Bariloche: la escalada deportiva convoca todo el año

La ciudad y su entorno ofrecen lugares únicos para los que practican este deporte, pero además hay palestras “indoor” que permiten entrenar y entretenerse.



Entropía, en la avenida de los Pioneros, es una de las ofertas para practicar la escalada “indoor”. Foto: Alfredo Leiva

Bariloche es reconocida desde hace décadas como un centro pionero de la escalada en roca, por la dificultad, variedad y accesibilidad de sus paredes naturales.

Pero en los últimos años también comenzó a desarrollar una importante oferta de muros y palestras artificiales que convocan ya a unos 500 escaladores de todas las edades.

Una de los atractivos es que la escalada pasó a ser deporte olímpico, pero la motivación de quienes se inician en la actividad no pasa solo por lo competitivo. Los instructores consultados señalaron que más bien es un factor secundario.

La mayoría de quienes se inician en la escalada lo hace por el simple desafío de vencer una pared vertical (o en extraplomo), el interés en conocer las técnicas de progresión y en desarrollar la fuerza muscular, el equilibrio y la coordinación, entre otras aptitudes físicas.

En Bariloche existe más de media docena de muros bajo techo, donde se puede practicar en forma libre o también tomar cursos.

Adherentes

500
personas practican escalada en Bariloche. Hay grupos de iniciación y de entrenamiento para todas las edades.

Prepararse

David Saikin, de Entropía (en Pioneros 35), dijo que “hay muchas motivaciones” entre los que se acercan a escalar. “Algunos por ‘fitness’, como si fueran a un gimnasio; otros porque siempre hicieron montañismo y buscan una variante distinta, son los que se preparan para ir en verano a escalar en roca y otros porque la valoran como actividad social”, describió.

Dijo que Bariloche tiene buenas paredes “indoor” pero no alcanza a equiparar el desarrollo que tomó el deporte en algunas grandes ciudades. “Buenos Aires es un centro muy importante”, señaló.

La diferencia es que en esta ciudad hay infinidad de opciones para trasladar lo aprendido y entrenado a la montaña.

“La roca hace crecer mucho al escalador” aseguró Martín Finster, director de la escuela de escalada del Club Andino Bariloche. Las clases y prácticas del CAB se concentran en la palestra ubicada en la Escuela Militar de Montaña (Bustillo al 9000), que es una de las más grandes del país.

Finster explicó que “mucha gente lo practica con espíritu recreativo, pero la idea siempre es ir al aire libre, a la naturaleza”.

Los que siempre hicieron montañismo y buscan una variante distinta, vienen a prepararse para ir en verano a escalar en roca

David Saikin, dueño de uno de los locales que ofrecen la palestra la escalar.

Nivel en ascenso

Ambos instructores destacaron las posibilidades que encuentran los escaladores de Bariloche de enfrentar paredes naturales en el cerro Ventana, la ladera norte del López, en Valle Encantado, en laguna El Trébol y en las agujas del Catedral que rodean al refugio Frey.

Finster dijo que el nivel competitivo de la escalada en artificial “está creciendo en todo el país”, pero admitió que los barilochenses no están por ahora entre los mejores.

Saikin dijo que aun así en la ciudad hay muchos escaladores “polivalentes” de reconocimiento internacional, pero que no se dedican a la competencia, entre los que mencionó a Julián Ferman, Lucas Köpcke, Nicolás Benedetti, Luciano Fiorenza y Tomás Aguiló.

En la escalada indoor existe la especialidad “boulder” -en la que se ascienden en muros de hasta cinco metros, en “libre”, y con un colchón especial para las caídas- y la escalada deportiva clásica, con soga y arnés, para rutas de mayor altura.

Hace diez días se realizó un torneo regional patagónico de boulder en el Muro del Nahuel (Luelmo 43) en el que resultaron ganadores en mayores masculino Simón de la Canal (club Lácar, San Martín de los Andes) y mayores femenino Candela Gazzolo (La Luna, Bariloche).

En categoría Promocionales se impuso Tom’s Medeles de (C. A. Puerto Madryn).

Entre los juveniles Alos mejores fueron Avelina Grossi (muro Wangelen, Piedra del Águila) y Yann Valluy (La Luna, Bariloche).

En juveniles B ganaron Gala Altieri (La Luna) y Bono Morano (Entropía, Bariloche).

Para todos

Aunque parezca difícil, la escalada no excluye a nadie. “Es posible iniciarse con cualquier condición física”, aseguró Saikin,

Explicó que en Entropía existen cursos de distinto nivel y grupos de entrenamiento para todas las edades, pero resaltó que “el auge de la escalada es importante entre los adultos”.

Dijo también que es un deporte “un poco caro, pero no inaccesible”. Las zapatillas son el único elemento indispensable para comenzar y las más básicas cuestan unos 4.500 pesos. El equipo completo para ir a la montaña incluye cuerdas, casco y arnés.

Clases y precios en cada sitio

Club Andino Bariloche
Niños, dos clases semanales 1.350 pesos.
Adolescentes, dos clases semanales 1.450 pesos.
Adultos principiantes 1.550 pesos
Adultos avanzados 1.450 pesos.
Muro libre, sólo los lunes de 18 a 21, 600 pesos

Entropía
Iniciación 1.400 pesos.
Escuelita infantil (dos veces por semana) 1.600 pesos.
Grupos de entrenamiento en dos turnos semanales (para avanzados), 1.700 pesos. Incluye muro libre.
Muro libre, viernes, sábado y domingo de 17 a 22. 250 pesos por día o 1.200 por mes.
Clase para probar, 450 pesos, incluye zapatillas.


Comentarios


Bariloche: la escalada deportiva convoca todo el año