La comuna juntará la basura en Bariloche

Cliba deja de prestar el servicio a partir del 1º de mayo. No quieren gastar más de $40.000 por mes



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El servicio de recolección de residuos domiciliarios quedará bajo responsabilidad del propio municipio de Bariloche a partir del próximo miércoles, cuando caduque el actual contrato con la empresa Cliba.

La transición no es todo lo ordenada que se esperaba porque los trabajadores municipales decidieron volver al paro desde el lunes próximo y también los de Cliba iniciaron medidas de fuerza en razón de haber recibido los telegramas de despido. Aún así, voceros del Soyem aseguraron que “la basura se va a levantar, según lo acordado” con la intendenta cuando urgía resolver si el municipio podría asumir la prestación del servicio o habría que buscar otra empresa privada.

En el asunto se juegan muchas cosas. Por un lado, el ahorro significativo que implica levantar la basura en todo el ejido por un costo mensual no superior a los 40 mil pesos, cuando hasta hoy lo convenido con Cliba son 130 mil, que desde hace tiempo no se pagan y mes a mes engrosan una deuda millonaria.

Por otro, el riesgo que supone dejar el servicio en manos de los empleados municipales, que cobran sus sueldos con un atraso de tres meses y suelen entrar en conflicto con paros prolongados.

Ayer los trabajadores de la empresa que se apresta a dejar el servicio no salieron a trabajar y en la zona céntrica la recolección fue realizada por municipales.

A partir del 1 de mayo el municipio recibirá de Cliba cinco camiones compactadores y una trafic para residuos patógenos en un régimen de “leasing”, pagando 2.000 pesos mensuales por cada vehículo.

El director de Servicios, José Bartorelli, reconoció que los camiones tienen 10 años de uso y están bastante deteriorados, pero aseguró que por ahora no tendrán problemas para cumplir todos los requirimientos.

Los choferes afectados al operativo saldrán del personal de planta y los recolectores que van en la “cola de pato” de los camiones son contratados del “plan de Infraestructura” municipal, que cuentan con cobertura de ART. Por esta última razón quedó descartada la incorporación de otros planes de empleo. En total serán unos 30 trabajadores organizados en turnos rotativos, todos los días.

El funcionario señaló que los recorridos y frecuencias serán similares a los que viene cumpliendo Cliba, con la cual se acordó también la continuidad de un mecánico y un jefe de operaciones que trabajan para esa firma.El municipio seguirá a cargo del servicio al menos hasta que se lleve a cabo la nueva licitación, cuyos pliegos deben ser aprobados por los concejales. El proceso de selección de una nueva prestadora llevará no menos de seis meses.

Si bien está atado a modificaciones relacionadas con la inflación, el nuevo pliego prevé licitar el servicio con una prestación similar a la actual y un costo de 105 mil pesos mensuales.

Otras variantes posibles son la reducción de frecuencias en barrios periféricos y una reducción del costo hasta los 70 mil pesos.

Entre las nuevas condiciones, el Ejecutivo exigirá a los oferentes que incluyan la recolección “diferenciada” en distintos contenedores para promover el posterior reciclado, la incorporación de dos chipeadoras para los residuos de poda y también el empleo de un vehículo de pequeño porte para los barrios con fuertes pendientes que hoy no cuentan con el servicio.

En otro pliego se licitará también la disposición final de los residuos, en un predio ampliado sobre el actual vertedero.


Comentarios


La comuna juntará la basura en Bariloche