminó absuelto (en un fallo que fue apelado por la fiscalía).

Inés es restauradora de muebles; por eso en el documental se ven tantos pinceles y maderas de colores. Vive muy sencillamente; desde la calle se puede adivinar la austeridad.

En esa casa de madera y techos de fibrocemento Inés vive sola. Su marido murió hace unos 15 años y, como le reprochó en un careo judicial “Pichi” Taylor, que también era amiga de María Marta, no tuvieron hijos.

En el careo con "Pichi" Taylor, durante el jucio por el homicidio de María Marta.

Ese juicio fue hace ya muchos años. Inés aparece muy firme en su declaración: “Pichi” Taylor (que se llama Nora Burgues, pero el apodo le hizo perder el nombre y su casamiento la dejó sin apellido de soltera) le dijo, luego del entierro de García Belsunce, que el viudo, Carlos Carrascosa, había pagado para que no se realizara la autopsia y la ceremonia en la Recoleta fuera la última del día.

Por supuesto que en el careo “Pichi” negó haber tenido esa conversación.

Inés narra en el documental: “Terminó el entierro y entonces fuimos a lo de Taylor. Cuando llegamos, pusimos el agua para el té y mientras estábamos en el comedor le dije: ‘Bueno, Pichi, ¿qué pasó?’. Porque yo no creo que María Marta haya muerto como estaba escuchando en la Recoleta, con cuatro versiones y con este porrazo y todo. Entonces ella me dijo: ‘Mirá, Inés, como esto se podía haber abierto en un suicidio o en un homicidio, hicimos lo que el Gordo quería”; el Gordo es Carrascosa. Y enseguida agrega que “Pichi” le transmitió que el viudo “había pedido que no la llevaran para hacer autopsia, y que la enterraran en el último horario, pagamos para hacer lo que el Gordo quería”.

Y fue ahí que en pleno careo “Pichi” le reprochó a Inés: “vos también te podés haber confundido. Porque vos te vas a Bariloche, no tenés nada que perder. No tenés padre, no tenés marido, no tenés hijos. ¿Qué te importa? Cinco minutos de gloria. Lo que yo quiero decir es que el dolor que esta persona ha causado... Con el diario del lunes hablamos todos”.

Río Negro trató de hablar esta semana con Inés, pero con la misma firmeza en la que se la ve en el documental respondió que es una etapa cerrada, que ya había hecho el homenaje a María Marta y no quería hablar más del asunto. Con lágrimas en los ojos, pidió que respetaran esa decisión.

Inés fue fundadora, junto a Juan Carr, de la Red Solidaria. María Marta, con la que se conocían desde los 11 años, estaba en Missing Children.

En la casa de Melipal, da clases de su arte mientras disfruta de un buen pasar económico. “Se hizo medio hippie en Bariloche”, contó con más cariño que crítica una persona que la conoce.

Luego de su declaración en el juicio, que fue en 2007 pero su difusión actual le da actualidad, Inés perdió amistades, contó otra de las personas que la ha tratado en Bariloche.

“Es una mujer de muy buen carácter, pero cuando está decidida, es imparable; prueba de eso es que lo fue a ver a Carrascosa a la cárcel”, contó otro. Se refería a la visita que le hizo al viudo sólo para saber si estaba bien.

“Siente que fue ella la que hizo que se iniciara una investigación, en vez de cerrar el caso como un accidente”, confió otro.

¿Quién mató a María Marta? Nadie pudo responder esta pregunta con certeza hasta ahora, pero para Inés, Carrascosa y el resto de los acusados de encubrimiento, algo tienen que ver.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Inés Ongay, la amiga de García Belsunce que vive en Bariloche