Adiós a Osvaldo Ponce, el técnico que formó a miles de chicos en el fútbol barrial de Roca

Fue director técnico de Social Patagonia, el club barrial de las 174 viviendas. Referentes del fútbol local, jugadores, exjugadores recodaron y resaltaron la figura del dirigente.





Osvaldo Ponce era sinónimo de compromiso en Roca. Hace tiempo que el técnico de innumerables divisiones de fútbol infantil mantenía una dura batalla con una enfermedad y ayer se conoció la triste noticia de su deceso. A los 70 nos dejó este reconocido vecino, también conocido como «El Ponce de Social Patagonia», el club de sus amores; lo que provocó un tremendo vacío entre los amantes del deporte barrial y de la Liga.

Amante del fútbol, lo practicó y disfrutó desde chico. Sin embargo, antes de ser entrenador, Osvaldo fue un interminable padre y colaborador del Club Deportivo Roca.

«Osvaldo se acercó al club con su hijo. Recuerdo que era uno de los padres que más se acercaba, se quedaba después del entrenamiento y te daba una mano. Comenzó a engancharse con viajes que hacíamos. Recorrimos varias provincias y pudimos visitar otros países como Chile y Colombia«, comentó Roberto Cesarín, coordinador del fútbol de escuelita del Depo.

Bajo ese acompañamiento Cesarín encontró un ayudante de campo con el que compartió más de 10 años en el «naranja» y en los seleccionados de Río Negro de fútbol.

Ponce tuvo la intención de seguir sumando. No se detuvo y fue abriendo sus alas en las calles, con la conformación de su club barrial, Social Patagonia. Muchos coinciden que ahí, Osvaldo encontró su lugar.

Ponce siempre mantuvo un vínculo muy cercano con las realidades de cada uno de sus jugadores. Foto Gentileza.

Con su sede principal en el corazón de las 174 viviendas, este entrañable técnico volcó toda su experiencia adquirida en su propio equipo y empezó a marcar la vida de muchos de los chicos que pasaron por sus categorías.

«Ponce comprendió su rol para sacar a los chicos de la calle, para que los pibes se encuentren recreados con otros compañeros. Él convirtió su barrio en club, hasta los últimos años«, reforzó Cesarín.

Fue buen colaborador, una buena persona que te respaldaba y que te daba una mano. También lo recuerdo cuando charlaba con algún chico, para cambiarle la cabeza en aquello que hizo mal

Roberto Cesarín, técnico y compañero de Osvaldo

Pese a que en los últimos años formó parte de otras instituciones deportivas, no se alejó nunca de Social Patagonia. Si bien comenzó a delegar los equipos a otros colaboradores, siempre visitó a sus jugadores y sumaba nuevos.

Una muestra total de su compromiso era la tarea que realizaba con los chicos que quedaban afuera de otros equipos de barrio y los acercaba para que no se queden sin jugar.


Un maestro para muchos pibes


Valores, compromiso, trabajo, constancia, sacrificio y estudio, siempre fueron las premisas que tuvieron las categorías de Social Patagonia bajo la conducción de Osvaldo. Sus referentes quedarán con el enorme compromiso de hacerle homenaje a quien supo conquistar las canchas de todos los barrios de Roca.

«El sacrificio de hoy, es el éxito del mañana», fue uno de los dichos que más lo definieron. Lo repetía una y otra vez. Esto generó que muchos de sus jugadores se aferren a la idea, para poder crecer con estos valores en la vida.

«Caminaste entre los grandes y dejaste en cada uno de nosotros una huella que siempre nos hará recordarte con una sonrisa. Gracias viejo, hasta pronto!«, replicó uno de los mensajes que circuló entre las múltiples condolencias a la familia del técnico.

Los equipos federados de la ciudad también expresaron su dolor ante la enorme pérdida del fútbol local. Los trabajadores de prensa del Argentinos del Norte, Deportivo Roca y Cimac lanzaron comunicados para brindar un acompañamiento, en este momento tan difícil.

Además, diversos referentes del fútbol local y, hasta jugadores internacionales -como Pablo Batalla y Leonardo Ulloa- se manifestaron y acompañaron a los familiares de Ponce, en este duro momento.

«Gracias por ser una persona muy importante en nuestras vidas. Siempre dando lo mejor y todo por nosotros. Haciéndonos sentir parte de su familia y muchas cosas más. Volá alto viejito querido, abrazo de gol«, se lamentó otro de sus exdirigidos a través de una publicación de Facebook.

Muchos de los chicos que pasaron por sus categorías, volvieron a revincularse de adultos enviando a sus hijos a Social Patagonia, para que puedan experimentar lo que era salir del barrio y ser dirigidos por un gran maestro.

«Fue el padre de muchos en el fútbol. Fue muy importante para mí, como para todos los que tuvimos la suerte de estar en su club Social Patagonia. Dejó una familia futbolera, que no va a olvidarlo jamás», expresó Emiliano Paillalef, exjugador y colaborador, con quien compartió más de 18 años.

Reconoció que el técnico siempre tuvo un vínculo muy cercano por el tiempo y la dedicación que tenía, en el día a día, con cada uno de todos los chicos. «Talento y orgullo barrial fue el lema con el que él nos identificó siempre», sostuvo.

Era frecuente verlo en el predio de Apycar con sus equipos infantiles de Social Patagonia, o bien donde el fútbol invitaba a las infancias.  Fue caracterizado como un formador interminable, amigo de los pequeños y de grandes también.

En el último Mundialito Infantil de Clubes, recibió un merecido reconocimiento por su trayectoria en Cervantes, lugar donde tuvo un paso y dejó su huella.

Últimamente se lo veía seguido en el estadio Luis Maiolino, dirigiendo a los chicos -ahora adultos-del equipo de las 174 Viviendas, que participan de los torneos amateur nocturnos.

A Ponce lo querían los propios y sus rivales, porque por su vocación y sencillez era difícil entrar en discrepancias deportivas. Siempre sumaba donde le tocaba estar.

Quedará el enorme desafío -para aquellos referentes que tiene hoy Social Patagonia- de homenajear a aquel padre comprometido que se convirtió en un máximo referente del deporte barrial y que se decidió a ir por más, para cambiar la vida de sus jugadores a fuerza de valores y fútbol.

Ayer por la tarde se realizó el velorio y hoy, a partir de las 15, cremarán sus restos en el cementerio Parque las Fuentes, de Roca.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Adiós a Osvaldo Ponce, el técnico que formó a miles de chicos en el fútbol barrial de Roca