Investigan la contaminación del río Neuquén

NEUQUÉN (AN).- La jueza federal subrogante Margarita Gudiño de Argüelles inició una investigación de oficio sobre la contaminación del río Neuquén que la semana pasada denunciaron en una reunión del Concejo Deliberante los empleados de la planta de tratamiento de líquidos cloacales perteneciente al EPAS.

La magistrada ya habría librado citaciones tanto a los trabajadores como a las autoridades del EPAS para que expliquen si es cierto que como denunciaron, la planta de Parque Industrial arroja desde hace tres años el 90% de los líquidos que recibe.

Desde el municipio, y en carácter de poder concedente del servicio de agua y saneamiento, el secretario de Gobierno, Mariano Mansilla, anunció ayer que «vamos a presentarnos para constituirnos como querellantes en esta causa, que es por la contaminación de un curso de agua natural». Mansilla destacó que «es muy grave lo que se está haciendo, tanto la contaminación que allí hay, como la negación que algunas autoridades provinciales hacen del caso y que en una visita vimos que niegan algo que está a la vista».

El funcionario aseguró que «también vamos a presentar mañana una denuncia en la Fiscalía General y de Coordinación contra las autoridades del EPAS por incumplimiento de las funciones públicas, porque los trabajadores aseguran que esta situación comenzó hace tres años».

Ayer trascendió que un análisis realizado por particulares al agua de la laguna de oxidación de la planta ubicada en el Cañadón de las Cabras habría determinado la presencia de residuos químicos, que podrían ser productos arrojados directamente al río por las industrias ubicadas en esa zona.

«Queremos ver la posibilidad de que se tomen medidas urgentes para frenar esta contaminación, que para nosotros tiene el nivel de desastre ecológico», destacó Mansilla y agregó que «por un lado habría que destinar de inmediato los fondos necesarios para que cese la salida de crudos».

Y señaló que «es triste que el subsecretario de Servicios Públicos de la provincia, Luis Acuña, niegue la magnitud de la contaminación, diga que esto es una movida política, cuando estamos ante un terrible desastre ecológico y sabemos que la contaminación no tiene color político» y agregó que «lo más grave es que hace años que ocultaban esto diciéndole a los empleados que si lo decían iban a generar pánico».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios