Moyano se bajó del codiciado concurso a juez de garantías en Cipolletti

El exjuez de Río Negro decidió dar un paso al costado. Ahora forma parte de la terna que representa al Colegio de Abogados del Alto Valle oeste en el Consejo de la Magistratura.

El suspendido funcionario judicial de Choele Choel Guillermo Moyano se bajó del concurso para el cargo de garantías en Cipolletti. Integra la conducción del Colegio de Abogados y, en la renovación, optó por una banca para elegir magistrados. Como reza el dicho popular no se puede ser «juez y parte». Moyano aspiraba a ocupar la vacante que dejó la jueza de garantías Laura Gónzalez Vitale, quien se jubiló hace unos meses.

Su postulación reunía varias particularidades, primero porque es concubino de Rita Lucía, quien ya es jueza de garantías en la misma circunscripción.

Sí ganaba el concurso se daría una extraña circunstancia al momento de conformar los tribunales, los turnos y las recusaciones que son moneda corriente en Cipolletti.

La Oficina Judicial seguía de cerca el avance del trámite pero esta semana se confirmó que bajó su postulación a cambió de una banca, como suplente, en el Consejo de la Magistratura. Entró por la lista del Colegio de Abogados. Dentro del mundillo de letrados del Alto Valle Oeste bajaron algunas recriminaciones para el exjuez que finalmente desistió de continuar con la carrera para uno de los cargos más codiciados en el Poder Judicial.

Moyano ya fue juez en Choele Choel y estuvo al borde de la destitución por retardo de justicia e incumplimiento y mal desempeño de los deberes del funcionario público.

Si llegaba a la instancia de entrevista iba a tener el enorme desafío de pasar por el filtro de la presidenta del Consejo de la Magistratura Liliana Piccinini, exprocuradora de Río Negro y encargada de formularle los cargos que derivaron en la suspensión provisoria de Moyano por cuarenta días.

En ese momento, el juez renunció para evitar el juicio político. Ahora desistió del concurso y optó por elegir y destituir magistrados, también en juicios políticos, a través de una banca en el Consejo de la Magistratura.

El hecho de que Moyano mantuviera su postulación para juez y accediera a un cargo de representación ante el Consejo de la Magistratura iba a generar una situación inédita. Tal vez fue una de las razones de abandonar la competencia.

Si el concursante accedía a la instancia de entrevista, sus colegas de la conducción del Colegio de Abogados tendrían que excusarse. Cuando se inicia este procedimiento intervienen los suplentes.

Como él es suplente forzaba una situación imposible ya que no podría evaluarse a él mismo. ¿Qué pasaría con la integración del Consejo? especulaciones que ya no sucederán.

El resto de las y los postulantes siguen en carrera. Algunos juntan más pergaminos que otros. No es el caso del juez de Ejecución de Cipolletti Lucas Lizzi. Recientemente un preso lo denunció ante el Superior Tribunal de Justicia para que el magistrado le adelantara la audiencia agendada para el 30 de agosto ya que se encuentra a 50 días de agotar su condena y Lizzi no lo escucha en audiencia ni cumple el procedimiento previsto en la ley de ejecución.

La presidenta del STJ Liliana Piccinini remitió la copia del escrito al juzgado que conduce Lizzi para que proceda a dar debida intervención a la defensa y notificó al Procurador General Jorge Crespo.


A fines se septiembre se rinde el examen


El viernes pasado la presidenta del Consejo de la Magistratura, Liliana Piccinini, dio a conocer la fecha de examen para avanzar en el proceso de selección del cargo a jueza de Garantías para la Cuarta Circunscripción. Será el 29 de septiembre a las 08,30, en la Sala CIO ubicada en San Luis 853 de la ciudad de General Roca.

El jurado examinador estará integrado por los jueces Marcos Burgos, Adrian Zimmermann y a jueza Romina Martini como titulares. Los suplentes serán los magistrados Julio Cesar Baez, Rita Custet Llambi y Bernardo Campana.

Además de Lizzi, y con la baja de Moyano quedan once postulantes en carrera.

La nómina de aspirantes se completa con la fiscal adjunta Ivana Vasselatti , el abogado Agustín Aguilar, con el defensor oficial Marcelo Caraballo, con el abogado Saúl Cohen, la abogada María Eugenia Cortez Iribarren, con el secretario del juzgado de Lizzi Franciso Jara, y las secretarias Amorina Sanchez Merlo y Silvina Tasat y Juan Pedro Puntei.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios