Ya está detenido en el Penal 2 de Roca el preso que se escapó por la puerta de una comisaría de Cipolletti

Había sido condenado a siete meses de prisión. Las autoridades informaron el hecho dos semanas después.

Fabio Carrasco, el interno que a fines de diciembre del 2022 logró escaparse por la puerta principal de la Comisaría Cuarta de Cipolletti, ya se encuentra alojado en el Penal 2 de Roca, tras entregarse en una sede policial de esa ciudad dos semanas después de la insólita fuga.

A fines de noviembre del año pasado, el sujeto fue demorado luego de saltar el paredón de una casa abandonada del barrio San Pablo y trepó a la cochera de un edificio de la calle Yrigoyen. No logró llevarse ningún elmento porque los propios vecinos lo atraparon cuando intentó escapar por la puerta principal.

Fue el juez de juicio Julio Sueldo fue quien firmó la condena de siete meses de Carrasco y allí se dejó constancia que debía informarse al servicio penitenciario su decisión de alojarlo en el Establecimiento Penal 5 de Cipolletti para que mantuviera cercanía con su pareja.

Pero el 30 de diciembre, el sujeto se fugó de la Comisaria Cuarta tras salir por la puerta principal y sin que la huida sea advertida por ninguno de los efectivos que a esa hora se encontraban de guardia. Lo más insólito del caso es que las autoridades de la Unidad Regional Quinta informaron el hecho 15 días después.

Ayer, fuentes policiales y del Servicio Penitenciario Provincial (SPP) detallaron que el prófugo finalmente se entregó el 17 de enero en la Comisaría 32 de Cipolletti. Inmediatamente y para que cumpla con la condena impuesta, las autoridades judiciales ordenaron su traslado al Establecimiento Penal N°2 de Roca, donde actualmente se encuentra alojado.

Una comisaría en la mira

La comisaría 45 de Cipolletti había quedado bajo investigación luego de la muerte de Jorge Gatica -de 36 años- tras recibir una brutal golpiza por parte de al menos dos efectivos que en ese momento estaban de custodia. Ocurrió entre las últimas horas de 9 y las primeras del 10 de enero pasado.

La autopsia reveló que falleció por una «hemorragia hepática interna provocada por múltiples fracturas costales», mientras que su familia sospecha de que «lo torturaron hasta matarlo», informaron fuentes judiciales.

Gatica había sido trasladado a esa sede policial tras robar un par de chorizos de una carnicería, en un hecho ocurrido el 9 de enero.



Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios