La cocaína no tenía como destino Neuquén

Gendarmería secuestró más de 8 kilos de la droga en Salta. Si bien se había asegurado que parte de la misma sería enviada a Neuquén, luego esto fue desmentido.



NEUQUÉN (AN).- Gendarmería Nacional se incautó de más de ocho kilos de cocaína valuados en 28.000 pesos en dos procedimientos realizados en Salta. En uno de los operativos descubrieron casi tres kilogramos que venían ocultos en parlantes de computadora. Si bien en un primer momento, una agencia nacional de noticias informó que la droga tenía como destino las provincias de La Rioja y Neuquén, esta versión fue desmentida posteriormente por Gendarmería con asiento en Neuquén, quienes se comunicaron con sus pares salteños y éstos le confirmaron que en ninguno de los remitos figuraba Neuquén.

“En realidad, la droga estaba destinada a las provincias de Tucumán y Salta”, aseguraron fuentes de Gendarmería tras chequear y confirmar los datos con sus pares del noroeste del país.

Los miembros del Escuadrón 54 de Salta fueron los responsables de realizar ayer los operativos sobre la Ruta 34, a pocos kilómetros de la localidad salteña de Salvador Mazza fronteriza con Bolivia.

En esa ciudad, Gendarmería, en uno de los controles de rutina, detuvo un colectivo. El rastreo del perro de narcótico, llamado “Alf”, despertó sospechas sobre unas encomiendas por lo que de inmediato los efectivos junto a un par de testigos procedieron a la apertura de las cajas.

En los paquetes habían cinco parlantes de computadora que en su interior ocultaban en total cien cápsulas de cocaína, a razón de unas 20 cápsulas por parlante. El pesaje de la droga ascendió 2.876 kilos de cocaína. Los efectivos además cruzaron datos y comprobaron que la direcciones de los destinatarios de las encomiendas eran falsas, por lo que la droga fue decomisada y puesta a disposición del juez Federal de la Ciudad de Orán.

Además, los gendarmes del Escuadrón 54 realizaron otro operativo en el paraje fronterizo de Catraparí donde obligaron a un colectivo a detener su marcha. “Alf”, se encargó de determinar cuales eran las encomiendas de extraño contenido. Después los efectivo de la fuerza nacional procedieron, ante testigos, a la apertura de los paquetes donde se transportaban 536 frascos de esmalte para uñas que en su interior contenían cocaína de alta pureza.

En total se incautó, de todos los envases, 5,158 kilos de cocaína que al igual que en el otro procedimiento fue puesta a disposición del juez. Lo incautado tiene un valor de más de 28.000 pesos.


Comentarios


La cocaína no tenía como destino Neuquén