La mayoría de los heridos fue derivada a susciudades

Sólo dos de los pasajeros del colectivo de El Valle accidentado el viernes cerca de Río Colorado quedaban internados en el hospital de la localidad. La mayoría había sido derivada a sus lugares de origen o dada de alta. El bebé de pocos días de vida está bien. En La Angostura, la comunidad no podría reponerse de la consternación por la muerte de su atleta dilecta.



El colectivo de El Valle quedó volcado sobre su costado y las víctimas atrapadas en el interior.
Tras el terrible accidente ocurrido en cercanías de Río Colorado el viernes, solamente dos personas de las 27 reportadas en un primer momento, permanecían ayer internadas en el hospital de Río Colorado, de acuerdo a lo informado por el médico Sirolesi. En Villa La Angostura, la llegada de los restos mortales de “Chichí” Irízar sumió a la localidad en el dolor. (ver aparte)

La joven atleta volvía de ganar una importante competencia de aventura, en Entre Ríos. Sus dos compañeros de equipo resultaron heridos, uno de ellos de consideración Cuatro muertos fue el saldo del luctuoso hecho que ocurrió a la madrugada, sobre la ruta 22, y a unos 40 kilómetros de Río Colorado. Un ómnibus de la empresa El Valle chocó casi de frente con un camión cargado de aserrín, en momentos en que atravesaba un banco de niebla.

Las otras tres víctimas fatales fueron Oscar Aldo Mencheti (27) de Plottier, Liliana Noemí Garnica (20) de Cervantes y Norma Besozzi de Salas (72) de Merlo (Buenos Aires).

En cuanto a los heridos, Luciano Berberaye (47), de Bariloche –hacia donde se dirigía el colectivo– continuaba bajo la atención de los profesionales y era sometido a un drenaje pleural. Asimismo se informó que es muy probable que hoy sea derivado al hospital de la ciudad cordillerana para continuar con la recuperación. En tanto Noé Abel Oña (40), que presentaba traumatismos menores estaba aguardando la entrega de los bolsos para retornar a su ciudad, Mar del Plata, en las próximas horas.

Por otra parte, datos recogidos en el nosocomio indicaron que el atleta de Villa La Angostura, Ignacio Di Lorenzo, se mantenía en estado delicado en una clínica privada de Bahía Blanca.

Otros heridos fueron derivados a hospitales o sanatorios de sus ciudades de origen y en cuanto al bebé de menos de un mes de vida, afortunadamente, no sufrió trastornos de ninguna clase. (ver recuadros)

En otro orden se supo que el gobierno de la provincia de La Pampa envió al hospital Río Colorado una buena cantidad de material descartable, analgésicos, antitetánicas y otros medicamentos. El municipio riocoloradense también sumó este tipo de elementos, que repusieron en parte el stock de ese centro de salud.

El intendente de Río Colorado, Daniel Ferroni, se hizo presente en el centro de salud para ofrecer colaboración a los médicos como también a los heridos y sus familiares. Otro tanto hizo el intendente de La Adela, Leonardo Tommassone, que gestionó ante las autoridades provinciales el envío de material descartable y medicamentos para reponer.

Sin embargo, llamó la atención en la comunidad que el siniestro que afectó tanto a ciudadanos rionegrinos y neuquinos no haya despertado la inquietud de funcionarios de esos gobiernos provinciales.

La comunidad respondió

Los heridos en el accidente ingresaron el viernes muy temprano al hospital riocoloradense y la lista se engrosaba con el correr de los minutos. Las autoridades del centro de salud, médicos y enfermeros sabían que la escasa disponibilidad de material descartable y algunos medicamentos ponían en riesgo una correcta atención.

Se convocó a los movileros de las radios para hacer un llamado a la comunidad solicitando en carácter de urgencia los elementos más necesarios. Y la respuesta no se hizo esperar. A tal punto llegó la cantidad de lo aportado, que en determinado momento se dijo a la población que ya no hacía falta nada más. Nuevamente los vecinos de Río Colorado dieron una muestra de la solidaridad que los anima. (ARC, AR)

Chofer internado en Roca

ROCA, CHOELE CHOEL (AR, AVM) – El chofer que conducía el colectivo se encuentra estable pero todavía está muy “shockeado” y no puede hablar de lo ocurrido. Pedro Palacios de 33 años fue trasladado desde Río Colorado a Roca e internado en una clínica privada donde fue intervenido quirúrgicamente en su ojo derecho por una herida profunda provocada en el siniestro. Además, tiene fracturada la mano derecha y un gran hematoma en una de sus piernas. Según el parte médico realizado por Daniel Cluba encargado de terapia intensiva del sanatorio Juan XXIII lo más delicado en el caso de Palacios es el corte que presentaba en su ojo.

En el mismo sanatorio fueron atendidos el otro chofer, Ramón Rubio, y el auxiliar de a bordo, Mauricio Quezada, ambos con heridas leves. Ellos iban dormidos en el momento del accidente y sólo recuerdan un fuerte ruido y a continuación la percepción del terrible panorama.

Mauricio Quezada es de Cervantes tiene 22 años y trabaja en la empresa El Valle hace tres. Sus familiares vivieron momentos de mucha angustia porque no podían comunicarse con nadie que les asegurara que estaba en bien. Recién a las 20 del viernes Mauricio pudo hablar con su padre desde Bahía Blanca, lugar a donde había sido trasladado para brindar declaración. Afortunadamente el joven sólo tiene heridas leves en la zona lumbar.

Ramón Rubio, el segundo chofer, recibió un corte en su pie pero no presenta complicaciones. “La verdad es que todavía no entiendo como estoy vivo, sólo gracias a Dios”, dijo Rubio que desde hace 12 años se desempeña como conductor de larga distancia y es de Roca.

Por otra parte, Analía Auza, de 31 años, que fue trasladada al hospital zonal de Choele Choel, adonde se dirigía, fue dada de alta el mismo viernes ya que sólo tenía algunos golpes, nada de consideración. Marcelo Guerrero, de Lamarque, que relató a este medio cómo vivió el accidente, fue también dado de alta ese día y viajó con destino al Alto Valle acompañando a los chicos del seleccionado nacional de vóley sub-18. Otros pasajeros que viajaban con destino al Valle Medio no sufrieron ningún tipo de lesiones.

El bebé de 28 días fue dado de alta

CIPOLLETTI (AC) – Juan Ignacio Pereyra, la criatura de 28 días que fue derivada al hospital “Pedro Moguillansky” de Cipolletti –ingresó a las 17 de ayer, aproximadamente– fue dada de alta dos horas después, porque su estado de salud era bueno.

Se trata del bebé quien, llevado por su mamá, resultó objeto de múltiples controles, incluyendo ecografías, radiografías, análisis y demás.

La progenitora contó en el hospital que cuando se produjo el choque entre el colectivo y el camión, apretó muy fuerte a Juan Ignacio contra su pecho, lo que posiblemente evitó que hubiera consecuencias no deseadas para el niño.

Juan Ignacio estuvo internado en el área de Neonatología y acaparó la atención de los demás servicios, por la rapidez con que se actuó y la diversidad de chequeos realizados.

El jefe de guardia de Neonatología, el médico Alberto Algiró, confirmó ayer que la criatura no pasó más de dos horas en el nosocomio y que fue retirada por su madre luego de comprobarse que no había sufrido problemas físicos durante la tremenda colisión.


Comentarios


La mayoría de los heridos fue derivada a susciudades