Escandalosa fuga masiva de internos en Neuquén, entre ellos el que mató al Ruso Auer

Al parecer los estaban esperando afuera en dos vehículos. En total se evadieron seis, pero uno fue recapturado de inmediato.

La crisis carcelaria terminal que atraviesa la provincia de Neuquén tuvo otra secuela: seis internos de una comisaría se fugaron el domingo a la noche, y solamente uno fue recapturado. Entre los que lograron evadirse hay un condenado a prisión perpetua por el asesinato del comerciante Miguel «Ruso» Auer.

La dinámica de la evasión tiene detalles suficientes para desatar un escándalo. Ocurrió en la comisaría Tercera, del barrio Progreso, alrededor de las 21. Al parecer un guardia se acercó al pabellón para darles agua a los detenidos, quienes se le abalanzaron y lo dominaron.

Según trascendió, el informe preliminar indica que los individuos tenían armas blancas y elementos como para golpear.

Una vez que escaparon del pabellón, corrieron un tramo, saltaron el enrejado por el cual ingresan los patrulleros a la comisaría y alcanzaron la calle.

Afuera los esperaban dos automóviles. Un grupo de fugados se subió a uno, un Volkswagen Vento, y el otro abordó una Ford Ranger. Escaparon a toda velocidad por la calle Antártida Argentina, en diferentes direcciones.

El sexto evadido quedó a pie, y lo detuvieron tras una persecución. Fue identificado como Luis Ángel Muñoz, de 33 años, detenido por lesiones graves agravadas.


Quién es Jorge Marcelo Sosa


Entre los que lograron escapar figura Jorge Marcelo Sosa, condenado por ser el autor material de los disparos que terminaron con la vida del Miguel Ángel «Ruso» Auer ocurrido el 24 de octubre del 2022.

Según se demostró en el juicio por jurados a través de reconocimientos y filmaciones, es el hombre que llevaba una pistola calibre .10 y ejecutó a Auer apenas abrió la puerta de su oficina, en el tercer piso de 9 de Julio 43. Fue condenado junto con Franco Miguel Livello, el cerebro del golpe; Jorge Falconi y Gabriel Castro, el único del cuarteto que no recibió perpetua.

Después del crimen Sosa viajó a Viedma, a Buenos Aires y a Mendoza, donde lo detuvieron.

Sosa, de 53 años, permanecía en una comisaría porque su sentencia no está firme: aun espera el resultado de la impugnación.

Los otros evadidos


Otro de los que logró escapar fue Jimi Hendrix Castro Riquelme (25), quien cumple prisión preventiva por robos.

El tercero fue identificado como Franco Tomás Rutia, de 22, también con prisión preventiva por robo con arma de fuego.

Lucas Nicolás Cruces, de 23 años, cumple prisión preventiva por hurto de vehículos.

El quinto es Enzo Vadimir Bascheto, de 26, condenado a prisión efectiva por evasión.

Años de improvisación


La crisis carcelaria de Neuquén es producto de años de desinversión, improvisaciones, y manejo político del área por personas que desconocen la materia.

La superpoblación de las unidades de detención, cerradas al ingreso de más personas a menos que haya egresos, motivó que ahora desborden las comisarías, que no están preparadas para alojar por tiempo prolongado a detenidos por delitos con altas penas.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios