La Justicia dice que sólo Kirchner puede impedir el paso de materiales

Rechazó un pedido del gobernador Busti y de los ambientalistas que cortan los puentes.



El juez federal de Concepción del Uruguay, Guillermo Quadrini, rechazó ayer el pedido del gobierno entrerriano y asambleístas de esta ciudad para que se impida el tránsito por suelo argentino de camiones con materiales para la construcción de las plantas de celulosa.

La decisión del juez, el mismo que se declaró incompetente en enero último cuando el gobierno presentó su denuncia contra directivos de Botnia y ENCE por tentativa de contaminación, será apelada por el gobierno entrerriano, según confirmaron fuentes gubernamentales.

Por su parte, dirigentes de la Asamblea Ciudadana Ambiental de esta ciudad confirmaron que “seguirán adelante los cortes de ruta” camino al puente que lleva a Fray Bentos e insistieron con que aún no recibieron “ninguna señal positiva” para que dejemos la protesta porque la construcción de las dos fábricas sigue adelante en territorio uruguayo.

Los bloqueos al tránsito continuaban ayer sobre la ruta 136, en la zona de Arroyo Verde, y la 135, en Colón, kilómetros antes del acceso al puente que lleva a la localidad uruguaya de Paysandú.

De todas formas, los asambleístas aseguraron que por más que en algún momento se puedan levantar los bloqueos se organizarán guardias de vecinos que se apostarán a los costados de las rutas para constatar el paso de los camiones con materiales para las pasteras. Ocurre que los manifestantes tenían grandes expectativas sobre la resolución de la justicia e incluso estaban dispuestos a “flexibilizar” su forma de protesta.

Fuentes judiciales informaron que Quadrini rechazó el pedido al considerar que “no es facultad” de la Justicia prohibir el paso de los vehículos, por lo que le trasladó la responsabilidad al gobierno de Néstor Kirchner.

La solicitud, presentada con carácter de urgencia la semana pasada por la abogada que representa al gobernador Busti en la demanda, Romina Picolotti, y luego reiterada por los asambleístas, buscaba evitar el paso de camiones desde Chile hacia Uruguay al sostener que el ingreso del material ayudaría a concretar el delito oportunamente denunciado.

La abogada Picolotti advirtió que “la medida la debería adoptar Aduana, que depende del Poder Ejecutivo, pero tiene que haber una resolución del juez que le ordene a Aduana tomar la decisión; no es interferir en los poderes, es simplemente usar el poder que tiene el juez”.

“No me sorprende (la medida), esto ya me lo esperaba”, dijo la letrada al recordar que “la primera intervención que tuvo el juez fue declararse incompetente, la segunda fue plantearse ante cuestiones procesales, resolver sobre el asunto, y finalmente esto que es el rechazo; no es más que crónica de una muerte anun

ciada”.

Ayer por la tarde, el gobernador Busti instruyó a sus abogados, Picolotti y el especialista en derecho internacional, Juan Carlos Vega, apelar ante la Cámara Federal la decisión del juez, por lo cual los letrados se abocaron a la redacción del nuevo escrito.

Por otra parte, se supo que desde la Casa Rosada se realizaron nuevos llamados hacia Montevideo para intentar un nuevo acercamiento que permita descomprimir el conflicto.

Sobisch contra Benedetti

El gobernador de Neuquén, Jorge Sobisch, reclamó ayer que el escritor y poeta uruguayo Mario Benedetti “compruebe” la acusación contra el gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, de haber pedido coimas para que las papeleras de Fray Bentos de construyan en su provincia, porque “los argentinos no nos merecemos que nos acuse gratuitamente”.

Durante la inauguración del ciclo lectivo 2006 Sobisch escuchó palabras de la directora del establecimiento que en su discurso incluyó fragmentos de una poesía de Benedetti. “Ese hombre hace poco, tal vez con razón, dijo que no se habían construido las papeleras en la Argentina porque el Gobernador de Entre Ríos había pedido una coima”, dijo el mandatario. “Quisiera que de la misma manera que este escritor escribe una poesía que a uno le llega a emocionar hasta las lágrimas que compruebe esta acusación porque los argentinos de bien no nos merecemos que nos acusen gratuitamente”, opinó. (Télam)

Destacan el gesto del presidente

El ministro del Interior, Aníbal Fernández, realzó ayer la convocatoria que hizo el presidente Néstor Kirchner a su par uruguayo, Tabaré Vázquez, al que definió como “amigo”, para solucionar el tema de las papeleras el pasado primero de marzo.

El funcionario también reivindicó una eventual presentación ante la Corte Internacional de La Haya para hallar una solución al conflicto. “El presidente le tiende al mano a un país hermano y a un presidente amigo para ver si se puede salir y esto es un comportamiento histórico”, señaló Fernández al aludir al discurso que dio el jefe del Estado proponiendo al Uruguay la detención de la construcción de las papeleras por 90 días hasta tanto especialistas determinen si se producirá contaminación de las aguas del río Uruguay.

Fernández habló del conflictivo tema de las papeleras, cuya construcción Uruguay se niega a detener, en un aparte de un acto en el que el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, presentó un libro.

Fernández recurrió a la historia para recordar que en noviembre del '73 el ex presidente Juan Perón firmó con Uruguay el tratado del Río de la Plata y el gobierno de María Estela Martínez de Perón, en 1975, el del río Uruguay.

Allí, sostuvo Fernández, se indica que “si alguno modifica la calidad de las aguas hay que consensuar y si no ir a la Corte de la Haya”.

Por eso, señaló el ministro, “nuestro presidente propone busquémosle una vuelta entro los dos y que en 90 días busquen alternativas los mejores especialista y así debería encontrarse una salida”. (DyN)


Comentarios


La Justicia dice que sólo Kirchner puede impedir el paso de materiales