La defensa calificó el veredicto de “histórico”

Darío Kosovsky dijo que la actuación de la fiscalía fue “paupérrima”. Aseguró que se exageró la acusación para utilizar el juicio por jurados en forma “extorsiva”.

#

Marcelo Mercado

NEUQUÉN (AN).- El defensor de Relmu Ñanco, Darío Kosovsky, afirmó que el jurado popular intercultural que la declaró no culpable por tentativa de homicidio de la oficial de justicia, Verónica Pelayes, “se dio cuenta que este conflicto no podía terminar con más violencia”. Aseguró que la fiscal Sandra González Taboada “menospreció a la ciudadanía” al decir que el jurado recibió “presiones externas”.

“Es una irresponsabilidad y hay que exigirle que denuncie con nombre y apellido cuales son las intimidaciones”, sostuvo el abogado.

Kosovsky calificó de “histórico” el veredicto: “El jurado tomó la sabia decisión de no usar como chivo expiatorio a una mujer indígena y de no inyectar más violencia a este conflicto. No someter más al pueblo mapuche al beneficio y lucro de las empresas petroleras, usando además la justa causa de una persona que resultó lastimada”, señaló.

El jurado declaró no culpable tanto a Relmu como a Martín Maliqueo y Mauricio Raín, estos últimos llegaron a juicio acusados de daño agravado. Solo encontró responsable a la mujer del delito de daño simple, que según explicó la defensa, ya prescribió. “El error estuvo en la instrucción, vamos a dejar impoluta a Relmu y sin ningún cargo cuando vayamos a Impugnación”, dijo Kosovsky.

Y agregó: “Nunca se negaron las lesiones de Pelayes. Nunca se negó que la comunidad tiró piedras, que había estado resistiendo una avanzada sobre el territorio y que no quería recibir ningún mandamiento, ni ninguna notificación relacionada con un desalojo o con la obstaculización de un camino que está dentro de su territorio. Durante 2012 la comunidad había estado atosigada por (la empresa) Apache y había denunciado ante la fiscalía los derrames de petróleo”.

Sobre la actuación de la fiscalía dijo que fue “paupérrima” y que nunca pudo acreditar que Relmu había sido la autora de las lesiones. “A los verdaderos responsables la fiscalía no se animó a sentarlos en el banquillo, sí se animó a sentar una mujer indígena. Forzó la calificación jurídica de tentativa de homicidio para usar el juicio por jurados en forma extorsiva”, indicó.

Calificó de “falta de respeto al jurado y al pueblo” las declaraciones de la fiscalía sobre la existencia de “presiones externas” al jurado. “Que una fiscal diga esto es deslegitimar a la Justicia. Porque el mensaje que recibe la ciudadanía, con esta falta de respeto, es que acá hubo algo raro. Dejar en el tintero que acá hubo algo raro es una irresponsabilidad y lo que hay que exigirle a la fiscal es que denuncie con nombre y apellido cuales son las intimidaciones que sufrió el jurado”, planteó.

Relmu Ñanco celebra la decisión del jurado popular y, detrás, los abogados defensores también se felicitan por lo resuelto.

Neuquén


Comentarios


La defensa calificó el veredicto de “histórico”