Consejo de la Magistratura en Cipolletti: ganadores y perdedores en la última sesión del año

Otra vez una mujer ganó el concurso para jueza de Garantías en Cipolletti. Además se confirmó el traslado de un juez de Viedma. 

En una picante sesión del Consejo de la Magistratura en Cipolletti la secretaría Amorina Sánchez Merlo se quedó con el codiciado cargo de garantías en el fuero Penal. Hubo ganadores y perdedores, entre los últimos el Colegio de Abogados de la Cuarta Circunscripción. Se reveló además que las juezas de la primera trinchera son las que más trabajan debido al incremento de la actividad delictiva en el Alto Valle. Por eso se autorizó el pase de un quinto funcionario, que se trasladará desde Viedma.
El foro de jueces y juezas de garantías contará desde el año que viene con cinco funcionarios y funcionarias.

El esquema se definió por varias cuestiones: las estadísticas de la cantidad de audiencias dejan en una inmejorable posición a las juezas de garantías de Cipolletti. También se consideró el pedido de traslado de Juan Pedro Puntel, juez de garantías de Viedma. El funcionario fundamentó su petición en razones familiares vinculadas a temas de salud.


La presidenta del Superior Tribunal de Justicia (STJ) Liliana Piccinini autorizó ese movimiento en una resolución que firmó ayer. Previamente se consultó a los Consejos de la Magistratura de Cipolletti y Viedma y a los jueces delegados de las circunscripciones: Ricardo Apcarian y Sergio Ceci. Fue determinante el informe de gestión del ingeniero Fabian Mitidieri, director general de las Oficinas Judiciales, quién maneja todo el cúmulo estadístico.

Justamente, el 19 de diciembre habrá una reunión en Cipolletti de la que participarán Apcarian, Mitidieri y las y los integrantes del Foro de Jueces y Juezas con la nueva conformación. Se informó que el objetivo del encuentro es fijar las pautas de trabajo entre la Oficina Judicial de Cipolletti y el Foro de Jueces.

Este fue un año tenso para esa relación que dejó en evidencia una pulseada por la organización pero también se advirtió una especie de pugna de egos. A partir del 18 de diciembre, Puntel pasará al exclusivo plantel de Cipolletti y será el único hombre entre cuatro juezas de garantías. Sánchez Merlo se queda con el atributo de la juventud y desplaza a Agustina Bagniole que hasta ahora era la novicia.

Ganadores y perdedores


El Consejo de la Magistratura sesionó el lunes en Cipolletti con la presidencia de Liliana Piccinini que tuvo una maratónica semana de designaciones. Luego se trasladó a Roca, a Bariloche y hoy está en Viedma.
La presidenta selló el destino del cargo, vacante desde la jubilación de Laura González Vitale.
Fue la última sesión del año en la Cuarta Circunscripción.

La pulseada se jugó entre Marcelo Caraballo, defensor público, y Sanchéz Merlo que fue secretaria de instrucción y de cámara en el viejo sistema y ahora integra la oficina de jurisprudencia. El Colegio de Abogados le otorgó su voto a Caraballo con la presencia del consejero Guillermo Moyano quién renunció a postularse como juez para pasar a designarlos desde la banca del colegio. Su labor es gratuita y tuvo un mal inicio porque esta vez no pudo designar a nadie y su postulación quedó en minoría.

Piccinini ponderó la entrevista y el examen escrito de Sánchez Merlo, al igual que los tres legisladores y el presidente del foro de jueces Guillermo Merlo. El juez de ejecución Lucas Lizzi, quién ha intentando múltiples postulaciones en Río Negro y Neuquén para salir de su cargo, no llegó a la instancia de entrevista.


Temas

Cipolletti

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios